Jesús del Valle: una discreta vía de secretos

Nuestra calle protagonista de hoy sube desde Pez hasta Espíritu Santo en un camino que mezcla el típico caserío decimonónico del barrio con algún inmueble del XVIII, que deja recuerdo de que estamos en uno de los ambientes más antiguos de la zona. El nombre aparece ya tal cual en el plano de Texeira y hace referencia a un hecho piadoso .

Se cuenta que antes de 1600, cuando estos eran terrenos sin urbanizar, pertenecían a Luis Valle de la Cerda, Contador Mayor de Cruzada, que ha pasado a la historia por haber sido uno de los inspiradores de los Montes de Piedad. Junto a sus posesiones había un vallado de Juan López de Lezárraga, que fue acusado ante el Santo Oficio de ser marrano (judío falsamente converso). Lezárraga se encomendó a una imagen que tenía del Niño Jesús, y cuando pudo pasar el trance le contruyó en la puerta de la valla una pequeña capilla que se popularizó con el nombre de Jesús del Valle, nombre que – se cuenta – pasó a ser el de la calle cuando esta se urbanizó.

Aunque en tiempos la calle fue populosa hoy es una callecita más bien tranquila, al modo de las otras que atraviesan el barrio de la zona baja de Pez a la alta (Espíritu Santo en este caso). De los tiempos del ajetreo queda el recuerdo de una vieja taberna, La Copla, heredera de las antiguas bodegas El Maño, que desde 1912 despacharon vino en Jesús del Valle. Merece la pena bajar a la cava para ver las grandes tinajas de vino que se conservan. Hoy La Copla la regentan José y Antonio, unos locos de la canción española que han convertido el local en un divertido museo fotográfico de la copla y que fueron también unos pioneros del matrimonio gay en este país.

Destaca en este primer tramo de calle otro viejo negocio, el taller de zapatería Alberto, pequeña tienda con olor a cuero donde se ahorman zapatos desde 1900. Por lo demás no hay ya viejos negocios en la calle: un restaurante, una tienda de discos, alguna tiendecilla y ya llegando a la vida más ajetreada de Espíritu Santo un par de establecimientos de comida para llevar.

Calle de discreto abolengo

Paseando la calle, en el margen de los pares hay un discreto palacete, caserón dieciochesco de sobrio aspecto que no llama demasiado la atención. En la puerta, cámaras de seguridad y un escudo de armas poco visible. En las ventanas poca actividad y ninguna ropa tendida. Se trata del famoso palacete de Esperanza Aguirre y Gil de Biedma y su marido, el conde de Murillo. En 2006 la Presidenta de la Comunidad de Madrid declaró que no le daba para mucho, porque sólo la calefacción de su palacete "con esos techos tan altos" le costaba un pico en combustible. El libro de Alfredo Grimaldo Feitos, La LidesS.A. cifra el patrimonio inmobiliario de la pareja en seis millones de euros.

Clásicos Españoles en Jesús del Valle.

En el número seis de la calle tuvo casa a mediados del siglo XIX uno de los editores e impresores españoles más importantes de la centuria, Manuel Rivadeneyra. Fue conocido sobre todo por la Biblioteca de Autores Españoles, colección que imprimió en cuarto con gran calidad las obras clásicas de la literatura española y algunas joyitas olvidadas. Rivadeneyra financió la colección completamente de su bolsillo y tuvo sede también en la calle de la Madera número 8 y tros lugares, pero en el pie de imprenta de muchas de estas obras que por primera vez popularizaron la alta cultura figuraba Madrid. Jesús del Valle 6.

Es como se ve, Jesús del Valle, una callecita discreta que encierra secretos: en sus cavas, en las contraportadas de los libros antiguos o en sus muros más viejos. Una cuesta que vale lo mismo para un coche oficial que para un parroquiano de taberna.

ja

Secretos no sé, pero ladrones un rato, me intentaron atracar en esta calle esquina con Escorial hace dos dias.

Aledraan

Vuestra fijación por Esperanza Aguirre es un poquito coñazo. Vale que no caiga bien

(al menos a mi)pero de ahí a sacar a pasear su patrimonio en un artículo sobre la historia de las calles de nuestro barrio hay un tramo bastante largo, que me da a mi tiene por nombre "obsesión". Que soi más listos que todo eso... (o así lo espero)

Luis de la Cruz

Aleedran, esta serie de artículos tratan sobre la historia de las calles...y también sobre su actualidad. Suelo reflejar según la ocasión anécdotas, comercios de interés, vecinos ilustres y no tan ilustres... Lo de los techos de Esperanza Aguirre fue muy comentado en todos sitios, en medios y cafés, mucha gente lo consideró cuanto menos llamativo y por eso creo que el dato puede ser de interés. Es en cualquier una línea y medio en el artículo.

francisco

A VER, EL MONTE DE PIEDAD FUE OBRA DEL MARQUES VIUDO DE PONTEJOS Y DEL PADRE PIQUER, UNOS DOS SIGLOS MAS TARDE

Marisol Alonso Olea

Estoy de acuerdo con Aledraan, alas primeras de cambio aprovecháis para meteros con Esperanza Aguirre

ESTHER

ladrones hay en todos los lados yo he vivido toda mi vida alli

antes era un barrio delicioso en que todos nos conociamos y haciamos piña aun me acuerdo de la lecheria ahora se ha llenado de gente VIP O COMO ELLOS quieran nombrarse que ni saludan y que han convertido el jbarrio en un no poder tomarse un cafe con el sueldo de un currante medio

Carmen

Esther yo creci en el numero 30 primero derecha y recuerdo la lecheria, la tienda de las especias, la carboneria, la tapiceria, merceria, el sonido de la calle por la noche.

El sereno....

Que belleza!
Etiquetas
Publicado el
6 de diciembre de 2010 - 11:06 h

Descubre nuestras apps

stats