eldiario.es

Menú

Lanbide retira la RGI a una familia de cuatro mujeres sin recursos por presentar el pasaporte en lugar del DNI

El Servicio de Empleo suspendió la ayuda a una familia integrada por cuatro generaciones de mujeres en exclusión social (bisabuela, abuela, madre e hija) que solo contaba con esos ingresos para cubrir sus necesidades básicas

- PUBLICIDAD -
Manifestación en defensa de la RGI

Manifestación en defensa de la RGI EH BILDU

Una familia compuesta por cuatro generaciones de mujeres en exclusión social (bisabuela, abuela, madre e hija) ha visto como el Servicio Vasco de Empleo-Lanbide les ha suspendido la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) por que la titular de la prestación presentó el pasaporte en lugar del DNI durante una de las revisiones. La RGI era la única fuente de ingresos con la que contaba esta familia para cubrir sus necesidades básicas. El Ararteko ha recriminado esta resolución de Lanbide porque, a su juicio, ha quedado probada la voluntad de la perceptora de colaborar con la Administración en todo momento.

El proceso se inicia en agosto de 2016, cuando revisó las prestaciones y solicitó a la perceptora documentación: certificado de estado civil, certificado de bienes en origen, certificado de pensiones contributivas, certificados bancarios de estado de las cuentas de todas las personas miembros de la unidad convivencial, declaración jurada de ingresos, documentación laboral, documento identificativo y DARDE.

Tras recibir el requerimiento de documentación por parte de Lanbide, la perceptora acudió hasta en cuatro ocasiones a la oficina de referencia para presentar la documentación que tenía en ese momento o para justificar por qué no la tenía en tiempo y forma.

La primera vez acudió con el pasaporte, al haber perdido su DNI recientemente y la persona que le atendió le dijo que sin el DNI o un certificado de la policía no iba a aceptarle la documentación que llevaba.

En su segunda visita, acudió con el certificado de la policía, pero sin el pasaporte, y tampoco le cogieron la documentación.

La tercera vez llevó el pasaporte, el certificado de la policía y la fotocopia del DNI. Aquella vez no le aceptaron la documentación, por no llevar el DNI original.

Ante las dificultades que encontraba, acudió a su trabajadora social, que le sugirió concertar una nueva cita en Lanbide. En aquella ocasión pudo entregar toda la documentación con la que contaba en ese momento.

A pesar de ello, Lanbide mantuvo la suspensión de su derecho a las prestaciones, por "no presentar en el plazo estipulado la documentación que se le había requerido".

Dificultades

Para el Ararteko, la suspensión es injustificada porque la perceptora de la ayuda ha demostrado su voluntad de colaborar con la Administración en todo momento, así como las dificultades que tuvo en el proceso para ser informada debidamente por Lanbide y responder a la demanda en tiempo y forma.

Por lo tanto, el Ararteko considera que "no hay un incumplimiento de la legalidad y que la decisión de Lanbide es de especial gravedad" dadas las circunstancias de penuria por las que atraviesa la familia de la perceptora.  "Se trata de una unidad convivencial en exclusión social y alta vulnerabilidad, al estar formada por cuatro mujeres de distintas edades y generaciones sin recursos, precisamente uno de los perfiles destacados por Lanbide como más afectados por la pobreza".

El Ararteko ya ha censurado en otras ocasiones las actuaciones de Lanbide en relación a la suspensión de la RGI o bien a la hora de reclamar dineroa perceptores. Así, hace una semanas reprochó al Gobierno vasco  su reclamación a una empleada del hogar que trabajaba en dos viviendas y que se dio de baja en uno de los  trabajos al serle diagnosticada una diabetes gestacional.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha