La portada de mañana
Acceder
La fatiga pandémica y el fin del estado de alarma complican el control
Dirigentes del PP sospechan que Casado forzará elecciones en otras CCAA
Opinión – Lo importante es no liarse, por Antón Losada

Sanidad registra 7.955 nuevos casos de coronavirus y 325 fallecidos desde ayer

Un trabajador sanitario totalmente protegido sale de una habitación de la UCI

El Ministerio de Sanidad ha registrado 7.955 nuevos casos de coronavirus y 325 fallecidos desde ayer. La incidencia acumulada continúa bajando y se sitúa en 188,72 casos por cada 100.000 habitantes. Así, desde el inicio de la pandemia, se han infectado en España 1.720.056 personas confirmadas por test. El total de fallecidos desde marzo asciende 47.344. De ellos, 765 se han dado en la última semana. Los nuevos contagios se reparten así: 1.715 en Madrid, 1.695 en la Comunitat Valenciana, 1.401 en Catalunya, 573 en Andalucía y 466 en Castilla y León.

El director del el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha señaladoe este jueves que la evolución de la COVID en España "es buena", pero ha advertido de que "cualquier despiste puede suponer incrementos exponenciales muy difíciles de controlar".



Entre enero y mayo de 2020 fallecieron 45.684 personas a causa de la COVID-19 en España. Casi 9 meses después desde el inicio de la pandemia, el Instituto Nacional de Estadística (INE), adelanta la publicación de la estadística de defunciones por causa de muerte en el país. La estadística, realizada a partir de los certificados médicos de defunción, confirma que las cifras de muertes en España derivadas del coronavirus fueron mucho mayores que los datos oficiales de muertes publicados por el Ministerio de Sanidad, que solo tienen en cuenta los decesos producidos tras una prueba analítica positiva.

Además de estos fallecimientos con COVID, los médicos han certificado otros 4.218 casos en los que la causa de muerte no ha sido directamente la enfermedad, aunque el virus ha contribuido a la muerte de dichas personas, como comorbilidad. Se trata de pacientes que murieron principalmente a causa de otra patología, como un cáncer o un infarto, a la que se sumaron las complicaciones derivadas de la COVID. De esta forma, podríamos hablar de hasta 50.000 decesos en España asociados al virus solo en los primeros cinco meses del año.

Etiquetas
Publicado el
10 de diciembre de 2020 - 18:52 h

Descubre nuestras apps

stats