eldiario.es

9
Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Por un país mestizo

- PUBLICIDAD -

El concepto de país proviene del término latino pago; pequeño terreno. Aquellos que viven en él se les denominan paisanos. Navarra es un país, un espacio. Pero lo que le da vida y esencia no son sus límites, ni siquiera la suma de las personas que vivimos en él. Lo que da esencia a Navarra es la relación entre sus paisanos. Ése es nuestro bien común, nuestra herramienta para la prosperidad. La economía no es otra cosa que una relación social. La clave para el desarrollo de nuestro país, se encuentra en la capacidad de poder relacionarnos entre nosotros. Con el fin de procurar una inteligencia común ante los desafíos sociales que tenemos como país.

El aprendizaje fundamental de las personas se haya en aprender a relacionarnos con los demás en espacios comunes. Debemos aprender a vivir en sociedad. Por ello, me preocupan las actuales tendencias sociales hacia el enclaustramiento, hacia la segmentación. Bien la de los ricos cerrándose en sus espacios. En Argentina, viven más de 300.000 personas tras los muros de alrededor de mil urbanizaciones cerradas vigiladas. Bien la de los pobres obligados a vivir en zonas marginadas. Bien la de comunidades lingüísticas que solo quieren vivir en espacios donde hablen exclusivamente en su lengua. Bien la de algunas comunidades étnicas o religiosas que consideran a las otras como inferiores. Bien las redes sociales que sólo agregan a los suyos para estar conectados.

Me llena de preocupación que en la etapa vital por excelencia del aprendizaje, como es la escolar, se apueste por la segregación. Los servicios públicos (sanidad, educación, sociales, deportivos...) garantizan equidad pero también espacios comunes. En un mismo espacio confluimos personas de diferente índole y condición. Me viene la imagen de Pepe Múgica, expresidente de Uruguay, esperando en la sala del consultorio local del médico. Los servicios públicos nos obligan a convivir con otros más allá de las diversas condiciones sociales. Debemos procurar espacios de reunión, de reflexión y de movilización comunes para todos.

A nadie le debemos pedir que suprima su identidad; ni a los que ya estaban, ni a los que han venido. Para ser navarro/a no hay normas.

Navarra es un pequeño país; muy plural. Posee dos lenguas propias. Recientemente recibió a miles de personas provenientes de fuera de España; tal como en su día recibimos a muchas personas del interior de España. Los ocho apellidos navarros representan un calidoscopio cultural. Todas esas personas formamos nuestro paisanaje. A nadie le debemos pedir que suprima su identidad; ni a los que ya estaban, ni a los que han venido. Para ser navarro/a no hay normas; para pertenecer a la comunidad navarra hay deberes y derechos de ciudadanía.

No nos engañemos existe un riesgo social de multiculturalidad. Que la sociedad no sea otra cosa que una suma de sociedades. Por ello, hay que fomentar la interculturalidad; que los diferentes grupos sociales se interrelacionen, convivan, se contaminen entre ellos y ellas. Construir varias Navarras no conduce a nada; no tiene sentido establecer diversos circuitos sociales solapados. Por todo ello, mi apuesta es por un país mestizo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha