Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El Gobierno dará 400 euros más a un millón de becarios a partir de septiembre

Un millón de estudiantes se beneficiarán de las ayudas extraordinarias.

Daniel Sánchez Caballero

2

El Gobierno está resuelto a dar la batalla de las becas. El anuncio de Pedro Sánchez de que dará 100 euros al mes entre septiembre y diciembre a todos los beneficiarios de una beca de ayuda al estudio mayores de 16 años supone una inversión de unos 400 millones de euros. Según datos que ha ofrecido el propio presidente en el debate sobre el estado de la nación, el millón de estudiantes que tendrá una beca el próximo curso se beneficiará de esta partida. Según esas cuentas, la ayuda extraordinaria equivale al 18,7% del total del programa de becas, que asciende este año a 2.134 millones de euros, el mayor montante de la historia.

Sánchez se ha referido a la polémica por las becas de la Comunidad de Madrid, que ha creado un programa para dar ayudas a familias que ingresen por encima de 100.000 euros anuales. El Gobierno, que ya ha criticado estos últimos días este programa, busca con el anuncio de Sánchez marcar diferencias con esta política. “[Entendemos] las becas para activar el ascensor social y no para perpetuar desigualdades”, ha explicado el presidente en la tribuna del Congreso. “Vamos a por todas. Queremos garantizar la igualdad de oportunidades. Queremos ayudar a las familias para que ningún hijo se vea obligado a dejar sus estudios por necesidad. Nadie tiene que dejar sus estudios por problemas económicos en nuestro país”, ha argumentado.

El Ministerio de Educación ya había elegido el programa de becas como uno de los elementos en los que dar la vuelta a las políticas del Partido Popular de los últimos años. En las ayudas universitarias, el exministro José Ignacio Wert elevó los requisitos académicos mínimos para pedir y mantener la beca y diseñó un complejo sistema, una combinación de factores que acabó reduciendo el número de beneficiarios y también las cuantías que recibían.

Deshacer este camino fue una de las primeras medidas que tomó la anterior ministra, Isabel Celaá, cuando desembarcó en el ministerio. Se acabó de eliminar la necesidad de obtener una cierta nota para mantener las ayudas (que rondaba el 6 o 6,5 en función de la etapa educativa) y sobre todo se subió el umbral más bajo para poder acceder a la beca completa, la que además de pagar la matrícula incluye una ayuda económica directa.

El cambio de sistema elevó el umbral de renta para acceder a una ayuda completa. El sistema contempla tres umbrales bajo el que deben estar las familias, que dan acceso a distintas ayudas. Solo el umbral 1, el más bajo, da acceso a una beca completa, que incluye el pago de matrícula, una cuantía fija y otra variable. Hasta ahora, los umbrales estaban predeterminados en cuantías fijas, que varían según el número de miembros de la familia. A modo de ejemplo: una familia de cuatro miembros tenía que ingresar menos de 13.909 euros al año en total para estar dentro del umbral 1 y tener derecho a la beca completa. Llevaban sin actualizarse, además, desde que se establecieron hace 10 años.

Ahora el umbral 1 se equipara al umbral de la pobreza, dato que determina el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que corresponde al 60% de la mediana de los ingresos. Esa cifra, en 2018, era de 18.628,9 euros para la misma familia de cuatro miembros, una subida del 34%. Subir los umbrales se tradujo en que en un año se duplicó el número de personas que recibieron la beca máxima.

En este sentido, el anuncio que realiza hoy el presidente del Gobierno tiene también su componente ideológico: donde la Comunidad de Madrid pone un límite de renta de 107.739 anuales para una familia de tres miembros para acceder a una ayuda, para tener una beca del Gobierno la renta máxima para esa misma familia de tres es de 34.352 euros anuales.

Reforzar la competencia digital

Además, el presidente ha anunciado un plan para reforzar la competencia digital de los alumnos y alumnas de Infantil, Primaria y ESO, que comenzará a implantarse también en el curso 2022-2023. El objetivo es que todos los estudiantes “aprendan los conceptos básicos de la programación informática y del pensamiento computacional, en línea con lo que se está realizando en muchos de los países de nuestro entorno” y ya se hace en algunas comunidades autónomas.

El Plan Código Escuela 4.0 supondrá una inversión de 356 millones de euros en dos cursos y va dirigido a los cerca de 5.900.000 alumnos y alumnas de Infantil (segundo ciclo), Primaria y Secundaria de los 34.000 centros públicos y privados concertados.

El plan incluye medidas para la formación de los docentes mediante programas específicos y la introducción en los Grados de Magisterio de contenidos de programación, pensamiento computacional y robótica.

Etiquetas
stats