La portada de mañana
Acceder
El rey emérito se blinda de pagar impuestos con su residencia fiscal en Abu Dabi
Investigación - Tres años sin noticias de la mitad oculta del archivo de Villarejo
Opinión - 'El machismo y sus burlas, herencia española', por Rosa María Artal

El Ayuntamiento de Murcia exige retirar los anuncios antiabortistas de una campaña ultracatólica

Uno de los carteles de la campaña contra el aborto en Murcia

El Ayuntamiento de Murcia ha enviado una comunicación a la empresa concesionaria que gestiona la explotación de los soportes de publicidad en la vía pública para pedir la retirada inmediata de la campaña expuesta en distintos mupis del municipio bajo el eslogan 'Rezar frente a una clínica abortista está genial' por “atentar contra las libertades y los derechos de la mujer”. La ultracatólica Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) es quien puso en marcha la campaña antiabortista y contra el Gobierno en 33 ciudades españolas, colocando vallas y distintos soportes publicitarios bajo el lema “rezar frente a las clínicas abortistas está genial”.

La solicitud de retirada de esta campaña se basa en que la cartelería y las acciones de presión de los grupos antiabortistas es un acto que “vulnera el derecho fundamental a la intimidad personal y familiar y el derecho a la integridad física y moral de las mujeres”, han indicado desde el Consistorio de Murcia.

Los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres están reconocidos y avalados por la legislación española a través de la Ley Orgánica 2/2010 de Salud Sexual y Reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, que regula las condiciones de la interrupción voluntaria del embarazo, garantiza este derecho a la toma de decisiones de las mujeres y de las condiciones en las que se cumplen estos derechos, han recordado desde el propio Ayuntamiento.

En el comunicado se hace hincapié en que las actuaciones de los grupos antiabortistas, las campañas de publicidad y presión y la criminalización a las mujeres que ejercen sus derechos ponen en riesgo la salud de éstas y de todas las mujeres. Es un acto de ilegalidad que obliga a las mujeres a ejercer sus derechos en condiciones de inseguridad y de riesgo para su vida, tal como ocurría antes de la etapa democrática de nuestro país.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats