eldiario.es

9

El gasto social baja, las Ayudas de Emergencia Social crecen

La políticas sociales tendrán más recursos, pero se mantiene el recorte del 7% en lo que ingresan realmente con la RGI las personas más necesitadas.

Empleo es el Departamento que más incrementa su presupuesto, con un 19,7%, mientras que Salud se lleva casi el 33% del total del Presupuesto de 2014.

Todo crece cuando se pasa de un presupuesto restrictivo de 9.300 millones de euros (2013) a los 10.215 millones de euros previstos para el próximo año. El crecimiento del gasto social crece por partidas, pero la amortización de la deuda también afecta al cómputo global del gasto social. Si en 2013, el lehendakari Urkullu sacó pecho al decir que su Gobierno había puesto en pista el Presupuesto más social de la historia, en esta ocasión no puede decir lo mismo. Y tanto si se contabiliza el pago de las amortizaciones (un total de 537,7 millones de euro), como si no se hace.

De hecho, el gasto social global con amortización de deuda baja un 2,8% (de 73,9% pasa a 71,1%), mientras que si no se computa la amortización de deuda, el gasto social baja en menor medida, pero también baja frente al presupuesto no nato de 2013: un 0,4% (pasa del 75,5% al 75,1%). Luego, la amortización de la deuda también pesa como una losa en el gasto social. Y supone ya más de la mitad de la partida total que manejará Juan Mari Aburto.


Sanidad y Educación se llevan el grueso del pastel

Con todo, los dos grandes trozos del pastel presupuestario siguen siendo el Departamento de Salud, que dirige Jon Darpón, y el de Educación, en manos de Cristina Uriarte. El primero se lleva 3.351,6 millones de euros (un 2,7% que en el de 2013) y Educación, un total de 2.760 millones de euros. Darpón destina al contrato programa con Osakidetza 2.372,4 millones de euros.

En general los gastos de funcionamiento crecen (casi un 4%) y se incrementan también los gastos de transferencias y subvenciones de gastos corrientes. Y los casi 70.000 funcionarios, que verán su sueldo congelado un año más, verán un crecimiento del gasto de personal pero exclusivamente por la subida de las bases de cotización de la Seguridad Social y el cómputo de las antigüedades. En total, una subida del 0,8%.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha