eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Los expertos rebaten con datos los postulados de Vox sobre la llamada "ideología de género"

Esta semana Vox condicionaba su apoyo al Gobierno que negocian PP y Cs en Andalucía a que dejen de apoyar la Ley Integral contra la Violencia de Género

¿La Ley Integral de Violencia de Género es discriminatoria y persigue al hombre sólo por serlo? ¿Es inconstitucional? Juezas y expertos juristas y forenses responden con datos

El Congreso constituye la subcomisión del pacto contra la violencia machista

EFE

¿La Ley Integral de Violencia de Género es discriminatoria y persigue al hombre sólo por serlo? ¿Es inconstitucional? ¿Es destacable el número de denuncias falsas por maltrato? Juezas y expertos juristas y forenses responden con datos a las afirmaciones sobre ideología de género planteadas por Vox.

Esta semana Vox condicionaba su apoyo al Gobierno que negocian PP y Cs en Andalucía a que dejen de apoyar la Ley Integral contra la Violencia de Género, ante lo que Albert Rivera ha contestado que "la igualdad no se negocia", mientras que los populares han ofrecido ampliar las ayudas a todas las víctimas de violencia familiar sea cual sea su sexo.

La Agencia Efe ha consultado a distintos expertos sobre las cuestiones planteadas por Vox en materia de derechos de la mujer.

- ¿Es destacable el número de denuncias falsas por maltrato?

Una de las exigencias de Vox es la derogación de la Ley de Violencia de Género y la "persecución efectiva de denuncias falsas", porque, según su presidente, Santiago Abascal, la actual legislación es "injusta" y "no combate" una violencia que se "sigue produciendo" ni las "denuncias falsas contra muchos hombres".

Las cifras, sin embargo, demuestran lo contrario. Según la memoria de la Fiscalía General del Estado, en 2017 se interpusieron 166.260 denuncias por violencia de género, de las que 23 causas se abrieron por denuncias falsas. De éstas, dos finalizaron con sentencias condenatorias y las otras 21 siguen en tramitación.

Desde 2009, el número de condenas por denuncias falsas ha sido de 96, lo que supone un 0,0078 % del total.

"Son algo residual", asegura la presidenta de la Audiencia de Navarra, Esther Erice, que subraya que los datos del CGPJ ponen de manifiesto que estas denuncias falsas no tienen un número "significativamente superior" a otro tipo de delitos.

Para Erice, también coordinadora de Género de Juezas y Jueces para la Democracia, lo importante es reflexionar y atender a las estadísticas oficiales que ofrecen los datos: "No se trata de primar una ideología u otra: se trata de responder a las necesidades reales".

Coincide con ella la portavoz de la Asociación de Mujeres Juezas de España, Carla Vallejo, al indicar que "en absoluto" es destacable el volumen de estas denuncias y admite que en este ámbito pueden existir "como en cualquier otro delito".

"Nadie cuestiona que exista un sistema de seguros porque alguien intente estafar a su seguro y, sin embargo, es lo que se hace con la violencia de género, lo cual no es sino una forma soterrada de querer criticar el sistema", explica Vallejo, también magistrada de Vigilancia Penitenciaria de Las Palmas.

Y el exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, advierte de que "la inmensa mayoría" de las mujeres que sufren maltrato no presenta denuncia: "Sólo lo hacen entre el 20 y el 25 %". Y se remite a los datos del CIS según los cuales en España cada año 600.000 mujeres son víctimas de esta lacra y la media del número de denuncias en los últimos diez años ronda los 130.000.

Expertos rebaten con datos los postulados de Vox sobre "ideología de género"

Expertos rebaten con datos los postulados de Vox sobre "ideología de género" EFE

- ¿La Ley Integral de Violencia de Género persigue al hombre sólo por serlo? ¿Es inconstitucional?

Vox quiere sustituir la actual legislación contra el maltrato por una leyes que "traten de verdad con igualdad a todos", ya que consideran que la Ley Integral contra la Violencia de Género atenta contra la Constitución y la convivencia.

Sin embargo, el Tribunal Constitucional (TC) se ha pronunciado reiteradamente sobre este asunto y "ha pasado el filtro", señala Erice, que recuerda que es la ley que más cuestiones de inconstitucionalidad ha tenido y los magistrados se han pronunciado "con una claridad absoluta".

"No se trata de discriminar a los varones, faltaría más. Las estadísticas nos dicen que esta violencia intrafamiliar o que surge en relaciones afectivas de pareja tiene como sujeto pasivo perjudicado mayoritariamente, y de una forma abrumadora, a las mujeres", aclara.

El Constitucional se pronunció por primera vez en 2008. Y ha avalado el punto más cuestionado de esta ley, el que prevé penas más altas para los casos en los que la agresión es cometida por un hombre y la víctima es una mujer, sea pareja o expareja.

Según el TC, imponer una pena mayor al hombre es "razonable" ya que las mujeres están "insuficientemente" protegidas en el ámbito de la pareja, no vulnera el principio de igualdad y no discrimina por razón de sexo, ya que no se impone por ser varón sino por una grave conducta que reproduce "una arraigada desigualdad" y un "modelo agresivo" contra la mujer.

"No es discriminadora porque lo que trata es de responder a la realidad. Por supuesto que, si el perjudicado es varón, no se le va a dejar desprotegido y ahí está el Código Penal y otra serie de recursos para atenderle", remarca Erice.

- ¿Sería necesaria una ley específica para proteger a los hombres de la violencia doméstica que ejercen las mujeres?

Erice sostiene que la violencia doméstica contra los varones por parte de mujeres "por supuesto que se sanciona", si bien advierte de que "se da en una proporción tan pequeña que no necesita una ley específica".

Según los últimos datos del Ministerio del Interior, referidos al periodo 2010-2012, 17 mujeres asesinaron a sus parejas o exparejas varones, mientras que la cifra de hombres fue de 131. Es decir, del total de crímenes que se cometieron en el ámbito de la pareja o expareja heterosexual, el 88,5 % tuvo como autor a un varón.

- ¿Precisa la violencia de género de una normativa concreta y diferenciada de la violencia doméstica?

"Es un mandato de Naciones Unidas y también de la Unión Europea. España suscribió en 2014 el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia sobre la mujer y la violencia doméstica -conocido como Convenio de Estambul-, un instrumento jurídico obligatorio", precisa la vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Altamira Gonzalo.

En ese sentido, Vallejo, portavoz de la Asociación de Mujeres Juezas, matiza que establecer un marco específico de protección contra la violencia de género no sólo es un compromiso de España, también internacional: "Eso significa que ir para atrás o dejar de tener una política específica de protección de la mujer y frente a la discriminación machista sería incumplir tratados internacionales".

A su vez, Erice destaca que la gravedad de la violencia de género hace imprescindible una regulación específica: "Es incuestionable que la problemática existe, los datos empíricos lo demuestran. El problema es muy grave".

Desde 2003, 976 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. El sistema de seguimiento integral de los casos de violencia de género, Viogén, registra en la actualidad 476.718 víctimas, de las que 16 están en riesgo extremo de ser asesinadas; 183, en riesgo alto; y 5.478, medio.

- ¿Cuál es la relevancia de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género?

Carla Vallejo sostiene que ha supuesto "un avance sustancial en la protección y la lucha frente a una lacra que estaba prácticamente invisibilizada". De hecho, detalla que "fue pionera y una de las más avanzadas de la comunidad internacional en ese momento, imitada por otros países".

A este respecto, la vicepresidenta de Themis defiende que "muchísimas mujeres" se han atrevido a denunciar la violencia de la que estaban siendo víctimas y han encontrado recursos sociales para salir de ella, así como juzgados especializados.

Por su parte, la coordinadora de Género de Juezas y Jueces para la Democracia, Esther Erice, hace hincapié además en que la ley tiene "la virtud de estar aprobada por todas las fuerzas del Parlamento, lo cual es un hito". En 2004, las Cortes aprobaron por unanimidad el texto de esta ley integral.

- ¿La mayor parte de los agresores de violencia de género son extranjeros?

El líder de Vox aseguró que, "mayoritariamente, las mujeres que han siso asesinadas en España ha sido a manos de extranjeros". Una afirmación falsa según datos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial y del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad.

En las estadísticas relativas al tercer trimestre de 2018, de las 43.560 denuncias interpuestas por violencia machista, casi siete de cada diez (67,4 %) eran contra varones españoles.

En cuanto a los 47 asesinatos machistas cometidos en 2018, el 61,7 % fue perpetrado por un hombre español.

- ¿Existe la "ideología de género"?

El exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, es tajante: "No existe. Es un concepto que sólo se usa para cuestionar las políticas de igualdad, un argumento para desmontar aquello que cuestiona el machismo. Todo forma parte del posmachismo, que es una forma de machismo que busca generar confusión y tratar de mantener la pasividad de la sociedad".

La vicepresidenta de Themis añade que con "ideología de género" se refieren a "los derechos de las mujeres", a que consigan zonas de menor desigualdad con respecto a los hombres.

"A eso se están refiriendo cuando quieren negar el derecho al aborto, negar la protección a las mujeres víctimas de la violencia de género, cuando quieren imponer la custodia compartida, cuando acusan a las mujeres de poner denuncias falsas... Todas esas afirmaciones que hemos demostrado por activa y por pasiva que son mentira", concluye.

Con información de V. Molina, R. De Blas y M. Ostiz.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha