Un gran “esfuerzo inversor” en la Sanidad navarra ¿sin cabeza?

El edificio que, al final, alberga el centro de investigación, el laboratorio y el almacén unificado.

¿Era necesario acumular tantas inversiones sanitarias en Navarra durante los años de la crisis? Y, sobre, todo ¿a la vez? Esa es la pregunta que queda en el aire tras conocer el informe de la Cámara de Comptos, el órgano que audita las cuentas públicas de Navarra, sobre infraestructuras sanitarias. La entidad destaca en ese documento que, entre 2008 y 2014, especialmente a través del Plan Navarra 2012 pero también con otras iniciativas, se realizó un gran “esfuerzo inversor” que finalmente incluyó 237,94 millones de euros. El problema, según concluye Comptos, es que se solaparan tantas actuaciones (el gran hito ha sido la unificación del Complejo Hospitalario, pero se han impulsado las nuevas Urgencias, el pabellón C, las zonas quirúrgicas en Virgen del Camino y Tudela…) que, pese a los ajustes obligados por la crisis (solo en el Plan Navarra se contemplaba invertir 280,78 millones, y 330,16 en Salud en general, después rebajados), han demorado la puesta en marcha de varias de ellas por no haber sido equipadas.

Comptos pide a Salud que ponga orden en sus inversiones para no retrasarlas por falta de equipamiento

Comptos pide a Salud que ponga orden en sus inversiones para no retrasarlas por falta de equipamiento

Comptos opta por una estrategia más sencilla. La Cámara, en sus conclusiones, apuesta por que las inversiones se realicen, obviamente, en plazo, pero también que se lleven a cabo de forma consecutiva, una vez puesta en marcha la anterior. De lo contrario, pasa como en la actualidad, que Navarra cuenta con recintos que han supuesto avances técnicos y un incremento de la capacidad, pero con “retrasos significativos” en su puesta en funcionamiento. Y eso a pesar de que las obras se han llevado a cabo con ajustes con respecto a las previsiones, con desviaciones razonables que han rondado el 10% y con rebajas en los costes previstos. ¿Cuál es el estado actual de esos proyectos? Comptos repasa en su documento, una a una, estas actuaciones: algunas se han realizado y están en funcionamiento (las Urgencias materno infantil de Virgen del Camino), pero en otras, con importes millonarios, aún tienen actuaciones pendientes. Estas son las cinco principales.

El pabellón C

La operación más costosa realizada desde 2008 en Salud. En concreto, se han invertido en esta remodelación para lograr más amplitud en la planta más de 27 millones de euros, aunque originalmente se habían previsto más de 29,97. Sin embargo, según destaca Comptos, ha faltado incluir parte del equipamiento necesario: las obras se finalizaron, con seis meses de retraso, en agosto de 2012 y, en los tres ejercicios siguientes, se continuó adquiriendo equipamiento. La Cámara señala que “no se ha puesto en funcionamiento la unidad de endoscopias, la UCI (fuentes de la Comisión de Personal apuntan a que ahora se espera que la Unidad de Cuidados Intensivos esté lista para mayo), los dos quirófanos y la unidad de corta estancia”.

Zonas quirúrgicas de Virgen del Camino

Se trata de un proyecto que se remonta a antes de 2006 para agrupar los quirófanos y contar con unas nuevas instalaciones, ya que las entonces existentes superaban los 30 años. Su presupuesto inicial fue de 21,4 millones, pero finalmente se ejecutaron 18,72. Las obras se terminaron a finales de 2014 y, no obstante, “no se ha puesto en funcionamiento ninguna de las nuevas dotaciones: quirófanos, UCI y URPA (Unidad de Reanimación Post-Anestésica)”, todas ellas pendientes de equipamiento. En 2015 se ha adjudicado por 850.000 euros.

Zonas quirúrgicas de Tudela

Se trataba de otro proyecto para renovar unas instalaciones ya obsoletas en el Hospital Reina Sofía de Tudela. En este caso, presupuestado en 10,65 millones, aunque finalmente ha costado 11,7. La obra tenía previstas dos fases, empezando por la construcción de un nuevo edificio y terminando por la remodelación del antiguo, pero esta última se paralizó ante la falta de fondos. La plataforma Ribera en Defensa de la Salud Pública, en cualquier caso, también puso los problemas para equipar los nuevos quirófanos (la fase I, sí realizada y terminada en 2012) como un ejemplo del "olvido" del Gobierno Foral con la sanidad de la zona: ahora por fin está previsto solucionar ese equipamiento, adjudicado por unos 1,69 millones.

El Centro de Investigación Biomédica

Un proyecto con financiación europea que, hasta ahora, se conoce más por los problemas que ha conllevado que acoja el almacén unificado y el laboratorio LUNA. Originalmente, estaba pensado únicamente para ser un Centro de investigación Biomédica y tenía un presupuesto de 22,41 millones. Acabó costando 21,14. Eso sí, estuvo finalizado en noviembre de 2011 y sus, al final, diferentes servicios se pusieron en marcha entre marzo de 2013 y en enero de 2015. No obstante, tiene áreas (como el animalario) que siguen sin funcionar.

Las nuevas Urgencias

Desde el personal critican que aún haya zonas que podían haberse utilizado para desdoblar las Urgencias que sigan sin ser utilizadas. Y, en este caso, se trata de uno de los proyectos en los que sí hubo encarecimiento, al convertirse en unas Urgencias que sirven a todo el Complejo Hospitalario y no solo para el Hospital de Navarra: el presupuesto se fijó en 19,72 millones y, finalmente, se han gastado 25,6, incluyendo por ejemplo una galería que conecta el edificio con los dos hospitales (Hospital de Navarra y Virgen del Camino) y que antes no estaba prevista. El edificio se puso en marcha, finalmente, dos años después de su recepción, en octubre de 2014, y las nuevas Urgencias representan el ejemplo de muchas de las críticas de la plantilla: que se invirtió una cantidad importante en el edificio para, después, demorarse en equiparlo o hacerlo sin el material necesario.

Etiquetas
Publicado el
15 de abril de 2015 - 20:04 h

Descubre nuestras apps

stats