Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El Gobierno carga contra el PP por el recibimiento de Ayuso a Milei
Un juez conservador, seis folios y una “hipótesis” para resucitar la causa contra Oltra
Opinión - Una medalla fake para Milei. Por Esther Palomera

Nuevo Peugeot E-3008: do de pecho en factura y eficiencia

La carrocería está disponible en seis colores.

Pedro Urteaga

Después de un primer contacto con el Peugeot 3008 en versión eléctrica hace un par de meses, la firma francesa nos ha brindado la ocasión de probarlo con más detenimiento en un trayecto especialmente representativo para los conductores madrileños, el que cubre la distancia entre la capital y Valencia. Más tarde detallaremos lo que ha supuesto el viaje en términos de eficiencia, pero antes queremos incidir en aspectos del nuevo modelo -clave para la marca del león- en los que no reparamos suficientemente en aquella primera jornada de conducción.

Uno de ellos es, sin lugar a dudas, que Peugeot ha echado el resto en lo que toca a la factura general del coche. No hemos detectado ningún material o ajuste que desentone y, al contrario, el conjunto brilla a una altura notable. Nos han agradado especialmente la tela textil gris que, en la versión GT, recorre tanto el salpicadero como el interior de las puertas, la elegante y acogedora iluminación ambiental de que se disfruta cuando el día llega a su fin y, por último, la calidad de unos asientos que, poseedores de la reconocida certificación AGR, otorgan gran confort y ergonomía.

El nuevo i-Cockpit, tanto en su configuración básica de dos pantallas de 10 pulgadas unidas (acabado Allure) como en la de un solo panel de 21“ (versión GT), es el más conseguido hasta la fecha por la firma del grupo Stellantis, y creemos que permite una mejor visión de la información a personas de cualquier estatura. Ahora se completa, además, por una batería de i-toggles o botones táctiles personalizables que pueden programarse para ofrecer acceso rápido a 10 de las funciones favoritas del usuario.

Justo por debajo de este display, recorriendo la consola central, se ha dispuesto otra serie de controles -volumen de sonido, modos de conducción…- que presentan un único pero: los más alejados resultan difíciles de ver tanto para el conductor como para el acompañante. En cuanto al cajetín colocado a la izquierda de este último, ya comentamos en este artículo que, aunque se antoja ideal para dejar el móvil, no lo sujeta adecuadamente y, en caso de abrir la tapa, se cae irremediablemente por el hueco.

Si bien el nuevo 3008 es 9,5 centímetros más largo que su antecesor (mide 4,54 metros), causa la impresión de modelo más compacto debido a sus líneas musculosas. En las plazas traseras caben bien personas de hasta 1,80 m, pero sobra más altura, sin ser ni mucho menos extraordinaria, que espacio para las piernas, particularmente si el coche monta unos asientos delanteros -igual de confortables que voluminosos- como los que incorpora el acabado GT.

El maletero cubica 520 litros en todas las variantes contempladas, ya sean las eléctricas o la de hibridación ligera y 136 caballos que también se lanza en los próximos días. La única excepción será la eléctrica equipada con dos motores y tracción a las cuatro ruedas, que ha de conformarse con 470 litros de capacidad.

La comercialización se inicia con la versión mild hybrid y la 100% eléctrica de 210 CV que acabamos de probar, a la que seguirán a finales de año otra de 230 CV y mayor autonomía y la de dos motores eléctricos y 320 CV. En las próximas semanas llega también una nueva motorización híbrida enchufable -inédita en Stellantis- que desarrolla 195 caballos.

La primera y la segunda variantes eléctricas llevan una batería de 73 kWh que les otorga respectivamente 527 y 525 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP. La segunda dispone de una de 98 kWh cuyo alcance teórico se dispara hasta los 680 km. Esta cifra se ha publicitado de forma recurrente como un avance primordial de la nueva plataforma STLA Medium sobre la que está construido el 3008.

Las dos baterías admiten hasta 11 kW en corriente alterna, a la espera de que en 2025 puedan cargar -opcionalmente- a 22 kW. En corriente continua el pico se sitúa en 160 kW, potencia con la que es posible recuperar del 20% al 80% de la energía total en media hora. En 10 minutos cabe obtener la necesaria para recorrer 100 km. En el trayecto realizado con el E-3008 hemos podido beneficiarnos de esta última modalidad de carga, ahora más rápida.

Hasta Valencia sin recargar

Como tantos madrileños que veranean en la Comunidad Valenciana, hemos conducido los algo menos de 400 km que distan entre la capital y Valencia ciudad a bordo de la versión eléctrica de 210 CV. El experimento propuesto por Peugeot exigía atenerse en todo momento a la velocidad máxima permitida en cada tramo sin circular por ello a un ritmo excesivamente tranquilo ni privarse de comodidades como el aire acondicionado. Se convino que, para que el ejercicio se acercara lo más posible a la conducción real, la velocidad media no debía ser inferior a 90 km/h.

De acuerdo con estos requerimientos, llegamos a destino con un consumo medio de 15,4 kWh/100 km, inferior al homologado en ciclo WLTP, de 16,9 (16,7 en el acabado Allure). Según el planificador E-Routes, que el E-3008 incorpora de serie -al igual que ChatGPT-, nos restaba un 12% de carga en la batería después de recorrer 392 km.

El camino de vuelta, entre La Albufera y el norte de Madrid, era harina de otro costal debido a una orografía tan desfavorable como propicia había sido a la ida. Así las cosas, después de los repechos de retorno a la meseta, hubo que detenerse en la estación de carga de Atalaya del Cañavate (Cuenca), una de las que registró mayores colas de vehículos eléctricos la pasada Semana Santa.

Gracias a la parada, en esta ocasión pudimos conducir sin prestar tanta atención a la eficiencia y completamos el recorrido con un promedio total (combinado el de las dos jornadas) que rondaba los 18,5 kWh/100 km, ni mucho menos abultado para un vehículo que se acerca a los 2.200 kilos en báscula.

Mientras se acercan las primeras entregas de los 3008 mild hybrid y eléctrico, hemos tenido noticia de una actualización de precios que incluye la promoción ofrecida por la marca. El primero se pone a la venta desde 37.160 euros y el segundo, a partir de 47.160 euros. Como ya adelantamos tras la toma de contacto, la bomba de calor será opcional en los países del sur de Europa, entre ellos el nuestro -cosa que no sucede en los demás eléctricos de Peugeot-, de modo que quien quiera disponer de ella deberá desembolsar 800 euros más.

La marca francesa ha anunciado coincidiendo con el lanzamiento del E-3008 que todos sus eléctricos cuentan a partir de ahora con la cobertura Peugeot Allure Care, que se activa automáticamente y de forma totalmente gratuita durante dos años o 25.000 kilómetros después de cada revisión programada en la red de talleres de la firma y hasta un máximo de ocho años o 160.000 kilómetros. El programa se extiende al motor eléctrico, el cargador, la transmisión y los principales elementos eléctricos y mecánicos del vehículo.

Etiquetas
stats