Sánchez anuncia el fin de las mascarillas en el exterior a partir del 26 de junio

Varias personas en el paseo marítimo de la playa de Sanxenxo.

Sábado 26 de junio. Es la fecha que ha marcado Pedro Sánchez para el fin del uso obligatorio de las mascarillas en los espacios exteriores. Es un hito que acerca aún más el fin de la pandemia de la COVID-19 en un momento en el que el ritmo de vacunación se ha acelerado considerablemente y 13 millones de personas tienen la pauta completa. El objetivo del Gobierno es llegar a la inmunidad de grupo en el mes de agosto, cuando se logre el 70% de población inmunizada. Pero antes habrá una imagen importante: los ciudadanos en la calle sin mascarillas un año después. Otros países del entorno, como Francia, también han adoptado esa decisión en los últimos días. "Este será el último fin de semana con mascarilla en los espacios al aire libre", ha proclamado Sánchez.

La mortalidad se desploma con el récord de vacunas: mayo es el mes con menos muertes desde verano en dos de cada tres provincias

El presidente ha explicado que convocará una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros el próximo jueves para aprobar formalmente esa decisión, que tendrá forma de decreto ley que tendrá que convalidar el Congreso en el mes de julio, según explicaron a elDiario.es fuentes socialistas. En el seno del Consejo Interterritorial de Salud había cierto consenso para eliminar la obligatoriedad de las mascarillas de cara al verano -algunos presidentes como el castellanomanchego, Emiliano García-Page, ya lo habían propuesto- pero Sanidad no llegó a incluirlo formalmente en el orden del día. Sánchez anticipó el miércoles que el paso de tomaría "pronto", pero se ha guardado el anuncio para un foro empresarial.

"Nuestras calles, nuestros rostros recuperarán en los próximos días su aspecto normal. Volveremos con ello a disfrutar de una vida en la calle sin mascarilla", celebró el presidente. "A la vez que la vacunación va como va, a un ritmo como hemos marcado hace muchísimos meses meses cada vez mas intenso, y que la economía sube, progresivamente afortunadamente las mascarillas empezarán a bajar", ha explicado Sánchez en una intervención en el Cercle d'Economía en Barcelona que ha comenzado lanzando un mensaje de optimismo sobre la recuperación económica. "La alegría de vivir de la sociedad española y catalana es la alegría de sus representantes en las instituciones, empezando por el Gobierno", ha señalado el presidente, que ha recordado que se están "cumpliendo punto por punto todos los hitos y objetivos" que se marcó el Gobierno.

Sánchez, que ha recibido un importante apoyo de los empresarios en la cumbre anual de la patronal catalana, se ha referido a las palabras expresadas por algunos de ellos en esa cita, como la consejera delegada de Banco Santander, Ana Patricia Botín, que dijo que España "se va a salir" en referencia a la recuperación económica. "Esta vez los optimistas van a acertar y hasta puede que se queden cortos", ha dicho el presidente, que considera que el país podrá incluso superar las previsiones iniciales. Sánchez, que siente el respaldo de las cifras económicas y de creación de empleo, ha expresado que el crecimiento va a ser "espectacular".

En vísperas de que el Consejo de Ministros conceda los indultos parciales a los líderes independentistas, previsiblemente en su reunión del martes, Sánchez ha aprovechado su presencia en Catalunya para mandar un nuevo mensaje en favor de la concordia, también como valor positivo para la economía. En ese foro en el que ha recibido el apoyo cerrado de la patronal a la medida de gracia y en el que Pablo Casado insistió en su duro rechazo, el presidente ha asegurado "la discordia partidista y territorial es un lastre para la economía" y ha pedido la implicación de toda la sociedad en el diálogo para resolver en conflicto. Ha aprovechado para agradecer, precisamente, el mensaje lanzado desde el Cercle d'Economía en esa dirección.

"El cuanto peor mejor, la incitación a la polarización, al frentismo, al odio acaban empobreciendo al conjunto de la sociedad", ha dicho el presidente en plena campaña de la derecha contra los indultos: "Tendremos que encontrarnos y reencontrarnos para poder seguir avanzando. Volver a ese punto en el que dejamos de escucharnos, en el que dejamos de atender los argumentos del contrario, porque hay espacios que compartimos, hay muchas mas cosas que nos unen que las que nos separan". "Es en esos espacios en las que debemos encontrar el acuerdo", ha dicho el presidente, que ha dejado claro que no puede ser una cosa solo del Gobierno o de "dos gobiernos" en referencia a Moncloa y la Generalitat. 

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2021 - 11:33 h

Descubre nuestras apps