La portada de mañana
Acceder
Los técnicos se topan con la resistencia de los gobiernos en la sexta ola
La Constitución que tras 43 años ni se renueva ni se cumple
OPINIÓN | Todos de puente, por Antón Losada

El movimiento feminista de Navarra se lanza a la calle para visibilizar a todos los colectivos de mujeres este 8M

Un grupo de mujeres durante la manifestación por el 8M en Pamplona

Miles de personas han secundado esta tarde en Pamplona la llamada a manifestarse del movimiento feminista como colofón a una jornada manifestaciones, concentraciones y protestas que se ha dejado sentir también en otras ciudades y pueblos de Navarra. Mujeres de todas las edades y algunos hombres han marchado entonando cánticos reivindicativos diversos por las calles del centro de la capital navarra en una manifestación que se ha desarrollado sin incidentes bajo un fuerte dispositivo policial. El cántico que más se ha repetido durante la manifestación ha sido el de Gora borroka feminista! (Viva la lucha feminista).

La manifestación, que ha emprendido la marcha a las 18 horas del parque de Antoniutti y finalizado en la plaza del Castillo, que una vez más se ha quedado pequeña para la gran movilización de las mujeres navarras, ha estado dividida en su cabecera en cinco bloques como señal de la diversidad de las mujeres (racializadas, con discapacidad, pensionistas, rurales y las ausentes). En un ambiente lúdico y sobre todo reivindicativo las mujeres navarras coreado, capitaneadas por una gran bandera violeta, consignas heredadas de las también multitudinarias manifestaciones contra la manada, como ¡Que no tenemos miedo, que no, que no!, Ninguna agresión sin respuesta o ¡Sola, borracha, quiero llegar a casa!

Por su parte, en la concentración de la mañana en el centro de la capital navarra, en la que se ha respirado un ambiente lúdico y a la vez muy reivindicativo. En uno de los laterales se ha instalado un escenario en el que el colectivo de mujeres racializadas han animado la plaza con bailes bajo el lema de "feminismo inclusivo". Las vestimentas, las pancartas y las banderas moradas abundan para mostrar su adhesión a la concentración, en la que se han coreado consignas como "Gora borroka feminsita!" (Viva la lucha feminista).

Entre las manifestantes han estado Ángela, Belén y Cristina jóvenes de Pamplona "con muchos motivos" para salir a la calle en el 8M. Belén asegura que desearía "no tener que manifestarme algún día", pero a día de hoy le sobran las razones. La brecha salarial, las mayores dificultades para acceder al mundo laboral y, la más importante de todas: "Que nos siguen matando y violando", sentencian las tres poco antes de comenzar la marcha. Ángela añade que "aunque algunos políticos no lo quieran ver " la realidad sigue siendo que cada año hay más víctimas de la violencia machista.

También han acudido en grupo de amigas Pui, Isabel y Victoria. "Lo hago por mí y por mis hijas", cuenta Pui, que acude a la manifestación "porque estamos en una sociedad injusta y con menos derechos para las mujeres". Ella fue la que se encargó del cuidado de sus hijos, y la que se tuvo que pedir un permiso en el trabajo para cuidar a sus padres. Denuncia que la brecha salarial "cada vez es mayor" y que a las mujeres se les exige la tarea de los cuidados cuando "no lo hacemos mejor que los hombres, solo que lo hemos heredado así". Victoria acude para acabar con el techo de cristal. Señala que hay muy pocas mujeres en puestos de responsabilidad en las empresas y a las pocas que han llegado "se las mira más con lupa a la espera de que cometan el mínimo error".

"Nos tendréis enfrente"

A la llegada a la plaza del Castillo, que se ha teñido de morado en pocos minutos, representantes del movimiento feminista de Navarra, el convocante de la movilización han leído un manifiesto en el que han calificado de "gran éxito" la jornada de este domingo y han destacado que "hemos llenado las calles de todos los pueblos, barrios y ciudades de Navarra". "Estamos aquí, no sólo el 8 de marzo, sino los 365 días del año" hasta que "todas seamos libres" han remarcado.

También han reivindicado la necesidad de organizarse y "continuar la lucha" contra los mensajes reaccionarios "cada vez más racistas y machistas" de ciertos colectivos "que quieren acabar con nuestros derechos". Por ello han asegurado que seguirán manifestándose y que estarán "enfrente" de todo aquel que quiera ir contra el feminismo.

Para terminar han abogado por "poner la vida y los cuidados en el centro de las políticas" para reducir la brecha entre hombres y mujeres que "se hace más profunda en el sistema capitalista de hoy en día".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats