eldiario.es

9

Los fosfoyesos radioactivos de Cartagena

Los fosfoyesos radiactivos se encuentran en un entorno de más de cien hectáreas y su origen está en la acumulación progresiva de estos residuos en la zona como consecuencia de la fabricación de fertilizantes y otros productos en empresas que ya no existen como Potasas y Derivados

El Hondón, Cartagena

El Hondón, Cartagena

Por si fuera poco los problemas que tenemos asociados al deterioro de la calidad del aire en nuestra región, a la contaminación de las aguas del Mar Menor, a los metales pesados en el conjunto de la Sierra Minera o a las emisiones asociadas a los polígonos industriales; vuelve a aparecer el problema de la contaminación por fosfoyesos radiactivos en  los suelos de El Hondón Cartagena asociados al posible trazado de la vía de llegada del AVE a la ciudad y a la ausencia de vallado y medidas de protección en la zona.

En una reciente información el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) señalaba que, a través del ejercicio de su función reguladora y de control en materia de protección radiológica, tenía conocimiento de distintos emplazamientos con presencia de radiactividad en España aunque ha admitido que todavía no están catalogados como tales debido a la ausencia de una legislación específica.

En la zona del Hondón se encuentran depósitos de lodos de fosfatos, con presencia del isótopo radiactivo Uranio-238[1]. Según el CSN, se estima que no existe riesgo radiológico significativo (añadiría, que mejor si no se mueven de donde están). Esta situación la venía conociendo el Consejo de Seguridad Nuclear desde hace bastantes años.

Otros investigadores han encontrado niveles menores de otros isótopos radiactivos como el potasio-40 o el torio 232 y niveles muy altos de contaminación por metales pesados (cobre, arsénico, cadmio y zinc). Los fosfoyesos radiactivos se encuentran en un entorno de más de cien hectáreas y su origen está en la acumulación progresiva de estos residuos en la zona como consecuencia de la fabricación de fertilizantes y otros productos en empresas que ya no existen como Potasas y Derivados. Estas empresas tuvieron su apogeo hace más de veinte años y fueron cerrando progresivamente durante la crisis industrial-minera.

Las actuaciones del Consejo de Seguridad Nuclear se han dirigido a la determinación del riesgo radiológico, el estudio de las posibles situaciones de exposición de la población, las recomendaciones de programas de vigilancia y el establecimiento de restricciones de uso del terreno. Sin embargo, existe una excesiva demora legislativa sobre el tema, que impide delimitar y actuar en zonas afectadas como la de El Hondón. El CSN no debe limitarse a recomendaciones por falta de una normativa específica, cuando tenemos problemas de residuos radiactivos que pueden afectar al medio ambiente y la salud pública.

Los terrenos situados en las cercanías del núcleo urbano de Cartagena suponían un objetivo ávido para la construcción inmobiliaria. Desde el cierre de estas empresas se ha producido un proceso de compraventa de terrenos, propuestas inmobiliarias y proyecto de urbanización.

Los terrenos contaminados pasaron de mano en mano hasta acabar en el Sareb (`el banco malo´), tras la suspensión de pagos de la promotora inmobiliaria Quorum. En 2017 el ayuntamiento de Cartagena y Solvia, inmobiliaria del Banco Sabadell. Llegaban a un acuerdo de vallado de los terrenos contaminados con carteles disuasorios, acuerdo que no se ha llevado a la práctica. En junio de 2018, el Ayuntamiento de Cartagena se hizo con la mayor parte de los terrenos, un elemento fundamental para el trazado de la llegada del AVE y proyectar viviendas y zonas verdes.

Sin embargo, a pesar del riesgo de estos lodos radiactivos, en la zona se han producido movimiento de tierra asociadas a conducciones de agua y vertido de escombros ilegales con el aumento del riesgo para las personas que trabajaron en el interior de la zona.  Es una necesidad urgente, la construcción de un vallado perimetral del paraje, medidas de vigilancia que impida el acceso a la zona y el papel decidido del CSN, en coordinación con la administración regional y local, para el desarrollo de medidas preventivas y precautorias.

El Hondón es otro claro ejemplo de desarrollo insostenible de otras décadas, que explotaba los recursos de una manera depredadora, trasladando los problemas de contaminación y gestión de residuos a generaciones futuras que deben pagar los platos rotos de este modelo.

[1] CSN: Información sobre la vigilancia radiológica del Consejo de Seguridad Nuclear en terrenos con radiactividad en España, 3 octubre 2018.

 

 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha