eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El PP de Málaga gana sin absoluta y con el peor resultado en 25 años

Francisco de la Torre obtiene seis concejales menos que en 2011 y pierde 40.000 votos

Por un sólo concejal, el PP no pasa a la oposición.

El PSOE apenas varía sus resultados, pero se ve líder de las "fuerzas del cambio".

Irrumpen con fuerza Málaga Ahora y Ciudadanos, de cuya abstención depende el gobierno en minoría de los populares

- PUBLICIDAD -
De la Torre apuesta por "diálogo" y asegura que con Cassá habrá "gobernabilidad"

Elías Bendodo y Francisco de la Torre, durante la comparecencia en la sede del PP

Se puede decir que el Partido Popular ganó las elecciones en Málaga y será cierto. Pero hacía 20 años que no las ganaba de esta forma: sin mayoría absoluta. Con toda probabilidad, Francisco de la Torre será de nuevo alcalde, pero sólo porque no parece que Ciudadanos vaya a entrar en un pacto de las fuerzas de izquierda (PSOE, IU y Málaga Ahora). Juan Cassá, candidato de Ciudadanos, telefoneó a Francisco de la Torre con el recuento recién concluido para felicitarle y esto el regidor lo interpretó como más le convino y probablemente de manera correcta: "He dado por hecho que piensa que debo ser alcalde con estos números". Bastará con que se abstenga. "Vamos a ser responsables", había declarado ya Cassá.

Pese al notable retroceso, De la Torre subió al atril sacando pecho: "Somos la fuerza más votada. Siendo menor de lo que se esperaba, lo consideramos satisfactorio: son más de 10 puntos de diferencia [con el PSOE]". El PP tendrá 13 concejales en el Ayuntamiento de Málaga, por nueve del PSOE, cuatro de Málaga Ahora, tres de Ciudadanos y dos de Málaga para la Gente (IU). Es una victoria pírrica, en línea con la obtenida en la mayoría de las capitales de provincia andaluzas, sobre todo, si se contrasta con los resultados de 2011: De la Torre se ha dejado seis concejales, 40.000 votos y 17 puntos porcentuales en cuatro años. El PP obtiene el 36,47% de los votos, su porcentaje más bajo desde 1991, tiempos en que gobernaba el socialista Pedro Aparicio.

Pudo ser peor para los populares: durante gran parte del escrutinio, la extrapolación (incluso al 80% del voto escrutado) le daba 12 concejales y 10 al PSOE. Y entonces sí, bastaba un acuerdo de las fuerzas de izquierda para que De la Torre dejara de ser regidor. En el rato que fue desde que Canal Sur publicó su sondeo a pie de urna hasta pasadas las 22.00, se palpó la posibilidad cierta de un cambio de alcalde. El decimotercer concejal era la clave y al caer del lado del PP frustró la posibilidad de que las fuerzas de izquierda sumaran mayoría: finalmente, PSOE, IU y Málaga Ahora suman 15 ediles, a uno de la mayoría absoluta.

Cassá quiere entrar en el Ayuntamiento para "cambiarlo desde dentro"

Juan Cassá, en el momento de votar

Con 13 concejales populares, la llave de la Casona del Parque la tiene Ciudadanos, que tiene tres ediles. Su abstención bastará para que el PP gobierne en minoría. Y desde su primera comparecencia, Juan Cassá ya avanzó que no hará experimentos. "Vamos a ser responsables", dijo nada más comenzar. Si durante toda la campaña ha insistido en que no entraría en un eventual gobierno de coalición, ayer volvió a negarlo ("no vengo a buscar un cargo o una silla; no voy a ser teniente de alcalde"), y dejó meridianamente claro que tampoco forzará un pacto a cuatro bandas para desalojar a De la Torre. Si no pacta con la lista más votada, no se comprendería que lo hiciera con las tres siguientes.

Todos lo entendieron así. También De la Torre, que se agarró a la llamada que recibió de Cassá para justificar su optimismo. Aclaró, eso sí, que no habían entrado en detalles: "Yo he entendido que facilitará la gobernabilidad. Lo interpreto como un signo de que están dispuestos a la colaboración". "Sabremos gobernar desde la no mayoría absoluta", anticipó.

Para cerrar la campaña, Elías Bendodo, el presidente provincial, había parafraseado el viernes aquella histórica viñeta de Chumy Chúmez, quizá sin darse cuenta: "Hay que elegir entre Francisco de la Torre o el caos". Y la mayoría de los electores, como en esa portada de Hermano Lobo, optaron ayer por el supuesto caos. "Da igual, también somos nosotros", respondía el político en el chiste de Chumy Chúmez. En Málaga, el alcalde seguirá siendo alcalde.

Oposición: el PSOE repite resultados e irrumpe Málaga Ahora

El PSOE repite resultados: nueve concejales y apenas 3.000 votos más. Son, en todo caso, mejores que las expectativas de las encuestas, que auguraban un retroceso. Como todo en política es relativo, Gámez miró al vecino, el PP, y encontró muchos motivos de alegría. Tardó en comparecer y lo hizo muy sonriente. No habrían ganado y no podrán gobernar, pero el resultado casi sabía a victoria porque el PP perdió. "Ha empezado un nuevo tiempo, y el PSOE tiene la hegemonía de las fuerzas del cambio en la capital", dijo.

Gámez, "muy satisfecha" por los resultados, afirma que el cambio "ha arrasado" en la ciudad

Los candidatos del PSOE, en la sede

El PSOE liderará una oposición fortalecida por el descalabro del PP. Pero si los socialistas no ganan concejales es porque en 2011 han surgido y cuajado Ciudadanos y Málaga Ahora, gran triunfadora de la noche con cuatro concejales. Su campaña se desarrolló a contrarreloj porque decidieron el nombre y su candidata, Ysabel Torralbo, con apenas dos meses de antelación. Málaga por la Gente (IU) fue, finalmente, la damnificada de la confluencia frustrada: perdió uno de los tres concejales que hasta ahora tenía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha