eldiario.es

9

MOTOR

Los coches pequeños serán eléctricos o no serán, al menos en Europa

Mientras modelos como los Opel Karl y Adam y el Peugeot 108 han pasado ya a la historia, otros como el 500 y el Picanto van a tener una segunda vida como modelos enteramente eléctricos por la sencilla

Fiat 500.

Fiat 500.

Los primeros días del nuevo año nos han traído novedades sobre dos utilitarios emblemáticos, el Fiat 500 y el Kia Picanto, que han sido objeto de numerosas especulaciones en los últimos tiempos. El futuro de ambos puede representar el mejor resumen de la mejor o peor fortuna que tendrá este tipo de vehículos en los próximos años, al menos en Europa.

Como ya hemos contado aquí, la nueva normativa anticontaminación de la UE, recién entrada en vigor, no favorece al coche pequeño, como seguramente cabría esperar si pensamos que un vehículo de esas características presenta por lo general menos emisiones que uno de mayor tamaño y alivia, además, los problemas de congestión de tráfico que aqueja a todas las grandes ciudades del continente.

Al contrario, el legislador europeo ha introducido la variable de la masa del vehículo en el cómputo de las emisiones de CO2 al que todas las marcas deben atenerse desde el pasado 1 de enero. La consecuencia es que los coches pesados, léase los SUV, cuentan con un margen de tolerancia que se niega a los modelos de los segmentos inferiores, especialmente el A al que pertenecen tanto el Fiat 500 como el Kia Picanto.

Varios fabricantes han decidido dejar de producir modelos urbanos, o como mínimo dejar de renovarlos, en vista de una conjunción de factores. El primero es que son los que menos beneficios les reportan, a lo que se une una contracción de ventas debida a la creciente pujanza del segmento B y B-SUV. Añadimos al cóctel los estrictos límites de emisiones con que los aprieta la Unión Europea y obtenemos como resultado que la inversión en tecnología necesaria para poder cumplirlos es inviable económicamente en un segmento donde los márgenes comerciales son estrechos.

Pero, mientras modelos como los Opel Karl y Adam y el Peugeot 108 han pasado ya a la historia, otros como el 500 y el Picanto van a tener una segunda vida como modelos enteramente eléctricos por la sencilla razón de que Fiat y Kia no pueden permitirse abandonar el segmento A -ni comercialmente ni desde la perspectiva de contribuir a reducir su media de emisiones-, aunque esto les obligue a encarecerlos de manera muy notable. Recordemos que la batería de alto voltaje es el elemento más costoso de un coche eléctrico y supone alrededor del 40% de su precio final.

El Fiat 500e ofrecerá más de 200 kilómetros de autonomía 

Así las cosas, se confirma que el Grupo FCA (Fiat-Chrysler) ha aparcado el desarrollo de una futura gama de coches urbanos, de la que forman parte el Panda y el 500, y que este último va a sobrevivir como modelo de baterías. Al parecer será presentado en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra, que se celebrará entre el 5 y el 15 de marzo.

Sin dar a conocer detalles técnicos, Fiat ha anunciado que el 500e (al que algunos dirigentes del grupo se han referido también como EV 500) ofrecerá más de 200 kilómetros de autonomía, entendemos que en ciclo WLTP. El coche tiene un antecedente directo en el 500 de cero emisiones que la marca italiana y Bosch desarrollaron ad hoc en EEUU para cumplir las leyes de calidad del aire de estados como California, y que aún se comercializa tanto allí como en Oregón, con motor eléctrico de 111 CV y batería de 24 kWh.

Por su parte, el director general de Operaciones de Kia Europa, el español Emilio Herrera, ha dado por hecho en una entrevista a Automotive News que habrá una versión eléctrica del modelo más pequeño y asequible de la marca, el Picanto, y que estará a la venta por alrededor de 20.000 euros, aunque las ayudas públicas a la compra de este tipo de vehículos podrían rebajar el precio hasta los 15.000 euros, una cifra no tan lejana de la del actual Picanto de gasolina, que parte de unos 10.300.

Kia Picanto.

Kia Picanto.

Herrera asegura que Kia “no tiene otra opción” que lanzar vehículos de baterías también en los segmentos A y B si quiere evitar las multas millonarias que contempla la UE para los fabricantes que no respeten su límite de emisiones. La firma coreana se marca como objetivo sacar al mercado modelos eléctricos en “casi todos” los segmentos, y para ello se dispone a desarrollar en el futuro plataformas específicas para eléctricos y plataformas modulares tanto para coches de combustión como de cero emisiones.

Lo ideal es que el Picanto dispusiera de esa plataforma dedicada específicamente a vehículos eléctricos, si bien, como explica Herrera, esta opción es la más cara y solo resultaría viable si pudiera compartirse con el i10, el modelo equivalente de su marca hermana Hyundai, en el caso de que esta diera también el paso de producir un utilitario eléctrico.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.