eldiario.es

9

Héctor Adell Lorente, de Stop Sida: "Lo ideal sería quitarnos de una vez el miedo al VIH"

Atendemos a personas con VIH, trabajadoras/es del sexo, mujeres trans, personas que vienen por el programa de inserción sociolaboral y, por otra parte, ofrecemos atención psicológica para gente que practica chemsex

Sobre el chemsex, también puede evolucionar, por ejemplo, hacia el consumo de tina: otra sustancia que es bastante placentera, adictiva y la protagonista de esta práctica

Héctor Adell Lorente, de Stop Sida

Héctor Adell Lorente, de Stop Sida

Héctor Adell Lorente es técnico de Stop Sida. Héctor estaba con gripe, pero no le importó recibirme con los brazos abiertos y una sonrisa de oreja a oreja. Nuestro contacto ha sido siempre desde el ocio y la distensión, pero pensé que tocaba ponernos serias y hacer una especie de debate intenso Foucault vs Noam Chomsky.

Por fortuna para nosotras y para vosotras, querides lectores, esto no llegó a pasar nunca. Siempre en clave de cuidados y con una cercanía propia de quien habla desde el conocimiento y el respeto, Héctor pone los puntos sobre las íes en una cuestión sobre la que más que certezas, tenemos incertidumbres.

Vamos a presentarte al mundo. ¿Quién eres y a qué te dedicas?

Soy Héctor Adell Lorente.Tengo 27 años, original de Vinaroz, un pueblecito de Castellón. Soy filósofo, educador en Derechos Humanos y sexuales LGTBIQ, además de activista transmaricabollo. Actualmente trabajo en el área de Stop Sida como técnico para facilitar el acceso sanitario a personas con VIH, en especial, a inmigrantes que no tienen acceso al tratamiento.

Sobre StopSida, cuéntame un poquillo qué hacéis por aquí. Por ejemplo, ¿cuántas personas atendéis normalmente?

Pues mira, por un lado, hacemos la prueba rápida de VIH, sífilis y/o otras ITS (Infecciones de Transmisión Sexual). Habrán sido, a ojo, como unas dos mil en este último año. También atendemos a personas con VIH, trabajadoras/es del sexo, mujeres trans, personas que vienen por el programa de inserción sociolaboral y, por otra parte, ofrecemos atención psicológica para gente que practica chemsex.

Por cierto, Edu, quería aclarar también que antes me hablabas de VIH/SIDA. Conviene separar términos ya que el SIDA es la última fase de la enfermedad, donde tu cuerpo comienza a fallar.

Lo digo porque trabajamos con personas que están bajo tratamiento para el VIH que presentan unos niveles virales tan bajos que son intransmisibles, es decir, que no pueden infectar a otros. No es necesario estar diciéndole continuamente a alguien que tiene VIH/SIDA… Sería como estar continuamente diciéndole a alguien VIH/tu muerte. Al igual que se evitan las palabras de contagio ya que, al estar bajo tratamiento, no proceden.

¿Entonces qué es?

Infecciones. El VIH sin tratamiento se infecta o se transmite, y un contagio es mucho más fácil. Por ejemplo, la gripe que yo tengo te la puedo contagiar por el aire. La infección se contagia a través de un fluido como el semen, sangre, fluido vaginal o leche materna al entrar por mucosas como la vagina, el pene o el ano.

Se comenta que ha aumentado el número de prácticas de riesgo como follar a pelo o barebacking y se observa un incremento en el uso de drogas en el sexo o chemsex -incluso están surgiendo noticias un poco preocupantes en relación al mismo. ¿Tú crees, personalmente, que se ha perdido el miedo al VIH?

Creo que lo ideal sería quitarnos de una vez el miedo al VIH. Perder el terror al VIH significa perder el miedo a las personas que tienen VIH. Hablar de VIH sin miedo es el primer paso para amar a las personas con VIH.

No es que se haya perdido el miedo al VIH, es que subyace un desconocimiento respecto a que esas prácticas puedan transmitir el virus o no. La gente siempre me dice que hay mucha información, pero cuando hablo con ellos veo que su información es errónea. Por ejemplo, mucha gente considera práctica de riesgo correrse en la boca y, de hecho, es de las prácticas con menos riesgo que hay. Pensamos que por no haber preservativo la práctica se convierte en arriesgada. Hay un riesgo teórico porque la saliva tiene una enzima que destruye al VIH en la boca...

Interrumpo - ¿Y el semen?

Una estrategia, no te lo quedes. Escúpelo o trágatelo porque si te lo tragas va al estómago y es eliminado ahí y no está directamente en contacto con el torrente sanguíneo. Lo que no hay que hacer es volvernos locas y vomitar, ya que eso causa heridas y eso sí que es una vía de acceso a la sangre.

El bareback y el chemsex parece que son un tema nuevo, pero ¿no será que es una realidad que siempre ha estado?

Es una pregunta interesante porque las cosas siempre están, pero cómo las asumimos es otra cosa. Sobre el chemsex, teniendo en cuenta la época de la heroína que era lo puto peor, también puede evolucionar, por ejemplo, hacia el consumo de tina: otra sustancia que es bastante placentera, adictiva y la protagonista de esta práctica.

Otra cosa que no se tiene muy clara es la diferenciación entre chemsex y echar un polvo con drogas. Ahora yo te pregunto ¿has follado drogado?

¿Yo? Puede ser

Mejor. ¿Alguna vez has follado un poquito borracho? Has follado con drogas. ¿Alguna vez has follado con un porrito? Has follado con drogas. Quiero decir que no todos los actos sexuales con drogas son chemsex, ni siquiera con cocaína. ¿Mis padres hicieron chemsex al tener a mi hermano porque estaban borrachos? Desde luego que no.

Vamos a hablar de PrEP ¿Crees que la aparición de la PrEP supone el fin de la transmisión de VIH y su futura desaparición?

No, definitivamente no. Te explico, no creo que ninguna herramienta, como el PrEP, acabe con el VIH porque las herramientas las llevan las personas, y mientras no tengamos las personas información, sensibilización y educación para tomar las decisiones que queramos tomar, no vamos a acabar con el VIH.

¿Crees que los avances en medicina relacionados con el tratamiento y prevención del VIH van por buen camino?

Si te soy sincera no leo divulgación científica sobre el VIH porque mi trabajo es desde el acompañamiento y la biografía de las personas: las suyas, las mías, las de todas, las de todes, cómo podemos vivir con calidad, con dignidad, entender que somos personas deseantes y no cuerpos enfermos, que no tengamos que sentir culpa y sobre todo no tener que escuchar a Mario Vaquerizo y Alaska diciendo que quien tiene VIH es su responsabilidad.

Si una cura hace que una persona no tenga que estar en tratamiento y eso significa que no llega a fase SIDA, perfecto, lo aplaudo. Como eso no existe, dar esperanza desde ahí no me parece, yo estoy en el aquí y en el ahora.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha