eldiario.es

9

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El antiespecismo se organiza en el País Vasco y Navarra

El colectivo Nor visibiliza una posición política en contra de la "utilización" de los animales por parte de los humanos

La grabación de un vídeo contrario a la industria de la carne y una manifestación colocan en la agenda pública sus reivindicaciones

Portada de la investigación realizada por el colectivo antiespecista NOR

Portada de la investigación NOR - Aitor Garmendia

El antiespecismo es una posición política que se opone a la “discriminación” entre especies; es decir, niega que los humanos tengamos derecho a “utilizar” las vidas de los animales para nuestro beneficio. “Comernos a los animales es el ejemplo más claro, pero va más allá, hablamos de algo más amplio, de cómo nos relacionamos con ellos y cómo los oprimimos”, explica Maialen Sagüés, portavoz del colectivo Nor.

Nor articula un movimiento que trata de visibilizar las reivindicaciones antiespecistas en la agenda pública del País Vasco y Navarra. Aseguran que “en todas las sociedades, en todas las épocas, los demás animales han sido discriminados por no pertenecer a la especie humana”. El antiespecismo es un movimiento político que trata de defender la “liberación animal”, si bien quienes forman parte del movimiento, más allá del rechazo a toda forma de discriminación, pueden tener militancias políticas divergentes.

En octubre, Nor presentó una investigación elaborada durante los últimos tres años en diez mataderos de Navarra, Euskadi y el País Vasco francés que toma forma de vídeo grabado con cámaras ocultas en el que muestran el sufrimiento de los animales en estos recintos. La manifestación celebrada en Bilbao el pasado día 1 de noviembre también contribuyó a visibilizar una causa que cuenta cada vez con más defensores, si bien resulta todavía minoritaria frente a los datos de la industria de la carne.

Según datos aportados en la investigación, el año pasado se mataron en Navarra 64,5 millones de animales, de los que 61 millones eran aves y más de dos, conejos, mientras que el resto fueron ovejas, cabras, cerdos y caballos.

En Bizkaia, Gipuzkoa y Álava se mataron 117.798 ovejas, cabras, cerdos y caballos, único dato disponible, ya que, desde 2012, las estadísticas del Gobierno Vasco no dan cuenta de las aves y conejos sacrificados, aseguran desde el colectivo antiespecista. Ese año se mataron 11 millones de aves en las tres provincias y 1,4 millones de conejos.

«Los animales no humanos no desean morir, y son llevados al matadero a la fuerza», destaca Nor, que describe los mataderos que han visitado como «lugares cerrados y oscuros, lugares para matar llenos de ruido y chillidos». Aseguran que «los encargados no quieren mostrar lo que sucede allí, pues son conscientes de que las imágenes del interior de los mataderos perjudican enormemente a la industria». Para Nor, en estos mataderos «trabaja gente oprimida por el sistema, matando a animales no humanos también oprimidos por el sistema».

Maialen Sagüés apunta que su objetivo no es otro que promover  «una reflexión en la ciudadanía» sobre este tema, ya que, «si queremos un mundo más justo, debemos tener en cuenta también a los animales de otras especies». Su denuncia no va encaminada a descubrir posibles ilegalidades o prácticas poco éticas relacionada con la industria de la carne, van más allá, a la base de la relación de los humanos con los animales. “Cómo nos relacionamos con ellos y cómo los oprimimos”, apunta Sagüés, que insiste en no limitar el alcance de su posición a la dieta, “obviamente también agredimos animales para divertirnos”, denuncia, y resume su posición como “tener en cuenta a los animales”.

En resumen, no aceptan la muerte de “ningún individuo” que tenga sistema nervioso. “No me imagino una situación en la que sea necesario matar a un animal”, abunda Sagüés.

NOR Euskal Herria Antiespezista surge con un objetivo: “trabajar por la creación de un movimiento antiespecista fuerte y coordinado en Euskal Herria, así como destacar que la lucha a favor de la liberación animal es una lucha política”. Así, su trabajo consiste en fomentar la reflexión acerca de los “privilegios” que tenemos como seres humanos. Para ello, su idea es crear contenidos en euskera para “unir fuerzas” con otros colectivos.

Su militancia, sin embargo, no se limita al antiespecismo, pues se posicionan también en otros ámbitos que consideran relacionados, como la justicia social, “para lo cual es indispensable tener en cuenta los intereses del resto de animales sintientes”. Se autodefinen como un grupo antiespecista y abolicionista, así como transversal: feministas, anticapitalistas y euskaltzales, es decir, a favor del uso y fomento de la lengua vasca. “Tratamos de integrar todas esas posiciones políticas en nuestra labor antiespecista, subrayando así que la liberación animal es otra lucha por la justicia social. Pues la lucha contra una opresión no puede justificar ninguna otra opresión”.

 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha