Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión a miopinion@eldiario.es. Consulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

Cordón sanitario parlamentario

El presidente de VOX, Santiago Abascal, se dirige a intervenir durante el pleno en el que se debate la moción de censura planteada por Vox.

7

El contundente discurso que el líder del PP, Pablo Casado, dirigió a Santiago Abascal en la moción de censura presentada por Vox, ha debido tener una buena acogida en Europa y, no sólo entre los partidos conservadores europeos.

Desde luego sorprendió a todos. Al primero, al propio Santiago Abascal.

Era sabido que lo que Vox pretendía con esa moción de censura era erigirse en el líder de la derecha de este país nuestro. Así lo entendieron desde el propio Partido Popular y de ese modo le desmontaron el plan.

Las próximas elecciones dictaminarán el futuro político de Santiago Abascal. De momento, todos los medios han coincidido en que ha sido el gran derrotado en la susodicha sesión parlamentaria.

En cambio, Pablo Casado ha ganado prestigio dentro de los grupos conservadores europeos por haber pronunciado un discurso que aleja a su partido del ideario de la extrema derecha.

Los partidos políticos de diferentes ideologías de los países pertenecientes a Unión Europea tratan de "acorralar" a la extrema derecha allí donde obtienen representación. Es lo que en política se denomina "cordón sanitario", al referirse a no llevar a cabo alianzas ni coaliciones con los partidos considerados de ideología extremista. El término "cordón sanitario" aplicado en términos políticos no viene a ser más que una metáfora del significado del concepto en sí. La expresión se utilizó cuando por primera vez se colocaron barreras en torno a ciertos lugares afectados por una enfermedad infecciosa para evitar que ésta se expandiera.

En política se trata de prevenir la expansión de ideologías consideradas "peligrosas" para la convivencia ciudadana.

El discurso del candidato a Presidente en la moción de censura no contenía programa electoral alguno. Lo habían redactado sólo a base de críticas a los partidos políticos y a los líderes que conforman el Gobierno actual. Opiniones ya sabidas por lo repetidas. Arremetía contra el Estado de las Autonomías y contra la Unión Europea. Discurso calcado de la extrema derecha de los países de nuestro entorno. Así, resultaba evidente la respuesta dada hasta por los diferentes partidos nacionalistas conservadores (Foro Asturias y Unión del Pueblo Navarro). El PNV, por su parte, le dirigió unas frases y el discurso de su portavoz no duró más de un minuto. Ciudadanos tuvo claro su negativa al apoyo que pedía Abascal desde el principio. Ana Oramas, la representante del partido conservador "Coalición Canaria", tildó de racismo puro y duro las consideraciones de Santiago Abascal sobre los inmigrantes.

De los partidos de izquierda representados en el Congreso de los Diputados sobran los comentarios, por razones obvias.

En fin, que Vox, que sabia que su moción de censura no saldría adelante por pura matemática parlamentaria, se vio solo y "acorralado".

Todos coincidieron en construir en torno a la extrema derecha un "cordón sanitario parlamentario".

Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión a miopinion@eldiario.es. Consulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

    Autores

Publicado el
26 de octubre de 2020 - 17:55 h

Descubre nuestras apps

stats