4.000 familias reciben el Ingreso Mínimo Vital en Navarra mientras el Gobierno foral y el Estado continúan sin acuerdo para su traspaso

Fotografía ilustrativa del informe de Save The Children sobre pobreza infantil en España

Un total de 4.002 unidades familiares reciben el Ingreso Mínimo Vital IMV) en Navarra, según los datos que dio a conocer esta semana la consejera de Derechos Sociales, Mari Carmen Maeztu en el Parlamento foral. De ellas, algo más de 3.000 complementan esta prestación con la Renta Garantizada navarra, que es más garantista.

En la comunidad foral más de 15.000 familias reciben mensualmente la Renta Garantizada, la prestación que aprobó el Gobierno de Uxue Barkos en 2016 para garantizar unos ingresos mínimos con los que poder pagar un alquiler y la manutención a familias en situación de vulnerabilidad, y que es muy similar a la aprobada el año pasado en el Gobierno, el Ingreso Mínimo Vital. Por ello, Navarra y Euskadi, que también cuenta desde hace años con la Renta Garantizada de Ingresos (RGI), acordaron con el Estado el traspaso de la gestión del IMV a las dos comunidades, que todavía no se ha formalizado.

Una vez se aprobó en el congreso el IMV, los servicios sociales del Gobierno de Navarra detectaron que en la comunidad foral había más de 6.000 familias que cumplían los requisitos para recibir la prestación estatal. Según cuentan al elDiario.es fuentes del Departamento, se enviaron a la Seguridad Social los expedientes de estas familias, de los que han sido reconocidos más de 2.000, que ya están recibiendo el IMV. Además, hay otras 1.200 unidades familiares que también la están cobrando tras la reconversión de oficio que hizo la Seguridad Social de las prestaciones familiares por hijo menor a cargo.

De todos estos beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital, el Gobierno de Navarra complementa con la Renta Garantizada a unas 3.000 unidades, ya que la prestación autonómica es más garantista. Por ejemplo, en el caso de las familias de un único miembro la mensualidad del IMV es de 469,93€, cuando la de la Renta Garantizada asciende hasta los 636,73€.

Disputa con el Ministerio por el modelo de financiación

El Gobierno de Navarra continúa negociando con el Estado la transferencia de la gestión del Ingreso Mínimo Vital para la que todavía no hay acuerdo más de un año después de que se pactara. El ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, Miquel Iceta, reconoció en su última visita a la comunidad foral en la que se firmó el traspaso de la sanidad penitenciaria, que la del IMV es la que "más lejos del acuerdo" está.

"Así como hay competencias que todos conocemos bien, que hemos ido ejerciendo o reclamando a lo largo de mucho tiempo, la competencia del Ingreso Mínimo Vital no está en ese terreno, es mucho más reciente, es la creación de una figura nueva, y estamos tardando más de lo que nos gustaría", señalaba el ministro.

El principal punto de desencuentro está en el modelo de financiación del IMV una vez se formalice el traspaso. El Ministerio de José Luis Escrivá quiere que sea como el que está funcionando hasta ahora: que Navarra y Euskadi den la orden de pago a la tesorería de la Seguridad Social para aquellas familias que cumplen los requisitos del IMV, mientras que ambas comunidades pagarían de su bolsillo el complemento de la Renta Garantizada y la RGI.

Sin embargo, la comunidad foral y Euskadi defienden que la trasferencia ha de ser "integral". Esto es, que ambas comunidades se hagan cargo del pago completo de las prestaciones para luego "hacer los ajustes" en la cuantía que ambas comunidades pagan al Gobierno Central por los servicios que presta en virtud del Convenio y el Concierto Económico, respectivamente.

Etiquetas
Publicado el
19 de junio de 2021 - 21:21 h

Descubre nuestras apps