La portada de mañana
Acceder
España se lanza a una nueva desescalada con la vista puesta en Semana Santa
Bárcenas, al juez: "Villar Mir financiaba en paralelo al PP nacional y al de Madrid"
Opinión - Jóvenes sobradamente machacados, por Neus Tomàs

Pedro Sánchez no acudirá al primer pleno tras su dimisión

Pedro Sánchez en su escaño en una imagen de archivo.

El PSOE necesita tiempo para reponerse de las heridas que provocó el tenso Comité Federal del sábado que, tras once horas de acalorada discusión, acabó con la dimisión de Pedro Sánchez. El exsecretario general ha decidido mantener su escaño en el Congreso, pero no acudirá a la primera sesión tras su salida.

La gestora del PSOE prolongará la incertidumbre sobre la abstención a Rajoy hasta el final

La gestora del PSOE prolongará la incertidumbre sobre la abstención a Rajoy hasta el final

Sánchez ha decidido no asistir al primer pleno que celebra la Cámara Baja tras su dimisión. El exsecretario general no estará presente este martes, según han confirmado a eldiario.es fuentes parlamentarias socialistas.

Tampoco asistirá a la reunión del Grupo Socialista convocada a las 12:30 horas. En ella intervendrá Javier Fernández, presidente de la gestora. Fernández pretende que los grupos parlamentarios funcionen con la máxima normalidad en esta nueva etapa por lo que pretende hacer cambios poco drásticos en sus órganos de dirección.

Aunque Sánchez no estará presente este martes en el hemiciclo, el Grupo Socialista ya ha decidido su nueva ubicación. La gestora determinó que se sentara en el escaño que hasta ahora ha ocupado Eduardo Madina, que se iba a sentar justo delante, pero el diputado vasco ha pedido rectificar esa decisión y quedarse por detrás del exsecretario general.

Si aceptan esa petición de Madina, Sánchez se sentaría en la tercera fila junto a Patxi López, que se desplaza un asiento hacia su izquierda respecto al resto de la legislatura.

Antonio Hernando, a quien la gestora quiere mantener como portavoz, ocupará el puesto que tradicionalmente se ha destinado al jefe de la oposición.

La reubicación de la bancada socialista perjudica en su visibilidad a los que formaron parte de la Ejecutiva Federal y se mantuvieron leales a Sánchez. César Luena, por ejemplo, se va cuatro filas más atrás. El resto de dirigentes se difuminan entre los 84 escaños del PSOE. Antonio Pradas, que presentó las 17 dimisiones que precipitaron la caída de Sánchez, por el contrario mejora posiciones y se sentará en la segunda fila de la bancada socialista.

Los miembros de la dirección de grupo parlamentario permanecen en la primera y segunda fila. No obstante, fuentes socialistas aseguran que este plan puede ser temporal porque la gestora aún puede acometer cambios en la dirección del grupo parlamentario. Javier Fernández ha asegurado que no tiene previsto hacer modificaciones drásticas.

Los dos miembros de la gestora que son diputados, María Jesús Serrano y Ricardo Cortés, también pasan a esos asientos más visibles.

Etiquetas
Publicado el
4 de octubre de 2016 - 12:07 h

Descubre nuestras apps

stats