La portada de mañana
Acceder
La nueva guía de Sanidad sitúa a 11 comunidades en riesgo alto o extremo
Pablo Casado busca una segunda oportunidad por el centro
Opinión - Señor Casado, ¿y ahora qué?, por Neus Tomàs

Facebook eliminará los mensajes que niegan el Holocausto tras 16 años considerándolos "libertad de expresión"

Facebook prohibirá contenidos que nieguen el Holocausto

Facebook anunció este lunes que prohibirá las publicaciones y contenidos que nieguen el Holocausto o difundan información distorsionada acerca de él. Desde su fundación en 2004, la red social había encuadrado estos mensajes "dentro de la libertad de expresión", una política defendida directamente por el creador y dirigente de la compañía, Mark Zuckerberg. No obstante, el "aumento de la violencia antisemita", así como del número de personas que dudan acerca de la veracidad del Holocausto, han provocado que Zuckerberg cambie de opinión por primera vez en 16 años.

En un comunicado explicando la decisión, Facebook destaca que las dudas sobre el genocidio nazi y cómo ocurrió han crecido en los últimos años, especialmente entre los jóvenes. "Según una encuesta reciente de adultos de entre 18 y 39 años en Estados Unidos, casi una cuarta parte cree que el Holocausto era un mito, opina que había sido exagerado o no estaba segura de lo que ocurrió", expone la red social.

Para contrarrestarlo, Facebook empezará a redirigir hacia fuentes oficiales a los usuarios que busquen información sobre el Holocausto en su plataforma, en vez de hacia comentarios, páginas de debate o grupos públicos que su algoritmo considere relevantes. El cambio llegará antes de que termine el 2020.

Durante años, la decisión de Facebook de no intervenir ha permitido no solo la publicación de mensajes que niegan o cuestionan este genocidio, sino también la creación de grupos de debate públicos y privados desde los que se comparte propaganda y desinformación sobre los hechos. En agosto, un estudio de un grupo británico contra el extremismo en las redes sociales recogido por The Guardian encontró evidencias de que los algoritmos de Facebook estaban "promoviendo activamente" el negacionismo del Holocausto, puesto que tras seguir a un grupo en el que se comparte este tipo de contenidos, automáticamente recomendaban a los usuarios que siguieran otros de la misma temática.

En algunos países, como Alemania, la negación del Holocausto es un delito. Zuckerberg, que es judío, ha afrontado críticas durante años por su tolerancia con este movimiento negacionista. "Lo encuentro profundamente ofensivo, pero en el fondo no creo que nuestra plataforma deba retirar estos contenidos porque creo que hay cosas que ciertas personas entienden mal. No creo que las entiendan mal a propósito" dijo en 2018, uno de los momentos de mayor presión para que su red social, la mayor en número de usuarios del mundo, cambiara esta política.

Ahora, el dirigente de Facebook ha admitido que su opinión "ha evolucionado al ver datos que muestran un aumento de la violencia antisemita". "Trazar las líneas correctas entre lo que es y lo que no es un discurso aceptable no es sencillo, pero con el estado actual del mundo, creo que este es el equilibrio correcto", ha afirmado en una publicación en su perfil en la red social.

En los últimos meses la red social ha reforzado sus acciones contra el discurso del odio, puestas en duda por expertos como los investigadores de la ONU que rastrean el genocidio contra los rohingya en Myanmar, que consideran que la permisividad de Facebook fue clave para que los llamamientos a la violencia étnica se extendieran sin control. Recientemente, la red social decidió eliminar también toda presencia de QAnon en la plataforma, un grupo de que promueve teorías de la conspiración sin base alguna, como que el mundo está dirigido por una organización de pedófilos satánicos.

Etiquetas
Publicado el
12 de octubre de 2020 - 23:24 h

Descubre nuestras apps

stats