Barcelona, primera gran cita del automóvil pospandemia en nuestro país

Mercedes EQS.

Con el de Barcelona se puede dar por reinaugurados los salones del automóvil en nuestro país después dos años de interrupción por la pandemia. La cita, que el público podrá visitar del 2 al 10 de octubre, fue abierta oficialmente por el Rey de España, Felipe IV, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a los que acompañaron durante su visita a la feria la ministra de Industria, Reyes Maroto, y el presidente del Salón, Enrique Lacalle.

Aunque limitada en número de fabricantes presentes -destacan la ausencia del grupo Stellantis al completo y la única comparecencia de Seat/Cupra por parte del Grupo Volkswagen-, la edición de 2021 del Salón de Barcelona tiene el singular valor de marcar la vuelta de la normalidad al sector del automóvil y de conjurar a este para sobrellevar del mejor modo posible un año extraño donde a los efectos de la pandemia se han sumado el gran temporal Filomena, el posterior tapón del Canal de Suez y, sobre todo, la crisis de los semiconductores que está trayendo de cabeza a la mayoría de las marcas.

El recinto de Montjuïc ha servido también la oportunidad de ver reunidos por primera vez un puñado de modelos, prácticamente todos eléctricos, que van a debutar en fechas próximas en el mercado español. Lexus, por ejemplo, mostraba la gama ES 300h para 2022 y su nuevo NX, un SUV de tamaño intermedio que con esta actualización promete subir un peldaño más los ya notables niveles de ventas de la firma, como nos explicaba Mar Pieltain, la directora que ha pilotado la nave de Lexus España durante la tormenta perfecta vivida en los últimos dos años.

Las cámaras captaron a Felipe IV al volante del NX mientras atendía las explicaciones de Pieltain. El monarca se interesó también, en el stand de Renault, por el nuevo Mégane E-Tech 100% eléctrico, que además de tren de propulsión estrena una atractiva carrocería de tipo SUV, y apreció el salto tecnológico que representa este nuevo modelo a través de los detalles que le facilitó José Vicente de los Mozos, presidente-director general de Renault España y director industrial de Renault Group, además de presidente de la patronal de fabricantes Anfac.

Pedro Sánchez y Reyes Maroto aprovecharon justamente la visita al Automobile de Barcelona para reunirse con la junta directiva de la asociación, que les ha trasladado la situación del sector, con la crisis provocada por la pandemia y por la escasez de microchips y la necesidad de un impulso mayor a la electromovilidad, sobre todo desde el punto de vista de las infraestructuras. 

El presidente del Gobierno recogió el guante lanzado por Anfac al anunciar una serie de medidas, como la aprobación y puesta en marcha de un órgano de seguimiento y gobernanza que permita coordinar y monitorizar el despliegue de infraestructuras de recarga eléctrica en España y un plan de impulso a la electrificación para flotas de grandes empresas con una dotación de 50 millones.

Modelos eléctricos en su mayoría

Además de las mencionadas, el Salón de Barcelona acoge en su primera edición pospandemia novedades de calado de diferentes fabricantes. Por primera vez puede contemplarse el Mercedes EQS, suma de todo el saber de la marca alemana en materia de lujo y electrificación, el EQB, versión de baterías de la conocida Clase B, y junto a ellos el deslumbrante AMG GT Black Series, que demuestra que los de Stuttgart saben construir coches eléctricos, pero aún le salen mejor -por tradición- los deportivos.

En el cercano stand de BMW, el visitante encontrará los nuevos i4 y iX, ambos 100% eléctricos, y el de Ford acoge otros dos modelos movidos por baterías: el E-Transit, para el reparto urbano más sostenible, y el flamante Mustang Mach-E GT, SUV que hace compatibles las altas prestaciones con la ausencia de emisiones de CO2 durante su utilización.

Aunque en pabellones diferentes, las marcas hermanas Hyundai y Kia permiten ver por vez primera sus propuestas de movilidad eléctrica y nuevo diseño llamadas a abrir una era diferente para ambas firmas. Nos referimos a los Ioniq 5 y EV6, respectivamente, modelos los dos que reinterpretan de forma radical las líneas de carrocerías a las que estamos acostumbrados.

Dacia presenta en Barcelona el Jogger, modelo familiar que puede incorporar siete plazas, y Nissan hace lo propio con el comercial Townstar, el Qashqai mild hybrid y el Ariya, un escultural SUV totalmente eléctrico que adelanta el nuevo lenguaje de diseño de la marca japonesa. Por su parte, Cupra exhibe la versión definitiva de su primer vehículo eléctrico, el Born.

Al lado de los fabricantes de coches, que ofrecen a los visitantes unidades de sus modelos para probar, exponen sus novedades las firmas de motocicletas eléctricas Niu, Silence, M-Automoción y Ray Electric Motors, así como la marca de soluciones de movilidad Spin.

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2021 - 12:12 h

Descubre nuestras apps

stats