La portada de mañana
Acceder
Europa subordina su política de defensa a la estrategia de la OTAN
El calor extremo de junio abrasa todo el hemisferio norte
OPINIÓN | 'Se apagaron las luces y queda la pobreza', por Esther Palomera

El turismo del Mar Menor naufraga por la amenaza de una nueva anoxia: “Nos han cancelado reservas varios grupos”

La costa del Mar Menor en los últimos días

Erena Calvo


5

Los teléfonos de las asociaciones de empresarios turísticos, hoteleros y empresas de deportes acuáticos de los municipios del Mar Menor no han parado de sonar en los últimos días. “Nos llama mucha gente para interesarse por el estado de las aguas de la laguna”, relata Jesús, encargado de una empresa de Kitesurf, que ya ha empezado a sufrir las primeras cancelaciones. Aunque las previsiones para esta temporada estival eran buenas, los kilos de algas acumuladas en sus playas, la amenaza de una nueva sopa verde, el mal olor en algunos puntos de la laguna y la aparición la semana pasada de peces muertos en las orillas de Santiago de la Ribera (San Javier), han provocado la ralentización de las reservas.

“La Semana Santa ha ido muy bien, el Mar Menor estaba ya regular pero no era periodo de baño; y las previsiones para julio, agosto y septiembre eran muy buenas, pero las reservas están yendo muy despacio y más tras el brote de los peces muertos”, explica Soledad Díaz, presidenta de Hostetur (Asociación de Empresarios Turísticos de Costa Cálida). “Está afectando sobre todo al turismo nacional familiar, y sospecho que los datos no van a ser buenos”. Para intentar paliar los daños en el sector, desde Hostetur van a realizar valoraciones económicas: “Vamos a pedir indemnizaciones a Murcia, Madrid y Europa porque los empresarios no tienen culpa de nada”. Y se van a ver afectados por la crisis medioambiental del Mar Menor, en especial en puntos como Los Urrutias o Los Nietos y Los Alcázares.

Desde la Consejería de Turismo señalan que mantienen encuentros con los empresarios cada 15 días, en una comisión de seguimiento para la planificación de propuestas y el diseño de nuevas iniciativas para incentivar la ocupación hotelera del Mar Menor. “También se va a llevar a cabo una estrategia de promoción que incorpore al sector turístico para potenciar la visibilidad de los recursos de la laguna salada”, apuntalan.

El último barómetro del Colegio de Economistas de Murcia, de diciembre de 2021, ya situaba la situación medioambiental del Mar Menor como una de las principales preocupaciones para el crecimiento de la economía regional según los empresarios encuestados. Lo cuenta José Carlos Sánchez, director de la citada encuesta, quien explica que se pidió ordenar de más a menos importante una serie de condicionantes para la recuperación de la Región de Murcia; resultando el primer ítem el colapso de del transporte marítimo y la subida de fletes, seguido de la crisis del Mar Menor y los altos niveles de déficit y endeudamiento.

“Aunque es ahora cuando se está poniendo el grito en el cielo, estamos sufriendo esta disminución de ventas desde 2016 con las primeras inundaciones y la sopa verde”, cuenta a elDiario.es Región de Murcia Pedro José Sánchez, concejal de Impulso Económico de Los Alcázares. Una crisis que -explica el edil- estaba escondida por la pandemia: “Ya antes del COVID hubo cierres de muchos comercios, pequeños bares, y lamentablemente puede que lo volvamos a ver porque aquí se vive mucho del turismo”.

Jesús no se plantea cerrar su escuela de Kitesurf, en Los Alcázares, pero sí que reconoce estar pasando una mala temporada a causa del estado del Mar Menor. “En nuestro sector hay dos líneas de trabajo, el verano propiamente dicho y los grupos de escolares, de viajes de estudio o jornadas náuticas de colegios de la zona y nos han cancelado reservas varios grupos en los últimos días”, se lamenta. “Los grupos de escolares están saliendo en masa con muchas ganas tras los dos veranos de pandemia y lo teníamos todo lleno, pero esta pasada semana nos han llamado para cancelar varios porque los padres se quejan del estado del Mar Menor, de la contaminación”. Es “desolador” porque la ova, el alga que se acumula en las playas, “es muy complicada de quitar y además la zona huele mal”. Aunque dice que la administración les apoya “un poco” con la limpieza, “el retirarlas manualmente no vale para mucho porque a los dos días vuelven a salir, es una pelea constante con el agua, con la ova”.

Jesús no ha hecho valoraciones todavía pero si los grupos son el 50 por ciento de la facturación -contabiliza- “ya hay un 20 que no vamos a percibir para empezar y lo peor de todo es que las esperanzas que nos dan son pésimas porque están advirtiendo de que la sopa verde va a empezar a producirse muy pronto y hay mucha incertidumbre; y claro, el cliente ve las noticias y deja de venir”.

También inundaciones

El pasado verano, apunta el edil de Impulso Económico, el episodio de mortandad de peces se produjo a mediados de agosto y supuso el fin de la temporada para los hosteleros de la zona “fue la puntilla de una mala temporada pero ese año, con las buenas expectativas que había, no vamos a poder ni empezar”. La principal losa es el Mar Menor, “pero aquí hemos tenido que sufrir también las inundaciones”.

La pedanía de Santiago de la Ribera, en el también municipio ribereño de San Javier, era la primera vez la semana pasada que vivía un episodio de mortandad de peces. “Y desde que apareció la anoxia, ya estamos viendo que ha habido cancelaciones tanto en la oferta de alojamiento como en la complementaria; han anulado grupos y pernoctaciones en hoteles y apartamentos turísticos”, se queja el edil de Turismo de San Javier, Toni Torrecillas. “Hay un alga nueva, cabello de ángel, y está teniendo mucho impacto, es otro problema más añadido y el Gobierno regional ya ha advertido de que hay bolsas de anoxia en algunos puntos del Mar Menor, hace meses que se está alertando”. Problemas que, además, “suponen un esfuerzo extra para las arcas municipales porque hemos tenido que reforzar de 30 a 52 el grupo de operarios para limpiar las playas”.

Pedro José Sánchez pide a las autoridades central y regional “que se pongan de acuerdo para ejecutar las medidas que han apuntado como soluciones los científicos, que trabajen en equipo porque las propuestas están ahí y hay que resolver este problema”. Se lamenta además de que “estamos en un momento en el que la gente se estaba animando de nuevo a abrir negocios, bares, restaurantes, a construir, y no queremos vernos otra vez en la situación anterior de cierres y que se agrave nuevamente la crisis”.

“Parches”

“A partir de estas fechas cualquiera sabe lo que puede pasar porque la primera anoxia ha llegado muy muy pronto”, sentencia Pedro García, director de la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE). “Lo que sí que parece es que nunca había ocurrido en primavera, ni en esa zona de la costa, que hayamos constatado al menos, por lo que debemos reflexionar que puede ocurrir en cualquier sitio”. Pedro García también reclama acción a los gobiernos con competencias en el desastre y no “parches” como la propuesta -cita- que hizo hace unos días el Ejecutivo murciano a Hostetur para habilitar autobuses gratuitos y ayudas al alojamiento para aquellos turistas que se animen a veranear en los municipios ribereños y puedan desplazarse a otros puntos del Mar Menor o a La Manga en caso de verse afectados por la anoxia.

En el departamento de Turismo del Gobierno regional aseguran que están trabajando junto al sector turístico de la Región de Murcia para sacar adelante iniciativas que permitan amortiguar el impacto negativo que sufre. “Estamos todos pendientes de la evolución porque realmente la temporada nos la jugamos en julio y agosto y aunque las reservas van más lentas está semana también ha habido menos cancelaciones”, relata al otro lado del teléfono un empresario de Los Alcázares, “la evidencia también es que hay más gente en las playas del mediterráneo y las del Mar Menor tienen una ocupación muy baja; ahora todo depende de lo que pase en los próximos 30 días”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats