eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Doce muertos y un niño desaparecido por una tromba de agua que desbordó un torrente en Mallorca

Las precipitaciones de 220 litros por metro cuadrado han desbordado el torrente del pueblo de Sant Llorenç

Un total de 630 efectivos se han desplazado a la comarca de Llevant, para evaluar daños y atender a la población afectada

El Servicio de Emergencias ha habilitado el número de teléfono 900 600 112 para todas aquellas personas afectadas o que quieran aportar información

31 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Aspecto que presentaba hoy una calle de la localidad de Sant Llorenç des Cardassar (Mallorca), tras las inundaciones y el desbordamiento de torrentes, provocados ayer por las fuertes lluvias en la isla

Aspecto que presentaba hoy una calle de la localidad de Sant Llorenç des Cardassar (Mallorca), tras las inundaciones y el desbordamiento de torrentes, provocados ayer por las fuertes lluvias en la isla EFE/Atienza

La comarca de Llevant de Mallorca, especialmente el pueblo de Sant Llorenç y los municipios cercanos, ha sido anegada por el agua tras soportar precipitaciones de 220 litros por metro cuadrado. El servicio de 112 de Baleares ha confirmado que el desbordamiento de un torrente ha causado al menos doce muertos, tres de ellos en la localidad de Sant Llorenç, otros dos en Son Carrió, tres en la de S'Illot, dos en Artà y otros dos cerca de esta última localidad.

Las doce víctimas mortales confirmadas en las inundaciones son siete hombres y cinco mujeres. La mayoría son españoles, excepto una pareja de británicos y una mujer holandesa. Así lo ha indicado un portavoz de la Guardia Civil en declaraciones a los medios desde el puesto de mando instalado a la entrada de Sant Llorenç. Todas las víctimas mortales de las inundaciones de este martes son personas de mediana o avanzada edad.

Un niño está desaparecido, según ha informado Emergències de Illes Balears. La Unidad Militar de Emergencias ha informado este jueves de que se busca a dos personas más, según la Cadena SER.

El menor desaparecido tiene cinco años y se encontraba en el interior de un coche en el momento de la riada con su hermana y su madre. La madre es una de las víctimas mortales, pero consiguió sacar a la niña del vehículo, según han informado desde la Guardia Civil a Europa Press. Entre los diez fallecidos se encuentra también el exalcalde de Artà Rafael Gili y dos turistas británicos. 

El Servicio de Emergencias de las islas ha informado que están trabajando en la zona 630 efectivos de evacuación y evaluación de daños y riesgos. Entre ellos, se han trasladado a la isla 120 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias. Por su parte, la Conselleria ha desplazado un helicóptero, cinco autobombas, 91 brigadistas y 11 efectivos técnicos. Desde Madrid y Zaragoza, la Guardia Civil ha enviado con carácter de urgencia 18 componentes de la Agrupación Rural de Seguridad (ARS), ocho especialistas de rescate en montaña, ocho GEAS y dos equipos de perros para colaborar con las labores de búsqueda. También está colaborando en la zona la Comandancia General de Baleares.

La  Aemet ha rebajado la alerta roja a amarilla en Mallorca y Menorca la mañana de este miércoles. Durante la tarde se han intensificado las precipitaciones con tormenta, aunque no se esperan lluvias de la intensidad torrencial como las del martes. En el caso de Ibiza y Formentera, la agencia meteorológica ha elevado la alerta a naranja por las fuertes lluvias.

Varias carreteras en la zona del Llevant continúan cortadas este miércoles. Las clases se han suspendido para este mismo día en las localidades de Artà, Sant Llorenç des Cardassar y Son Servera. Aunque los centros deben permanecer abiertos para recibir a los alumnos que no puedan quedar en sus casas.

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez mostraron su solidaridad el miércoles por mañana en Twitter a "todos los afectados", en especial a las "familias y amigos de las víctimas mortales".

Horas después el presidente del Gobierno se trasladó a la isla, donde visitó el puesto de mando avanzado de emergencias, donde se centraliza la actividad de todos los servicios de rescate. El Consejo de Ministros ha tramitado este jueves la declaración de zona catastrófica, algo que había solicitado el propio Govern balear.

Está previsto que este viernes, los reyes se trasladen a Mallorca, tras el desfile y recepción del 12 de Octubre en Madrid. El rey, Felipe VI, había telefoneado este miércoles a la presidenta de Baleares, Francina Armengol, para expresarle su pesar por las víctimas, su solidaridad con las familias y su apoyo a los afectados, han informado fuentes del Gobierno balear citadas por la agencia Efe. Además, los Reyes habían hecho público el siguiente mensaje en la cuenta oficial de Twitter de la Casa del Rey: "La desolación y la tragedia para las familias de las víctimas y afectados de Sant Llorenç y otras zonas de Mallorcatiene difícil consuelo. Hagamos todo lo posible para ayudarles a superarlo con la solidaridad que merecen de toda España".

También viajó a la isla el líder del PP Pablo Casado, quien declaró su "preocupación" y se sumó a las muestras de solidaridad dando se "sentido pésame por los fallecidos" en su cuenta de Twitter.  De igual modo se ha manifestado el Secretario General de Podemos, Pablo Iglesias, en la misma red social, por la que mandó "mucha fuerza a todos los profesionales y voluntarios que se están dejando la piel para ayudar".

El Govern decretó este miércoles tres días de luto. La presidenta Francina Armengol también expresó su "dolor" por los hechos.

Antes de iniciar la Sesión de Control en el Congreso, los diputados guardaron este miércoles un minuto de silencio por las víctimas de la tragedia. Desde el Senado difundieron una  declaración institucional como muestra de apoyo a las personas afectadas y a las instituciones, fuerzas de seguridad  y servicios de emergencias implicadas en las labores de rescate.

Armengol asegura que "lo primero son las personas" 

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, dio este miércoles una rueda de prensa en la que anunció la decisión del Govern de decretar tres días de luto.

"Como Gobierno de Baleares, lo primero son las personas, ayudar con las prestaciones de carácter social más importante y después ayudarles a recuperar lo que han perdido", ha explicado Armengol. El viernes de la semana que viene el Govern balear aprobará las medidas concretas y las partidas presupuestarias necesarias para abordar los daños causados por el torrente de agua. En ese sentido, ha asegurado que si hacen falta cambios normativos para evitar que las ayudas económicas lleguen tarde, los llevarán a cabo. 

"De aquí a unos días habrá una línea telefónica para que los afectados reciban la información concreta que necesitan", ha explicado. De acuerdo con las declaraciones de la presidenta, las autoridades continúan analizando a esta hora la magnitud de las pérdidas materiales, sobre todo en carreteras, puentes y espacios públicos. 

Los trabajadores sociales de la Consellería irán casa por casa para ofrecer ayudas sociales por temas básicos, como calefacción, agua y comida hasta este fin de semana. El viernes que viene se aprobarán las medidas concretas en el Consell de Govern y se especificarán todos los plazos.

"Con lo que ha caído y la situación que hemos vivido la gente ha actuado de una forma muy rigurosa, eficaz y eficiente. Los colectivos se han coordinado en seguida y el trabajo está muy bien hecho", ha manifestado. En ese sentido, la presidenta no ha querido contestar si cree que Baleares está capacitada para enfrentarse a esta tragedia o si por el contrario, sobrepasa sus capacidades. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha