La portada de mañana
Acceder
Las tres derechas vuelven a Colón con Vox al frente, el PP dividido y Cs a rastras
Así es la "cultura de la temporalidad" en España
Opinión – Vayamos aún más allá, por Elisa Beni

El Citroën Ami ya está a la venta desde 7.200 euros y en un proceso 100% 'online'

Citroën Ami.

Seis meses después de que pudiéramos probarlo por las calles de Madrid, el Citroën Ami está ya disponible para los clientes de nuestro país, que pueden adquirirlo a través de un proceso 100% online o en las tiendas FNAC, así como en fnac.es. La espera ha servido para atestiguar el interés que el vehículo ha despertado en Francia, muy especialmente, y en Italia; un éxito que la marca espera reproducir en España en una escala ajustada a nuestra peculiar idiosincrasia.

Esto último equivale a decir que el Ami es terra incognita incluso para la propia Citroën, como reconoce su director de Marketing, Eduardo García Nieto, pues nunca la marca se ha visto en la tesitura de comercializar un objeto de movilidad como este, cuya acogida está por verse. El Ami no es un coche, sino un cuadriciclo ligero que puede manejarse desde los 15 años sin carné de conducir -solo con el permiso AM- y que, movido por un pequeño motor eléctrico que alimenta una batería de 5,5 kWh, cuenta con 75 kilómetros de autonomía.

Según te detallamos en octubre en este artículo, alcanza una velocidad máxima de 45 km/h y se puede recargar en un enchufe convencional en alrededor de tres horas, más o menos como un teléfono móvil.

La experiencia acumulada en Francia e Italia indica que la mayor parte de los interesados en el Ami son padres que buscan una alternativa de movilidad para sus hijos más cómoda y menos arriesgada que motocicletas o patinetes. También atrae a jóvenes urbanos con recursos económicos y a emprendedores de esa franja de edad, así como a parejas mayores que carecen de carné de conducir y -algo que ha sorprendido un tanto a la marca- usuarios de costa que tal vez quieran revivir pasadas experiencias a bordo del Méhari, otra rara avis de Citroën.

Pues bien, todos estos perfiles de comprador y los que nuestro país pueda generar por sí mismo pueden adquirir ya el cuadriciclo eléctrico desde 7.200 euros en su configuración básica, Ami Ami. Por 400 euros más pueden optar a cuatro kits de personalización -en color naranja, caqui, gris o azul-, y los más exigentes tienen a su disposición una versión de aire deportivo, llamada Pop, que cuesta 8.100 euros, o una más trendy, la Vibe, que sale por 8.560.

Merced al Plan Moves III, el modelo puede beneficiarse de hasta 1.600 euros de descuento que bien pueden destinarse a abonar parte de la entrada (de 3.000 euros) de una nueva modalidad de pago, más acorde con los tiempos actuales, con la que el Ami cuesta al usuario 19,99 euros al mes.

El vehículo estará también a la venta, a partir del mes de junio, en variante Cargo (7.600 euros), dotada de una carga útil de 140 kilos y un volumen útil de más de 400 litros y pensada para empresas de mensajería o servicios médicos que deben moverse por el centro, habitualmente restringido al tráfico, de las grandes ciudades.

Así es la operativa de compra

Como apuntábamos al comienzo, el proceso de adquisición es completamente online, aunque cualquier persona interesada puede acercarse si lo prefiere a un centro Citroën a ver el vehículo, conocer sus detalles técnicos o preguntar por la propia operativa de compra. La entrega del modelo tiene lugar bien en el domicilio del cliente, opción que cuesta 200 euros, bien en el concesionario, por 100 euros en este caso.

Además, el Ami está ya expuesto y se puede comprar en diversas tiendas FNAC en España, y ha sido la de Alicante la que ha entregado la primera unidad. La operación se puede realizar también 100% online en la web de la cadena, fnac.es.

El centro FNAC de la calle Preciados, en Madrid, ha hecho coincidir el inicio de la comercialización del Ami con una intervención de la joven autora de cómics e ilustradora Conxita Herrero, quien personalizó el cuadriciclo mientras tenía lugar su presentación en una sala contigua.

En Francia, el 16% de los Ami entregados hasta la fecha los ha vendido la popular red de tiendas, que en el caso de España acompaña la oferta con el regalo de un kit manos libres.

El pequeño eléctrico de Citroën mide solo 2,41 metros de longitud, 28 centímetros que un Smart ForTwo, de manera que puede aparcarse en horizontal en las zonas de aparcamiento en línea y ocupa únicamente la mitad de una plaza de parking al uso.

Pesa 471 kilos contando la batería de 5,5 kWh, con garantía de tres años, cuenta con un motor eléctrico de 6 kW (unos 8 CV) y suma menos de 250 componentes en total, con lo que el mantenimiento se anuncia mínimo. La carga se completa en tres horas enchufando a una toma doméstica convencional el cable que se despliega, al estilo del de un aspirador, desde un emplazamiento que encontramos en la puerta del acompañante.

Cincuenta unidades del Ami se acaban de incorporar en Madrid a la plataforma de coche compartido Free2Move, lo que, más allá del servicio ágil y divertido que puede dispensar, va a contribuir a dar visibilidad a un modelo cuya silueta peculiar aún causa extrañeza a viandantes y otros conductores. De ambas cosas -agilidad propia y curiosidad ajena- pudimos ser testigos durante nuestra toma de contacto con el no-coche de Citroën en el mes de octubre. 

Etiquetas
Publicado el
20 de mayo de 2021 - 10:31 h

Descubre nuestras apps

stats