El Ariya, nuevo SUV 100% eléctrico de Nissan, ofrecerá cuatro combinaciones de batería y tracción

Nissan Ariya.

Con el boato de las grandes ocasiones, Nissan ha presentado hoy un nuevo modelo 100% eléctrico que adelanta el futuro de la marca en lo que se refiere tanto a diseño como a electrificación. El Ariya es la quintaesencia de lo que la marca japonesa ha hecho mejor en los últimos años, los vehículos de carrocería SUV y los movidos por baterías, y presenta unas credenciales mejoradas en ambos terrenos al exhibir una silueta muy atractiva y de tipo cupé junto con la posibilidad de elegir entre dos baterías de diferente capacidad y de combinarlas con tracción total o solo a las ruedas delanteras.

Basado en el concept IMx de 2017 y en el prototipo de su mismo nombre visto en el Salón de Tokio del año pasado, el escultural Ariya ofrece una potente aceleración y un funcionamiento suave y silencioso, además de un interior que desprende una atmósfera acogedora y lujosa. Dispone de avanzadas funciones de conducción autónoma y de conectividad integrada que permiten una experiencia al volante más relajada. Y con una autonomía de hasta 500 kilómetros (según el ciclo combinado WLTP, pendiente de homologación), es capaz de afrontar tanto los trayectos diarios como buena parte de los viajes por carretera.

El nuevo crossover eléctrico de 4,59 metros ha visto la luz en un acto virtual celebrado en el Nissan Pavillion de Yokohama, que pronto abrirá sus puertas. Los maestros de ceremonias no han sido otros que el CEO de la marca, Makoto Uchida, y su director de Operaciones, Ashwani Gupta, que han dado a conocer también el nuevo logo de Nissan, embarcado por primera vez en el Ariya.

El poderoso frontal del coche luce una especie de escudo en el que se integran tanto las estilizadas ópticas delanteras como este nuevo emblema formado por 20 luces led que respeta los motivos tradicionales del óvalo (que representa el sol) y las barras transversales pero los reinterpreta para sugerir un futuro de servicios de movilidad y electrificación.

La zaga, igual de vistosa, se caracteriza por un pilar C muy inclinado que se funde directamente con la luna trasera. La línea luminosa de una pieza que conforman las luces posteriores ha sido diseñada para transmitir un efecto de apagón cuando el vehículo está aparcado, y una iluminación roja constante cuando se halla en funcionamiento.

Como apuntábamos, el tren dinámico del Ariya ofrecerá cuatro combinaciones posibles en función de la batería, de 63 o 87 kWh, y la tracción, a las ruedas delanteras o integral e-4ORCE, que se elijan. El modelo de 63 kWh 2WD proporciona una autonomía estimada de 360 kilómetros y dispone de un motor eléctrico de 215 CV, mientras que el de 87 kWh con la misma tracción delantera llega a los 500 kilómetros de alcance máximo y cuenta con una potencia de 238 CV.

Las versiones e-4ORCE llevan motores de 275 y 300 caballos y alcanzan los 340 y 460 km de autonomía, respectivamente. Nissan las complementará con una quinta variante más deportiva que, con la inequívoca denominación Performance, rinde 390 CV y 600 Nm de par máximo y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y de recorrer 400 kilómetros entre recargas.

Nissan anuncia un gran rendimiento de carga rápida utilizando el protocolo CCS en Europa, gracias en buena parte a la función de control térmico que optimiza constantemente la temperatura de funcionamiento de la batería, refrigerada por líquido. Los modelos de 63 kWh incorporarán un cargador de 7,4 kW para uso doméstico, y los de 87 kWh, uno trifásico de 22 kW. El Ariya también puede soportar una carga rápida de hasta 130 kW para mayor tranquilidad durante los desplazamientos largos.

La nueva plataforma para vehículos eléctricos de Nissan da lugar a un habitáculo muy amplio y con suelo plano. En lugar de las ya omnipresentes tablets, el salpicadero acoge dos pantallas de 12 pulgadas curvadas, en forma de ola y unidas por un panel que fluye entre conductor y acompañante. Esta configuración favorece la asimilación de información por parte del usuario, asegura el fabricante de Yokohama, y la dispone en una posición que contribuye a la seguridad, esto es, en la línea de visión y más cerca de la carretera.

El Ariya dispone de los modos de conducción Eco, Standard y Sport, a los que las versiones de tracción total añaden uno específico para nieve. Su arsenal tecnológico incluye una versión mejorada del sistema ProPilot, que ayuda al conductor a mantenerse centrado en su carril, a circular por el tráfico denso en autopista y a mantener una velocidad y distancia establecidas respecto al vehículo de delante, así como el e-Pedal, introducido por primera vez en el Leaf, con el que es posible arrancar, acelerar y desacelerar usando solo el pedal del acelerador.

El coche incorpora también lo que la marca llama un escudo de protección inteligente en el que se incluyen la cámara de visión 360º, el control activo de colisión frontal y los sistemas que trabajan de forma automática para evitar en lo posible los choques frontales y traseros.

Como no podía ser de otra manera, encontramos aquí los últimos avances en conectividad, incluida una nueva interfaz hombre-máquina y actualizaciones inalámbricas de firmware. Dentro de los servicios de asistencia personal contemplados figura un sistema híbrido de reconocimiento de voz con tecnología avanzada de comprensión del lenguaje natural para ayudar al conductor sin que tenga que apartar la vista de la carretera.

Durante los próximos meses se publicarán más detalles sobre la fecha de comercialización, disponibilidad y precios del Ariya en Europa. Puedes encontrar más información sobre este nuevo SUV eléctrico en este artículo que publicamos en el mes de abril.

Etiquetas
Publicado el
15 de julio de 2020 - 13:17 h

Descubre nuestras apps

stats