eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Teresa Rodríguez y la dirección de Podemos rebajan la tensión mientras vigilan sus pasos con recelo

El holgado triunfo de la líder andaluza en las primarias para las inminentes elecciones le da margen para su hipótesis de un nuevo espacio andalucista

Echenique compromete el apoyo de la dirección estatal hasta los comicios, pero advierte: "Hay preocupaciones sin resolver. Quedan cosas que decidir"

- PUBLICIDAD -
Pablo Iglesias, Teresa Rodríguez y Pablo Echenique, en una imagen de 2016.

Pablo Iglesias, Teresa Rodríguez y Pablo Echenique, en una imagen de 2016. Rafa Alcaide/EFE

El pulso entre la dirección estatal de Podemos y la del partido en Andalucía ha tenido una clara ganadora. Teresa Rodríguez controlará por completo las listas de las inminentes elecciones andaluzas, que abrirán el próximo carrusel de comicios. La líder de Podemos en la comunidad más poblada de España se impuso en unas primarias en las que tuvo enfrente una candidatura ligada al equipo de Pablo Iglesias. Los contendientes pliegan velas y se esfuerzan por mostrar unidad. Pero los motivos del conflicto, políticos y orgánicos, siguen ahí.

La coordinadora general de Podemos Andalucía considera que el resultado de las primarias reafirma su hoja de ruta política. Así lo asegura en una larga conversación con eldiario.es. "Con un resultado diferente habríamos reabierto el debate sobre la confluencia", apunta. Y añade: "Pero los inscritos han dejado claro que confían en una hoja de ruta que concluye con el diseño de una herramienta útil en Andalucía para terminar con 38 años de Gobierno del PSOE. Un Podemos calibrado a la situación andaluza".

Rodríguez recabó  el 74,92% de los votos para encabezar la próxima candidatura de Podemos a la Junta de Andalucía. Pocos apostaban por que el resultado pudiera ser otro. Rodríguez es la líder del partido, encabeza la oposición de izquierdas a Susana Díaz y aunque el coordinador de IU, Antonio Maíllo, no ha dicho que tenga intención de cederle el liderazgo para las elecciones, todo apunta a que la competencia será muy medida.

La batalla, en la que competía con la diputada estatal Isabel Franco, no estaba en la  número uno. Como suele ser habitual, eran en la elección de los cabezas de cartel en cada provincia y subsiguientes puestos donde se jugaba el partido. 

Y ahí el triunfo de Rodríguez es incontestable. Salvo en Jaén, donde la candidata de la lista de Franco logró la segunda posición, en el resto de provincias obtuvieron, en el mejor de los casos, terceros o posteriores puestos. Cuando se compongan las papeletas definitivas, sea como fuere el proceso de ratificación que se plantee, bajarán algunos puestos más.

Salvo un resultado inesperado en los comicios que se prevén para otoño, en el próximo Parlamento andaluz podría no haber ningún diputado referenciado en la dirección estatal de Podemos.

Nuevo "andalucismo empoderado"

"Nos hemos ganado la autonomía política sin esperar una concesión graciosa", decía Rodríguez cuando se confirmaba su triunfo. La coordinadora general de Podemos Andalucía explica a eldiario.es que la región más grande de España tiene unas "características socioeconómicas propias", fruto de su "posición perdedora en España y en Europa".

Por eso, Rodríguez defiende "un nuevo andalucismo, que no se construya en contra de otros pueblos, que no sea victimista, sino basado en la autoestima y el empoderamiento". Tas el  blitz fundacional de Podemos toca "bajar al territorio, a la comarca".

La líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, y el coordinador de IU en la región, Antonio Maíllo, el pasado mes de abril.

La líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, y el coordinador de IU en la región, Antonio Maíllo, el pasado mes de abril. Julio Muñoz/EFE

Esta apuesta se constata en la candidatura que Podemos e IU están montando, fruto de la, en palabras de Rodríguez, "sintonía de largo aliento" que mantienen con la organización que lidera Maíllo. Junto a ellos, Equo o Iniciativa.

Su nombre, Adelante Andalucía. Con un censo propio. Y sin que, de momento, figuren las sigla de las organizaciones integrantes. Ahí radica el conflicto con la dirección estatal, que se arrastra desde que en 2016 Rodríguez ganara la II Asamblea Ciudadana Autonómica y que se ha desbocado hasta bordear la ruptura total.

Documentos apócrifos, comunicados extemporáneos, pantallazos publicados por error y declaraciones incendiarias hasta el último instante. La contundente victoria de Rodríguez, como ya ocurriera en Vistalegre 2 durante el enfrentamiento entre Iglesias e Íñigo Errejón, puede actuar de bálsamo.

Temor en Madrid por el futuro de Podemos Andalucía

Rodríguez se esfuerza en explicar que Podemos no está en riesgo de disolución. Tampoco el resto de partidos que se integran en Adelante Andalucía. "Un nuevo espacio no implica disolver nada. Nadie renuncia a construir su futuro, pero queremos invitar a más gente. Hay un 15% de votantes del PSOE que simpatiza con la confluencia, pero no con sus partes. Y no podemos renunciar a ellos", explica a eldiario.es.

Los datos salen de un estudio demoscópico realizado por la Universidad de Granada para la organización que lidera Rodríguez. Se hicieron públicos. Pero no convencen a la dirección estatal de Podemos.

En el momento de máxima tensión, Rodríguez se reunió con el secretario de Organización, Pablo Echenique. El antiguo aliado ha abanderado el discurso más crítico con Andalucía. Ambos se reunieron de urgencia para intentar atajar el conflicto. El intento fue infructuoso, aunque sí se recondujeron algunas cuestiones.

Desde la dirección estatal señalan que "Teresa es la candidata de Podemos". "Con ella a muerte", aseguran desde el entorno de Echenique. El  número dos orgánico ha señalado en los últimos días que Rodríguez "tendrá todo el apoyo del partido para acabar con el  susanato, que deja Andalucía en la cuneta en términos de desigualdad y empleo".

Pero también reconocen que "hay preocupaciones sin resolver que habrá que seguir hablando". "Quedan muchas cosas que decidir", apuntan desde la dirección estatal, que apunta que "la autonomía de las direcciones regionales es absoluta". "Estamos muy abiertos a debatir de este tema y de los que haga falta", zanjan.

Rodríguez ahora se va a centrar en montar la candidatura que, previsiblemente, liderará. Después será el momento de "evaluar la hipótesis y ver si es lógico seguir construyendo" el espacio político. "No queremos un proceso unilateral. Nuestra hipótesis es plausible. Compartiremos estrategia con la dirección estatal y nos dejaremos aconsejar. No hay intención de confrontar. Toca relación orgánica y no perder la comunicación", zanja Rodríguez. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha