Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El reconocimiento de Palestina mete presión a la UE y solivianta a Israel
El PP centra las acusaciones sobre Begoña Gómez en Sánchez y su comparecencia
Opinión - No basta con decir que la extrema derecha da miedo. Por Neus Tomàs

Un colegio privado dentro de uno concertado: el truco del Opus Dei para seguir segregando

Colegio Irabia-Izaga.

Rodrigo Saiz

Pamplona —

6

Familias del Opus Dei en Navarra contrarias a que los dos centros que todavía segregan al alumnado por sexos en la comunidad foral vayan a dejar de hacerlo a partir del próximo curso para poder seguir recibiendo fondos públicos, han decidido crear un colegio privado que separará a chicos y chicas en aulas diferentes. El nuevo centro escolar, que ya ha solicitado la licencia al Departamento de Educación, estará ubicado en un ala de uno de los colegios del Opus Dei que tiene concierto educativo, el colegio Izaga, según ha confirmado el consejero Carlos Gimeno.

La creación de este nuevo colegio, que será privado, y no recibirá fondos públicos, está motivada por la decisión que adoptaron los centros del Opus Dei Irabia-Izaga y Miravalles-El Redín, que actualmente separan a su alumnado en centros separados por varios kilómetros en función de su sexo, de abandonar la educación segregada para cumplir la Lomloe y poder mantener la financiación pública. Este nuevo centro se llamará Aderiz y las familias que lo impulsan ya han solicitado a Educación una licencia para diez unidades educativas para las etapas de Primaria y Secundaria y capacidad para 250 alumnos, según ha detallado el consejero. La intención de las familias es que el colegio esté abierto a partir del curso 2024/2025.

El centro se ubicará en un ala del colegio Izaga, uno de los cuatro espacios educativos del Opus Dei en el que en la actualidad estudian las chicas del colegio Irabia-Izaga. Está situado en Cordovilla y se espera que durante al menos dos cursos los dos colegios tengan que compartir espacio. Gimeno ha señalado que “los técnicos de infraestructuras analizarán si cumplen los requisitos fijados en la ley, que recoge para estos casos que tiene que ser una organización separada, diferenciada y sin ningún tipo de relación” con el otro centro, que seguirá recibiendo fondos públicos.

“Tiene que ser una organización educativa, en cuanto a espacios, tiempos, profesorado absolutamente estanca; no pueden tener ningún tipo de conexión, ningún tipo de relación escolar o pedagógica o administrativa”, ha aseverado.

De hecho, el colegio Iraba-Izaga ya ha enviado a las familias del centro una carta en la que se explica la intención de ampliar las instalaciones de la sede situada en el barrio pamplonés de la Txantrea, donde ahora estudian los chicos, para “en uno o, como máximo, dos cursos académicos, todo el colegio, en su nuevo modelo de educación mixta, esté albergado allí”. Según apuntan, “Irabia-Izaga ha visto una oportunidad propicia para agrupar su actividad en un mismo lugar al saber que algunas familias, en su mayor parte procedentes de otros colegios, están promoviendo un nuevo centro docente privado según el modelo de educación diferenciada, que desean comenzar el próximo curso 24/25”.

En 2023 el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) avaló la decisión del Gobierno de María Chivite de retirar la financiación pública a aquellos colegios que separan a su alumnado por sexos. Tras la sentencia, los dos colegios del Opus Dei en Navarra aceptaron pasarse al modelo de aulas mixtas para seguir teniendo concierto educativo.

Etiquetas
stats