Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Digitalizan el archivo histórico cacereño con registros de Isabel La Católica

Digitalizan el archivo histórico cacereño con registros de Isabel La Católica
Cáceres —

0

Cáceres, 13 abr (EFE).- La Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno ha digitalizado su archivo histórico, conservado en el Palacio de los Golfines de Abajo en Cáceres, con documentos, algunos del siglo XIV, y entre los que figuran los libros de cuentas de Isabel la Católica, escritos por su camarero, Sancho de Paredes Golfín, que ya se pueden consultar a través de internet.

Se trata de más de 9.000 documentos y volúmenes, presentes en el palacio cacereño que se abrió al público como museo en 2015 y que ha sido visitado por más de 80.000 personas, según ha recordado la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno en nota de prensa.

La Real Academia de Historia acogerá esta tarde la presentación de este archivo online, de interés histórico, entre otros motivos por los libros de cuentas que refutan la leyenda negra de que la reina no cuidaba su higiene y aspecto personal, revelando un ajuar rico en costosos perfumes y cosméticos.

El archivo es principalmente administrativo y está organizado en diferentes secciones que corresponden con las ciudades de donde proceden los documentos: Ávila, Baeza, Belalcázar, Valencia, Cáceres, Córdoba, Granada, Madrid, Salamanca y Trujillo.

Tras nueve años de trabajo de un equipo de profesionales de la Fundación digitalizando los documentos, el asesoramiento externo de los expertos de la Real Academia de la Historia y una importante inversión económica exclusivamente propia, el archivo digital permite el acceso libre a la imagen de todos los documentos con una gran calidad visual en www.archivohistorico.es.

Entre ellos están las cuentas de Isabel la Católica, que pasaron a formar parte del legado familiar tras su muerte, a través de Sancho de Paredes Golfín, quien fue su camarero desde 1484, sucediendo en el cargo a su suegro, Martín Cuello, de quien aprendió el oficio, según recoge una reciente tesis de Juan Ignacio Panizo.

Sancho, que como camarero era el encargado del bienestar material de la reina, optó por introducir una importante novedad: dejar por escrito todo lo que tenía que ver con sus responsabilidades.

Así, recogía los objetos personales de la cámara de la reina (dependencias privadas), sus joyas, obras de arte, vestidos, mobiliario para la capilla o para los apartamentos privados, y, gracias a esta contabilidad, los ingresos y las salidas quedaron respaldados por documentos oficiales.

Para el catedrático y académico de la Real Academia de Historia Miguel Ángel Ladero Quesada, especialista en historia de la Corona de Castilla durante los siglos XIII a XV, estos libros de cuentas son un documento importante, del que existe solo otro ejemplar en el Archivo de Simancas.

A su juicio, que no se hayan perdido estos libros, tras cinco siglos de vicisitudes históricas, se debe a que un antepasado fuera el camarero de la Reina y “guardar esa documentación era un motivo de orgullo y de honra ante el resto de la sociedad”.

Etiquetas
Publicado el
13 de abril de 2021 - 12:44 h

Descubre nuestras apps

stats