Así se vivió la carrera de tacones 2016 en la calle Pelayo

Un año más, con un calor de justicia, los tacones volaron por la calle Pelayo con motivo del Orgullo 2016. Una de las citas más esperadas de los festejos que este año contaba con tres animadoras Drag Queen en tres tramos del recorrido, en los que no cabía un alfiler.

Cerca de quince valientes participantes recorrieron un año más la empedrada vía para alzarse con alguno de los tres premios que concedían los organizadores. Complicado mantener el equilibrio sobre unos tacones de vértigo (de lo menos de 10 centímetros) que algunos de ellos se ataron con cinta aislante y americana para no perder los zapatos en plena carrera.

El lanzaroteño Óscar González fue el ganador del primer premio: 300 euros y una cesta con productos de belleza masculina, ambos donados por comercios de la calle Pelayo. No era su primera vez, el pasado año quedó en segundo lugar y la experiencia le pareció tan divertida que no dudó en volver a repetir esta edición.

Una improvisada batalla naval

Aunque las batallas navales (infantil y de adultos) estaban programadas para el día siguiente (el viernes 1 de julio), tras la carrera de tacones el agua empezó a fluir desde los balcones de la calle Pelayo, empapando a cualquiera que intentara atravesar la vía. Una guerra de agua que se terminó yendo de las manos y que enfadó a muchos de los comerciantes y vecinos de la zona.

Etiquetas
Publicado el
4 de julio de 2016 - 00:31 h

Descubre nuestras apps

stats