La portada de mañana
Acceder
La presión de las comunidades aboca a España a un nuevo estado de alarma
Juan Carlos Campo: "Si nos sentamos con voluntad renovaremos el CGPJ"
Opinión - Hay vida detrás del ruido, por Rosa María Artal

La pandemia agudiza la pobreza en Navarra: 2.000 familias más percibirán la Renta Garantizada este año

Una persona pidiendo limosna

La crisis provocada por la pandemia de COVID-19 ha golpeado con especial fuerza a las personas con menos recursos, que han visto como su situación empeoraba todavía más en los últimos meses. En Navarra será unas 2.000 familias más las que este año percibirán la Renta Garantizada que el año pasado. Una ayuda económica que el Gobierno foral ofrece desde 2016 a las familias con pocos recursos muy similar el recientemente aprobado a nivel estatal Ingreso Mínimo Vital. El Departamento de Derechos Sociales calcula que con el aumento de unidades familiares que se han adherido al programa en los últimos meses, serán unas 17.000 las que la hayan percibido a lo largo de este 2020, a diferencia de las 15.712 del año pasado. "Ahora mismo hay son unas 14.000 las familias que están cobrando la Renta Garantizada, pero a final de año la suma llegará a las 17.000 que la han recibido al menos una vez a lo largo de año, porque cuando una familia encuentra otra vía de ingresos que le sirva para cubrir los gastos básicos deja de recibirla", explica a elDiario.es Andrés Carbonero, director general de Protección Social y Cooperación al Desarrollo del Gobierno de Navarra.

El Gobierno de Sánchez transferirá en octubre a Navarra Tráfico, la gestión del ingreso mínimo vital y sanidad penitenciaria

El Gobierno de Sánchez transferirá en octubre a Navarra Tráfico, la gestión del ingreso mínimo vital y sanidad penitenciaria

La pandemia ha cortado así la línea descendente que veía registrado la Renta Garantizada desde 2018. El gasto del 2019 por parte del Gobierno foral en estas ayudas fue de 103 millones de euros, lo que suponía un 0,1% menos de gasto que en 2019. Sin embargo, y pese a que todavía no se sabe cuál será el gasto de este año porque depende también de las diferentes cuantías de la Renta Garantizada en función del número de miembros de la familia, el Departamento calcula que será mayor fruto de las 2.000 familias más que la recibirán. "El impacto de la COVID-19 se ha traducido en la traducido en la salida de personas del mercado laboral y la necesidad de mayor protección social a través de la renta garantizada", apunta Carbonero.

"El impacto se comenzó a notar en marzo, en cuanto se declaró el estado de alarma, ahí ya vimos un impacto importante con efectos en abril y desde entonces vienen entrando más familias de las que teníamos previstas a final de año", señala. Y es que solo en marzo y abril más de 600 familias pidieron cobrar esta prestación que ofrece el Gobierno de Navarra para aquellas personas y familias que carecen de cualquier tipo de ingreso para que puedan cubrir gastos básicos como el alquiler o la manutención. Si en enero eran 12.400 las unidades familiares que percibían esta Renta Garantizada, ahora en octubre ya son 14.000.

Para costear este incremento en la demanda de la Renta Garantizada el Gobierno de Chivite ha echado mano del fondo extraordinario de 300 millones de euros que el Ministerio de Derechos Sociales ha puesto a disposición de todas las comunidades autónomas, del que Navarra ha recibido 4 millones de euros. De ellos, uno ya se ha destinado a cubrir el coste de estas prestaciones para los gastos básicos, al que hay que sumar los cinco del Gobierno foral ha previsto para paliar los efectos de la crisis entre las familias con menos recursos.

Además, el Gobierno de Sánchez, como anunció este periódico, transferirá este octubre, entre otras cosas, la gestión del Ingreso Mínimo Vital tanto a Navarra como también a Euskadi por el régimen fiscal singular que tienen ambas comunidades derivado del convenio y concierto económico. El nuevo acuerdo se traducirá en que la comunidad autónoma gestionará la tramitación del nuevo derecho y recibirá los fondos que abone el Estado. De esta manera el sistema se convierte en complementario del sistema propio de Renta Garantizada, que en la mayoría de los supuestos supone cantidades más altas que las establecidas en las tablas del ingreso mínimo vital. El Gobierno de Navarra calcula unas 5.000 familias que están percibiendo la renta garantizada cumplen los requisitos para acceder al Ingreso Mínimo Vital aprobado por el Estado, por lo que ya se han iniciado los trámites previstos con la Seguridad Social para que estás familias accedan a la prestación estatal y se las complemente desde el Gobierno foral con la cuantía restante de lo que perciben ahora. Los fondos que abone el Estado a Navarra por el Ingreso Mínimo vital se negociarán en el marco de Convenio Económico que tiene Navarra.

Etiquetas
Publicado el
18 de octubre de 2020 - 21:00 h

Descubre nuestras apps

stats