El presidente de Mercadona solo reconoce donaciones legales a FAES

El dueño de Mercadona a su llegada a la Audiencia Nacional / EFE

El presidente de Mercadona, Juan Luis Roig, es el último empresario en desfilar ante el juez Pablo Ruz que ha negado los pagos al Partido Popular que le atribuyen los ‘papeles de Bárcenas’. Lo hizo esta mañana en una declaración que se prolongó durante media hora y durante la cual admitió dos pagos a FAES por valor de 100.000 euros, recogidos en la contabilidad oficial de la empresa, según su versión.

El instructor del ‘caso Bárcenas’ había citado a Roig por dos motivos: en los ‘papeles de Bárcenas’ aparecen dos pagos a nombre de “Mercadona”, uno de 90.000 euros, el 15 de marzo de 2004. Y otro de 150.000, el 27 de febrero de 2008. Ambos pagos distan solo unos días de las dos citas electorales de esos años. Además, Bárcenas dijo al juez que Álvaro Lapuerta le había trasladado en una ocasión que el director financiero de Mercadona quería visitar a Rajoy para colaborar en la campaña electoral del PP.

Este lunes, Roig negó haber realizado ningún pago al PP. Admitió, sin embargo, haber tratado a Mariano Rajoy, tanto en su época de dirigente del partido, como ya siendo presidente del Gobierno. En total, seis o siete encuentros para tratar de política y economía. Según dijo Roig, él trata con todos los políticos que puede por el interés empresarial de Mercadona. En Génova, añadió, ha estado en cuatro ocasiones.

Sin embargo, las donaciones solo han tenido por destino fundaciones, como autoriza la ley. A los citados de FAES, en 2005 y 2012, sumó otro a Mujeres de África, la asociación presidida por la exvicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega. La donación se realizó en la última época del Gobierno socialista, según declaró Roig. Sin embargo, Mujeres por África hizo público un comunicado esta tarde desmintiendo tal extremo. “La Fundación quiere aclarar que nunca ha recibido ni de Mercadona, ni de su presidente donación, contribución, ni patrocinio de ningún tipo”, reza la nota.

Permuta de terrenos

La acusación popular que ejerce Izquierda Unida planteó una posible relación de las donaciones recogidas en los ‘papeles de Bárcenas’ con un turbio asunto acaecido a principios de 2004 en la provincia de Valencia. Mercadona había firmado una acuerdo con Siro para que ésta marca realizara el producto Hacendado (marca blanca) de galletas y pan de molde, un negocio multimullinario tratándose del primer distribuidor alimenticio de España.

Siro acordó una permuta con el Ayuntamiento de Paterna de unos terrenos en el centro de la localidad por otros tres veces más grandes en un polígono industrial a las afueras. La primera licencia de obras se produjo en fechas cercanas al presunto pago recogido en los 'papeles'. Pero cuando comenzaron las obras de Siro se halló un yacimiento arqueológico. Una nueva licencia urbanística concedida a la empresa permitió a esta comenzar las obras y arrasar con los restos arqueológicos. Esa licencia fue concedida en 2007, también cerca de la segunda donación recogida en los papeles del extesorero. Roig insistió en negar cualquier pago, ni por cuenta propia, ni para beneficiar a Siro.

Según fuentes presentes en la declaración, Ruz inquirió en varias ocasiones a Roig por lo recogido en los papeles de la supuesta ‘caja B’ del PP y la declaración del extesorero. El fiscal Antonio Romeral, sin embargo, sólo realizó una pregunta. Al declarar como testigo, Roig tuvo obligación de contestar a todas las partes. Fuentes de la acusación vincula que declarar como testigo, a diferencia de otros empresarios que aparecen en los papeles de Bárcenas, en el hecho de que su nombre no aparece recogido en las fotocopias publicadas, sino el de su empresa.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats