La portada de mañana
Acceder
España encara la recta final de la pandemia sin estado de alarma
Ayuso, un liderazgo construido sobre un enemigo exterior llamado Sánchez
Opinión - Y la felicidad llegó a España (que es Madrid), por Rosa María Artal

El Ayuntamiento de Madrid pintará un pasillo "avanzamoto" en una avenida con ocho carriles y sin vías ciclistas

Posible ubicación del carril avanzamoto que el Ayuntamiento pintará en la Avenida de Asturias

Tetuán se ha convertido en el distrito preferido para los experimentos en la movilidad del Ayuntamiento de Madrid. Si hace unas semanas la calle Bravo Murillo era la primera en la que el separador del carril bus -conocida como aleta de tiburón- era sustituido por luces, ahora el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, anunció la puesta en marcha en otra de sus avenidas, la de Asturias, de un proyecto piloto de "carril avanzamoto" para facilitar a los usuarios de este tipo de transportes circular con más comodidad.

Ensayo luminoso en Bravo Murillo para eliminar las aletas de tiburón en las calzadas de Madrid

Ensayo luminoso en Bravo Murillo para eliminar las aletas de tiburón en las calzadas de Madrid

"Permitirá a los conductores de las motocicletas alcanzar la zona adelantada cuando los semáforos estén en rojo, garantizando la seguridad de los conductores tanto de motos como del resto de vehículo", explica el Ayuntamiento en nota de prensa. El pasillo motorista tendrá 70 metros de longitud "entre el carril derecho y el adyacente para que las motos puedan avanzar por él, evitando las maniobras de esquivar vehículos".

La medida se lanzó durante una charla titulada Ciudad y motos: un camino hacia la movilidad sostenible, en la que Almeida -que se desplaza en moto habitualmente- alabó las ventajas de este medio de transporte por "barato" y por ahorrar tiempo: "La moto es beneficiosa y si es eléctrica es aún más beneficiosa para una ciudad como la de Madrid en la que se producen diez millones de desplazamientos cada día", explicó ante responsables de Acciona, compañía que tiene licencia municipal para un servicio de alquiler de vehículos en la ciudad. Comenzará a la altura del cruce con la calle Montoya y se extenderá hasta la intersección con la calle Carmen Montoya.

La medida se implantará en una avenida con ocho carriles de circulación -cuatro por cada sentido- en la que no está prevista la construcción de ninguna vía ciclista. El Ayuntamiento tampoco especificó si los usuarios de la bicicleta podrán utilizar este nuevo pasillo para avanzar hacia el semáforo en condiciones de seguridad, al igual que los motoristas. La normativa de movilidad de Madrid permite a los conductores de vehículos más pequeños adelantarse hasta la reserva de moto o bicis, siempre que exista, que haya hueco para pasar y cuando el semáforo se encuentre en rojo.

La medida no ha gustado entre asociaciones ciclistas o que fomentan la movilidad sostenible. Algunas como Ecomovilidad han criticado abiertamente que a la vez que se eliminan carriles bici proyectados en la ciudad se construyan infraestructuras similares para las motos.

Otras han llamado la atención sobre el escaso espacio para el peatón que existe en esa misma avenida, en un tramo situado cerca de Plaza Castilla, más arriba de donde se situará el carril avanzamoto.

Desde Pedalibre se ha ironizado con su mapa de la red ciclista futura de la ciudad propuesto a los partidos políticos, en las que deberían construirse carriles bici. La avenida de Asturias es una de esas calles en las que por su tamaño se podría albergar este tipo de infraestructura.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats