La portada de mañana
Acceder
Las tres derechas vuelven a Colón con Vox al frente, el PP dividido y Cs a rastras
Así es la "cultura de la temporalidad" en España
Opinión – Vayamos aún más allá, por Elisa Beni

El mando de la Guardia Civil al frente de las investigaciones del procés pasa a un puesto burocrático

Archivo - El teniente coronel de la Guardia Civil que investigó el 1-O, Daniel Baena, a su salida de la Audiencia Nacional tras prestar declaración como testigo

El teniente coronel de la Guardia Civil Daniel Baena, instructor policial de las diligencias del referéndum del 1-O, deja el puesto desde el que investiga presuntos delitos relacionados con el independentismo para ocupar un destino de gestión interna en la Plana Mayor de la Comandancia de Barcelona. 

Según publica este martes el Boletín Oficial de la Guardia Civil, el cambio de destino responde a una petición de la vacante por el propio Baena, si bien se produce después de que los superiores del teniente coronel le trasladaran supuestas quejas de coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional y de otras unidades del Cuerpo, informan a elDiario.es fuentes del instituto armado.

Baena deja así la jefatura de la Unidad de Policía Judicial de Barcelona cuando todavía está en fase de instrucción la macrocausa bautizada como Voloh, en la que el teniente coronel actuaba a las órdenes del titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre. En Voloh se investiga el desvío de dinero público de la Generalitat para financiar la estancia de Carles Puigdemont en Waterloo, la corrupción de los empresarios y expolíticos de Convergència y ERC David Madí y Xavier Vendrell, y también la supuesta injerencia de Rusia en el procés, unas sospechas objeto de otra causa en la Audiencia Nacional que ha sido archivada por el tribunal especial.

El sustituto de Baena al frente de la Unidad de Policía Judicial será el comandante que ejercía de número dos del teniente coronel, al menos hasta que se adjudique la vacante. La resolución sobre el nuevo destino de Baena y otros va firmada por la directora de la Guardia Civil, María Gámez, y está fechada el pasado jueves, 13 de mayo. La Plana Mayor de la Comandancia de Barcelona realiza tareas propias de gabinete y secretaría, sin vinculación con la investigación.

Baena es percibido por el independentismo como uno de los puntales de la “represión” de su actividad por parte del Estado. Durante la instrucción del 1-O, el teniente coronel defendió la tesis del empleo de la violencia que asumió la Fiscalía y que fue descartada después por el Tribunal Supremo.

El fallo más duro respecto a las afirmaciones de Baena en sede judicial es el de la Audiencia Nacional que supuso la absolución del major de los Mossos d'Esquadra Josep Lluis Trapero, entre otros. En la sentencia, que contó con el voto particular de Concepción Espejel, el tribunal resolvió que Baena presentó indicios de que el nombramiento de Trapero estaba vinculado al procés que “no se corresponden con la realidad”. También decía que la afirmación de que el major se reunió en secreto con Puigdemont “carece de elemento probatorio alguno”.

Hace apenas un mes, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, firmó el pase a la reserva del general de la Zona de Catalunya, Pedro Garrido, del que la Generalitat había pedido su destitución dos años antes por las afirmaciones realizadas el 9 de octubre de 2019, durante la festividad de la Guardia Civil. “Las sonrisas revolucionarias se convierten, con más facilidad de la que se podría pensar o desear, en tan solo el rictus que disimula el odio y la mezquindad capaz de generar destrucción, dolor y sufrimiento bajo la justificación de la defensa de una causa que la ley no contempla”, dijo durante su discurso el general, en presencia de las autoridades. 

Etiquetas
Publicado el
18 de mayo de 2021 - 19:34 h

Descubre nuestras apps

stats