Las deudas que deja el 10N en Más País: 100.000 euros a proveedores y 350.000 euros en microcréditos

El candidato de Más País, Iñigo Errejón, en una foto en la Asamblea de Madrid.

Las elecciones del 10 de noviembre dejaron efectos secundarios en Más País, la formación liderada por Íñigo Errejón, que atraviesa una delicada situación económica fruto de sus "malos resultados". Lo reconocen en privado sus dirigentes: el problema va más allá de no haber logrado su principal objetivo, un grupo parlamentario propio que le diese protagonismo en la política nacional. El partido enfrenta ahora a un problema financiero derivado de haber realizado unos cálculos electorales muy alejados del resultado que obtuvieron en las urnas. Más País solo logró tres escaños (uno de ellos para Compromís) y 577.000 votos.

Errejón saca tres escaños y fracasa en su estrategia de ser llave y tener grupo parlamentario

Errejón saca tres escaños y fracasa en su estrategia de ser llave y tener grupo parlamentario

La formación de Errejón se gastó en la campaña (y la precampaña) de las generales unos 550.000 euros, aseguran a eldiario.es fuentes de la formación. Es un dinero que, en gran medida –350.000 euros–, llegó a través de microcréditos de simpatizantes, una cantidad que a día de hoy el partido de Errejón tiene complicado devolver con rapidez. A eso se suman facturas por 100.000 euros de pago a proveedores que deben abonarse antes del 10 de enero.

La causa de todo son los resultados de los comicios, que han sido para este nuevo partido muy inferiores a lo que esperaban sus dirigentes. La subvención electoral que recibirá será solo de 201.016 euros: menos de la mitad de lo que emplearon en la campaña, donde esa nueva formación partía de cero: estrenaba marca y no tenía presupuesto ni hueco en los debates televisados.

Para cubrir los gastos electorales, Más País lazó una oferta de microcréditos con la que el partido solicitaba a particulares pequeños préstamos de entre 500 y 10.000 euros que devolvería una vez percibiera la subvención electoral correspondiente. Si el total de la subvención era inferior al total del importe conseguido, como ha sucedido, el partido de Errejón se comprometió a que la parte del dinero no cubierta se reintegraría en un plazo máximo de doce meses.

La subvención electoral depende de los escaños y los votos que obtenga cada partido y en el caso de Más País serán 201.016 euros por dos escaños y 326.666 votos, que corresponden a la coalición Más País-Equo. En el caso de los votos y el escaño que logró Més Compromís, la subvención se la quedará íntegramente el partido de Mónica Oltra, unos 113.000 euros, según confirman a este medio desde Más País.

Pese a que en un primer momento las encuestas pronosticaban un buen estreno de Errejón en el Congreso de los Diputados y alrededor de quince escaños, el partido enseguida se desinfló en los sondeos tras el estallido de las protestas catalanas por la sentencia del procés y algunos conflictos internos. "El problema radica en que se hicieron unos cálculos sobre la premisa de que se obtendrían siete diputados y solo se han conseguido dos. La situación ahora es delicada", asegura un miembro de Más País a eldiario.es.

"A esto, se añade otro error de cálculo", explican estas mismas fuentes. Se refieren a que la subvención es menor cuando se trata de una repetición electoral por falta de investidura. Tras la repetición de los comicios en 2016, el Gobierno de Mariano Rajoy cambió la Ley electoral para que las campañas solo durasen una semana en caso de unas nuevas elecciones, pero esta reforma también conllevaba una rebaja del 30% en las subvenciones a los partidos políticos.

Por tanto, el Estado abonará por los resultados del 10N 14.817,35 euros por cada escaño del Congreso y del Senado, en lugar de los 21.167,64 euros que se pagaron en abril. En el caso de la subvención por voto, siempre que se haya obtenido representación parlamentaria, se abonarán 57 céntimos de euro y no los 81 de hace siete meses. "Nos equivocamos en eso también", lamenta.

Algunos dirigentes del partido reconocen que a día de hoy existen "dificultades" para hacer frente a las deudas ocasionadas por la campaña. De entrada, el partido debe abonar antes del 10 de enero de 2020 algo más de 100.000 euros para pagar por encargos a empresas durante la campaña. De no hacerlo en tiempo y forma, la formación de Errejón estaría incumpliendo la Ley de financiación de partidos políticos que establece en su apartado tercero que los partidos políticos "no podrán aceptar que, directa o indirectamente, terceras personas asuman de forma efectiva el coste de sus adquisiciones de bienes, obras o servicios o de cualesquiera otros gastos que genere su actividad". Más País podría enfrentarse, según la misma norma, a que el Tribunal de Cuentas imponga una multa "de cuantía equivalente al doble de la aportación ilegalmente percibida".

Esta semana, en la reunión habitual del partido, ya se trasladó a los cargos públicos que "la situación era crítica". El próximo lunes 2 de diciembre, volverán a reunirse para abordar de nuevo las cuentas financieras de la formación y algunos dirigentes consultados por eldiario.es apuntan a que la dirección pedirá "esfuerzos adicionales" a los cargos del partido (concejales, diputados y asesores) que consistirá en elevar las donaciones que realizan de sus nóminas.

Desde el partido de Errejón defienden que "el escenario del pasado 10 de noviembre se ajusta a planes económicos previstos", y confirman que se podrá hacer frente a la deuda "gracias a las limitaciones salariales de los cargos públicos y a la asignación económica atribuida a los votos obtenidos". Es la única vía que se plantea el partido, que sigue rechazando recurrir a créditos bancarios.

Los problemas económicos de Más País se suman al malestar de una parte del partido por la gestión de la candidatura y la falta de contrapesos a la figura de Errejón. Un liderazgo que algunos en su partido quieren rebajar tras el resultado de las elecciones.

Etiquetas
Publicado el
28 de noviembre de 2019 - 21:21 h

Descubre nuestras apps

stats