La eliminación del veto del Senado a la senda de déficit sigue adelante pese al intento del PP de mantenerlo

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros este  martes.

El Congreso rechaza el intento del PP de mantener la capacidad de veto del Senado a la senda de déficit. La mayoría parlamentaria -PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos y ERC, JxCat, PNV, entre otros- ha votado en contra de la enmienda a la totalidad presentada por el partido de Pablo Casado para que la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera se mantenga tal y como está desde la reforma impulsada por Mariano Rajoy para bloquear con su mayoría absoluta en la Cámara Alta los objetivos de déficit y deuda a pesar de que los apruebe el Congreso. Solo el PP ha respaldado su iniciativa.

La tramitación de la proposición impulsada por el PSOE -que fue admitida a trámite con 198 votos favorables- para acabar con la capacidad de veto del Senado seguirá, por tanto, su trámite en el Parlamento con el debate y votación de las enmiendas parciales que han presentado varios grupos, entre ellos ERC, Más País y JxCAT, que coinciden en que la nueva Ley de Estabilidad debe recoger nuevas condiciones de la regla de gasto para aumentar las inversiones que pueden hacer ayuntamientos y comunidades si tienen superávit. Los republicanos catalanes piden, además, que las corporaciones locales y autonómicas queden eximidas de cumplir con la regla de gasto en 2020 y en 2021. En la misma línea que el PNV, EH Bildu ha asegurado que la solución es "la contraria" a las enmiendas a la totalidad y ha planteado la flexibilidad del gasto del superávit de las entidades locales. "Lo que hay que hacer es dotar a los ayuntamientos de más recursos", ha dicho el portavoz, Oskar Matute, que ha cuestionado que PSOE y Unidas Podemos renuncien al impuesto a las grandes fortunas, que era una medida para "lograr más recursos".

Ciudadanos es partidario de seguir la tramitación del cambio legislativo porque considera que la redacción actual es una "anomalía", aunque plantea que si el Senado rechaza la senda de déficit debe volver al Congreso para aprobarse con mayoría de tres quintos y no por mayoría simple, como plantean los socialistas. "No tiene nada de democrática intentar torpedear por sistema las cuentas de un Gobierno de signo contrario", le ha dicho la diputada María Carmen Martínez al PP en un momento en el que Pedro Sánchez trata de buscar el respaldo de Ciudadanos a los presupuestos.

Vox, que ha defendido una enmienda a la totalidad, apuesta por impedir el veto de la Cámara Alta, pero obligar a que el Gobierno tenga que lograr mayoría absoluta en el Congreso en el caso de que el Senado rechace los objetivos de déficit. "¿Les parece lógico que el PSOE que defendía que el Senado debería convertirse en una Cámara de representación territorial pretenda arrinconarlo?", se ha preguntado en el debate la diputada de extrema derecha Inés Cañizares. "En política el cómo importa y el para qué aún más. Dejar la estabilidad presupuestaria al arbitrio de una ministra de Hacienda que dice "chiqui, mil millones no son nada" nos da miedo", ha dicho la parlamentaria de Vox en referencia a las palabras de María Jesús Montero en una conversación informal con periodistas hace un año que fue captada por las cámaras y en la que defendió que podía presentar los presupuestos con un 1,3% de margen de déficit en vez de con el 1,8% que había logrado en Bruselas pero que no aprobó el Parlamento dado que eran unos 1.200 millones de euros. El PP se ha abstenido en la votación de esa enmienda, que se ha rechazado (solo la formación de Santiago Abascal ha votado a favor).

El PP, que es el único partido que defiende mantener el veto del Senado a la senda de déficit, ha asegurado que esa decisión "se ha antojado fundamental para generar riqueza y empleo en nuestro país". "Lo más parecido al aceite y el agua es el PSOE y la estabilidad presupuestaria", ha expresado el diputado Víctor Valentín Píriz, que ha aprovechado para hacer una retahíla de reproches al Gobierno sobre distintos temas que han motivado que el vicepresidente del Congreso, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, le haya reclamado que atendiera al orden del día. "España está en una encrucijada histórica, es rehén de un Gobierno que reaccionó tarde y mal. Ya van tarde con una inacción absoluta -ha reprochado el diputado-. Retiren ya este proyecto de ley, transmitan confianza a nuestro socios y, si no saben apártense y no molesten, porque su incompetencia se lleva por delante un país".

El PNV ha apostado por volver a la redacción de la ley de 2007 para que el Congreso pueda aprobar la senda de déficit por mayoría simple independientemente de lo que haga el Senado y también ha rechazado la propuesta de Vox, que ha considerado "oportunista". La diputada Idoia Sagastizabal cree que es una forma de "bloquear" unos nuevos presupuestos teniendo en cuenta la actual "aritmética parlamentaria". "Fue una trampa de trileros para desvirtuar la voluntad popular", ha dicho el diputado de Compromís, Joan Baldoví.

El portavoz de Unidas Podemos ha defendido que la mayoría simple es el mecanismo para desbloquear "tapones" parlamentarios y ha defendido "acuerdos básicos en materia fiscal". "Quien no esté dispuesto a arrimar el hombro al menos que deje trabajar", ha rematado. La responsable parlamentaria de Hacienda del PSOE, Patricia Blanquer, ha defendido las recetas de gasto que está implementando el Gobierno en contra de las medidas adoptadas por el PP en la anterior crisis.

Etiquetas
Publicado el
25 de junio de 2020 - 15:25 h

Descubre nuestras apps

stats