La portada de mañana
Acceder
Solo la mitad de las vacunas que España donó han llegado a su destino
El coro de la serie 'fantasma' de José Luis Moreno le denuncia
Opinión - 'Tengo un hospital en mi casa', por Rosa María Artal

¿Por qué el Gobierno Regional y Vox no quieren hablar del informe de Cáritas?

El desempleo "es una realidad persistente y junto con la precariedad generan trabajadores pobres y excluidos"

Ni una mención, ni tan siquiera una nota de prensa por parte del Gobierno de López Miras. El pasado miércoles el Obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, al que no creo que nadie en el PP, CS y Vox lo pueda acusar de comunista, independentista, chavista y bolivariano, presentaba el informe Foessa sobre Exclusión y Desarrollo Social en la Región de Murcia junto a sus autores.

El día 12, al día siguiente de que Cáritas nos sacara los colores con datos abrumadores, las únicas notas de prensa del Ejecutivo hablaban de un estreno en el Centro Párraga, de una violinista que tocaría en Murcia, de que la Red Natura de Castilla la Mancha ponía el trasvase en peligro y poco más. Ni la más mínima explicación de cómo solucionar que más de un cuarto de millón de personas (273 mil) están en riesgo de exclusión social. Y de estos, 130 mil en riesgo severo.

Para que nos hagamos una idea de lo que representa, baste recordar que el PP obtuvo en las pasadas elecciones autonómicas 210 mil votos; es decir, hay 63 mil personas de diferencia ¿Por qué entonces con estos datos, un 18'5% de la población, en riesgo de exclusión no saltan todas las alarmas en San Esteban y llevan a la Asamblea un plan de choque para evitar que miles de personas queden en la cuneta del olvido?

Uno de los datos que más debería preocuparnos como sociedad es que el 9% de la población ha dejado de comprar medicinas, seguir tratamientos o dietas por problemas económicos, lo que afecta a 128.000 personas. Quizás la primera explicación sea que una gran parte de esta población no ejerce su derecho al voto, por lo que a la clase política les preocupa su situación relativamente. Aunque paradojas de la vida, el partido ultraconservador Vox ha encontrado con un discurso tan simple como peligroso, echando la culpa al de fuera de nuestra incompetencia, un nicho de votos en este colectivo.

Otra explicación viene dada por su escasa o nula capacidad de movilización, del movimiento en barrios y plazas del 15 M apenas queda el recuerdo y un buen puñado de cargos públicos, y por desgracia las organizaciones sindicales han sido incapaces de aglutinar y recoger esa bandera, ya que muchas de ellas andan más buscando su supervivencia personal que preocupadas por liderar un grave problema social.

Recordemos que en el informe de Cáritas, se decía que el desempleo -a pesar de su reducción progresiva- "es una realidad persistente y junto con la precariedad generan trabajadores pobres y excluidos, y limitan las posibilidades de integración de muchos colectivos".

Es cierto que la casi totalidad de los medios de comunicación se hicieron eco del informe de Cáritas. En cambio, desde la administración regional se ha intentado pasar página cuanto antes. El presidente López Miras prefiere estar preocupado por lo que piensan los socialistas murcianos sobre un gobierno de coalición con Unidas Podemos y la abstención de ERC, o en echarnos la culpa a la sociedad de la situación gravísima del Mar Menor, que por solucionar los problemas graves que tenemos en la Región.

Pretender tener en el sótano a miles de personas al borde de la exclusión y seguir el Gobierno en la planta de arriba de la Región comiendo en restaurantes caros como si los de abajo fueran los pobres del vecino es el mayor ejemplo de irresponsabilidad e incapacidad política. Y tarde o temprano estoy seguro que saldrán del sótano, algunos ya lo han hecho y con la papeleta de Vox en la mano como hemos dicho. Más aún, en los últimos diez años la diferencia entre el 20% de los más ricos y el 20% de los más pobres ha aumentado un 8%.

Mientras, Vox sigue insultando a las mujeres. La penúltima ha sido llamar conejos a los hijos de madres solteras, provocando -no creo que les traicione el subconsciente- una vez más a una parte importante de la sociedad y poniendo a los Menas en particular y a los inmigrantes en general a los pies de los caballos. El partido de Abascal cierra el pico ante este demoledor informe de Cáritas, sabe que seguir siendo fuerte con los débiles, y débil con los fuertes, de momento es una apuesta segura.

El PSOE ha pedido la reprobación de este cargo público. Será curioso ver qué votan los partidos que sustentan el Gobierno ¿Qué más hace falta para que algunos se den cuenta de que seguir de la mano de la ultraderecha les llevará a su propia aniquilación? Esperar hasta el mes de marzo a que Inés Arrimadas eleve o baje su pulgar puede hacerse demasiado largo, tanto en San Esteban como en La Glorieta. ¿De verdad Ciudadanos va a seguir comulgando con ruedas de molino?, ¿Es que han perdido hasta la dignidad?

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats