eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Entrevista | Juan García Montero

"Para el presidente del PP de Granada soy un chino en el zapato"

El edil está dispuesto a discutirle la presidencia del partido en Granada a Sebastián Pérez, hombre fuerte de la formación en la provincia desde hace años

Esta semana, ha denunciado presiones y amenazas por parte de la dirección actual: "Si gana, me fusilaría (políticamente) sin ningún pudor"

- PUBLICIDAD -
Juan García Montero, candidato a la presidencia del PP granadino

Juan García Montero, candidato a la presidencia del PP granadino

Juan García Montero (Granada, 1969) se muestra sereno. Recibe con una sonrisa que no parece forzada, mira a los ojos sin desviar la mirada mientras habla y trata de convencerte de que su apuesta es la que el Partido Popular de Granada necesita. Así lo cree un hombre considerado por muchos el heredero natural del exalcalde Torres Hurtado al frente de su partido tras el escándalo de la 'Operación Nazarí' que derribó los cimientos de los populares en la capital granadina.

Sabe que su posición no es fácil. Su partido está dividido en dos mientras su enemigo íntimo, Sebastián Pérez, aspira a revalidar la presidencia del PP a nivel provincial. Él aspira a lo mismo. Por esa razón, por entrar en un campo de batalla del que hay pocos precedentes en esta formación en Granada, al menos en público, García Montero denuncia amenazas de la dirección de su partido. Unas amenazas, asegura, íntimamente ligadas con la 'Operación Nazarí' que acabó con Torres Hurtado, su concejala de Urbanismo Isabel Nieto y buena parte de la cúpula del área dinamitando trece años de alcaldía ininterrumpida de los populares.

Sobre la 'Operación Nazarí', sobre su amigo Torres Hurtado, sobre la política municipal, sobre el proyecto político con el que sostiene que "Comienza la ilusión" para su partido y sobre todo del que considera principal culpable de la deriva del PP granadino, Sebastián Pérez, nos habla Juan García Montero que nos recibe en la sede que tiene en el centro de la ciudad de la Alhambra.

Usted lleva desde 2003 siendo edil municipal y ha sido concejal de cultura ¿Qué es para usted la vida política de una ciudad como Granada?

Me afilié en la década de los 80 al Partido Popular y no fue hasta 2003 en que me incorporé a una responsabilidad política y empecé en Nuevas Generaciones. Para mí la política me parece la profesión más noble del mundo aunque esté ahora completamente desprestigiada, creo que en eso tenemos culpa los que la hacemos por la corrupción y por la manera de entender determinadas reglas que están fuera de juego.

Para quien no le conozca, además de saber que usted es un político del PP ¿cómo se define ideológicamente?

Soy un hombre conservador, demócrata y cristiano. Soy un hombre familiar. Una persona sencilla. Creo que soy honesto y una persona que pone mucho empeño en lo que hace.

Desde que a finales de 2016 anunciase su intención de liderar el PP granadino ¿le ha cambiado mucho la vida?

Realmente en lo que tiene que ver con el compromiso político no, pero con la manera en que algunos compañeros han visto mi carrera, sí. Personas que yo considero mis amigos de pronto han cambiado su actitud. Antes una cosa que parecía que estaba bien ahora parece que está completamente mal y lo cierto es que esto es una opción libre, independiente y democrática. A nadie le debe extrañar que haya una persona que entienda que en su partido haya cosas que mejorar.

¿Siente que después de más de una década ostentando cargos de relevancia su partido lo ha relegado a un segundo plano?

Sí, claro que lo siento. De ser el alcalde en funciones y portavoz del partido durante mucho tiempo uno echa de menos que se cuente con él para dar una rueda de prensa y para dar su punto de vista. Yo siempre he entendido que la política debe ser en equipo y no para seguir a pies juntillas lo que dice un líder. En este caso la pena que me da es que Sebastián Pérez ha debido ver en mí a un potencial enemigo, a alguien que ha podido moverle la silla. Y algunos que han preferido su bienestar a lo que entiendo yo que es lo mejor para el partido.

Hay quienes consideran que desde el anuncio de su candidatura su partido está abierto en dos bandos, el de Sebastián Pérez y el suyo y que es el suyo el que se encuentra más a la derecha ¿qué opina de ello?

Decir que yo estoy más a la derecha de alguien que se peina con gomina cada mañana antes de salir de casa… yo vengo de una familia con tradición en el ámbito de la cultura. Tengo el orgullo de tener un hermano hijo predilecto de Andalucía (el poeta Luis García Montero), que ha sido candidato por Izquierda Unida en Madrid, tengo hermanos que son de perfil de izquierdas pero más moderados y hermanos bastante más de derechas que yo. Por tanto lo que he respirado en casa es la democracia y me siento muy orgulloso de tener ese perfil. Quien piense que tengo un perfil más radical está completamente equivocado.

Ahora quiere dar el salto al PP provincial pero usted ha sido figura clave en el municipal mientras Torres Hurtado ha sido alcalde. Ahora que se cumple un año de su detención por la ‘Operación Nazarí’ ¿cómo vivió aquello?

Lo ves como un espectador cualificado porque uno tiene la responsabilidad directa del área de Cultura y Deportes y estás muy cerca de la Alcaldía. Cuando uno está al lado de un despacho en el que están Torres Hurtado y Sebastián Pérez… uno descubre y se da cuenta directamente de las diferencias y el distanciamiento que existía entre ambos.

Conozco perfectamente la conducta de Pepe Torres y conozco perfectamente la conducta de Isabel Nieto. Por eso, cuando a mí Sebastián Pérez, como presidente del partido, me habla como portavoz para que pidiera la dimisión de Nieto, me pareció una barbaridad. Le dije que la política no podía ser eso y que si él pensaba eso a lo mejor tendría que valorar si merecían la pena determinadas cosas en la política. En ese momento, descubrí que Sebastián Pérez quería utilizar que estaban incriminados en su propio beneficio para aspirar a la alcaldía de Granada. Y eso no lo puede tener jamás en su bagaje el presidente de un partido. Sebastián Pérez miró por sus intereses.

Torres Hurtado habla de usted en calidad de amigo ¿es así?

Sí. Pepe Torres es mi amigo. Otra cosa es que sepamos llevar la relación de una manera fluida. También te digo que todo cambia en política de un día a otro. Los que hoy llevan la bandera verde mañana la llevan azul en función de para dónde sople el viento. Pero sí, somos amigos y somos un equipo y lo hemos sido durante mucho tiempo y juntos hemos hecho funcionar a una ciudad como Granada muy bien. A mí lo que me desespera es que una vez que se han depurado las responsabilidades políticas con su dimisión, no seamos capaces de defender igual que hacen los socialistas la inocencia de su militante hasta que no haya una decisión judicial. Estoy convencido de que este proceso quedará en nada. No puedo entender que desde nuestro partido no se les defienda y mucho menos puedo entender la decisión de personarnos en contra de ellos. Me parece un disparate y una locura. Pone de manifiesto las ambiciones de Sebastián Pérez y el que le siga… yo creo que va por mal camino.

Algunos consideran que usted es el elegido para sustituirle al frente del partido

Temporalmente, de aquí al próximo congreso, no es que haya dos bandos, es que hay dos sensibilidades que están temporalmente unidas para seguir trabajando en favor del Partido Popular. De manera circunstancial tenemos dos puntos de vista pero dentro de una unión que nos representa: nuestras siglas. Yo no soy el sucesor de Pepe Torres porque Pepe Torres no me puede poner a mí con el dedo como hizo con Sebastián Pérez cuando Sebastián Pérez sucedió a Martínez Soriano en la presidencia del partido… Ni soy un divisor, ni soy un sucesor de nadie. Si gano será no porque me hayan puesto a dedo ni Juanma Moreno ni Mariano Rajoy, que esos movimientos se le dan muy bien a Sebastián. Si soy presidente del partido es porque la mayoría de los afiliados lo quieren y a eso aspiro. Y si se gana, regeneraremos el partido de manera pacífica y si se pierde habrá ganado el PP porque siempre que gana un compañero ganamos todos.

Después de trece años en el equipo de Gobierno ¿cómo se explica la ‘Operación Nazarí?

Jamás. Isabel Nieto es una persona especialmente meticulosa y escrupulosa. Es una persona con unos principios éticos incuestionables. El que está cerca lo sabe pero claro, el que ve que hay helicópteros y tíos con metralleta pues piensa otra cosa. Lo cierto es que después de los registros no han encontrado nada importante. Si se hubiera encontrado se habría filtrado ya.

Conozco del distanciamiento entre ella y el funcionario del Ayuntamiento, Jacobo de la Rosa…  que por cierto tenía una magnífica relación con Sebastián Pérez y con Luis Salvador (exportavoz de Ciudadanos) porque hay correos en los que De la Rosa se refería a Pérez como su presidente. También son conocidos los desayunos y charlas que compartían con Luis Salvador cuando era un funcionario liberado en Diputación que tuvo tiempo para montar Ciudadanos Granada, conseguir los resultados que consiguió y pedir la dimisión de Torres Hurtado. Como no dimitió sobre la marcha sucedió la ‘Operación Nazarí’ y después toda la historia que conocemos.

Acaba de mencionar a Luis Salvador, que fue el portavoz de Ciudadanos que promovió la moción de censura contra el PP tras la 'Operación Nazarí'

Personalmente le respeto muchísimo. En el tiempo en que yo he sido portavoz nos hemos entendido bien y hemos sacado muchas cosas adelante como ‘Granada Ciudad de la Cultura 2031’. Pero debo decir también que es una persona que ha estrechado unos lazos muy especiales con Sebastián Pérez. Ha estado muy libre para montar Ciudadanos y no me parece correcto que el presidente de nuestro partido favorezca a alguien que está montando una formación política que nos ha hecho tanto daño. Es algo gravísimo. Hay que decirlo con todas las letras y en eso no culpo a Luis Salvador.

Sin embargo, la policía aporta pruebas que colocan a Torres Hurtado al frente de lo que llaman una organización criminal ¿cree en su inocencia?

Decían también que manejaba a través de los correos electrónicos todas esas cosas. !Pero si Torres Hurtado cuando tuvo su primer iPhone puso un correo electrónico que era absolutamente surrealista¡ Creo que era algo así como ‘mataurracas’ y creo que habrá mandado tres correos electrónicos en su vida. Quien piense eso de Pepe Torres es que no le conoce. No es una persona que tenga cuentas en el extranjero, ni que haga ostentaciones. Pepe Torres es una persona sencilla.

Quizá tenía que haber meditado la posibilidad de presentarse de nuevo a las elecciones municipales. Estoy convencido de que si no hubiese ido como candidato, la ‘Operación Nazarí’ no habría sucedido. Cuando uno gobierna con responsabilidad y en el caso de Jacobo de la Rosa o Ramón Arenas (otro de los empresarios implicados en la ‘Operación Nazarí’) estas personas te denuncian... circunstancias políticas ha habido y ya las conocemos todos. Estoy convencido de que se darán cuenta de que aquí no hay un problema de corrupción política ni muchísimo menos. Ahora ¿quién restituye esto? Es difícil.

En el mismo sumario de la causa parece que el PP de Granada y su presidente hasta la fecha, Sebastián Pérez, tenían conocimiento de alguna de las actividades delictivas que se investigan de Urbanismo, de confirmarse que fue así ¿Ve una maniobra política por parte de Sebastián detrás de la ‘Operación Nazarí’?

No. Sebastián Pérez estoy convencido de que no es la persona que urde la ‘Operación Nazarí’ pero sí es el responsable de utilizarla para su propio beneficio. Cuando se producen las detenciones, ve una oportunidad para entrar en la alcaldía de Granada por vía directa en vez de defender a sus compañeros de partido. Si llega hasta el punto de dar la orden de que nos personemos en contra de ellos cuando yo, siendo alcalde en funciones, ya me había personado en la causa para que el Ayuntamiento de Granada no se viera menoscabado en sus derechos. Esa es la responsabilidad de Sebastián Pérez.

¿Por qué usted y no Sebastián Pérez al frente del PP de Granada?

Creo que Sebastián tiene el tiempo agotado. Si uno es representante de un club de fútbol y está haciendo acuerdos con el equipo contrario para bajar a Segunda División, uno no puede ser representante de ese club. El presidente del Partido Popular debe ser un hombre sencillo, con principios, implacable, una persona que quiera trabajar por su tierra y no por su beneficio. Creo que Sebastián Pérez ha confundido lo que es el PP con algo que él administra en su propio favor.  Si Sebastián Pérez no se va de presidente en esta oportunidad, el problema lo tendremos más adelante y estoy plenamente convencido de ello.

Hace tan solo unos días contaba que ha sido víctima de amenazas del entorno de la dirección de su partido ¿qué tipo de amenazas además de la que relató?

Algunas directamente, otras a través de otras personas. Cuando a uno le dicen "hemos terminado con Pepe Torres y cuando pase el congreso el siguiente será Juan García Montero" es una amenaza. Eso no puede estar dentro de nuestro partido y quienes utilizan esas estrategias deben estar fuera del PP. Si yo llego a presidente, que las personas que han actuado de esa manera sepan que tendrán un expediente abierto inmediatamente.

¿Quién o quiénes cree que están detrás de estas amenazas para que usted no opte a ser presidente de su partido? ¿A qué cree que tienen miedo?

Sebastián Pérez todos los congresos que ha ganado los ha hecho a dedo y nunca ha tenido un rival porque nunca nadie se ha presentado con una estructura y sin miedo. Quien está acostumbrado a ir sobre la alfombra roja a la presidencia del partido y de pronto se encuentra un chino en el zapato… ese chino le molesta e intenta machacar al chino y quitárselo. Pero si el chino hace bien su trabajo, las presiones no van a acabar con él.

¿Tal es la presión?

Esas amenazas son concretas y están denunciadas ante la policía. Personas que se adscriben a trabajar con nosotros son llamados por diputados provinciales o por el presidente del partido para decirles que si siguen por este camino no tendrán ningún futuro dentro del PP. Hay personas que son funcionarios y que han sentido presiones a la hora de decir que trabajan con nosotros. Es una realidad que no se puede ocultar. Es bueno decirlo para que paren ya.

¿Es cierto que Rocío Díaz, portavoz municipal de su partido, le ha apartado?

No creo que sea ella, aunque quien da la instrucción es siempre el portavoz. De la misma manera que cuando Sebastián me dijo que pidiera la dimisión inmediata de Isabel Nieto le dije que me parecía un disparate, me hubiera gustado que Rocío Díaz cuando Sebastián le dio la instrucción de apartarme de la vida municipal, me hubiese dado la oportunidad de explicarme.

La relación entre Sebastián Pérez y usted parece evidente que se ha enfriado

Una relación de compañeros de partido que pensamos en un proyecto distinto y que el día en que nos llamen para trabajar por el PP seguro que estaremos trabajando codo con codo aunque quizá sin mucha sintonía personal.

¿Cuál es su proyecto para el partido si ganara en el próximo congreso?

Hay muchas cosas importantes. Me importa mucho reactivar Nuevas Generaciones. El principal problema del PP es la implantación en los jóvenes de Podemos y Ciudadanos que parece que al hilo de las nuevas tecnologías se mueven mejor. De hecho entre las Nuevas Generaciones de mi época conseguimos que el PP fuera el partido más importante de Granada y de España, algo bien hicimos en aquella época. Pero sobre todo tres cuestiones fundamentales. La primera es que el mandato del presidente del partido no puede ser superior a ocho años. La acumulación de cargos en la presidencia es insostenible (por Sebastián Pérez que es presidente y senador actualmente) porque en el Ayuntamiento de Granada, por ejemplo, hay tal necesidad de trabajo que uno se debe dedicar en exclusiva. Y en tercer lugar, la elección de los diputados provinciales se debe hacer en las comarcas de forma que el papel del presidente provincial pase a un segundo plano.

¿Su objetivo es ser alcalde de Granada?

A mí me haría mucha ilusión ser alcalde de Granada como a cualquier granadino. Tanto en mi caso como en el de Sebastián tenemos bagaje suficiente para ser presidentes del partido y alcaldes de Granada. Pero tengo claro que si soy presidente del partido no voy a ser alcalde de Granada porque estoy convencido de que no podemos compatibilizar cargos. Aunque sé que en el caso de Sebastián Pérez si por él fuera compatibilizaría ese cargo, como ya lo hace, con del de alcalde, presidente de la Diputación o presidente de la Peña de la Platería ...

¿Qué ocurriría con Juan García Montero el día después de perder la carrera por la presidencia del partido?

Al día siguiente Sebastián Pérez me pondría, como dijo Torres Hurtado, en la tapia del cementerio y me fusilaría sin ningún tipo de pudor. Lo viene haciendo dando sus instrucciones en el grupo municipal en el Ayuntamiento, así que no es ninguna hipótesis. Yo no sería una persona radical como él lo está haciendo.

¿Qué le parece la labor del nuevo alcalde, Francisco Cuenca?

Paco Cuenca se ha encontrado la alcaldía de Granada. Es un alcalde eventual que por las propias circunstancias del PP se ha encontrado con esa situación. Es una persona que objetivamente no creo que dé el perfil para ser alcalde. Concurren en él las mismas circunstancias que cuando a Torres Hurtado le obligaron a dimitir; es decir, una persona que está siendo investigada. Tiene gracia cuando dice que loque  le pasa es un tema administrativo porque cuando él era delegado de la Junta de Andalucía lo que hizo fue contratar a una serie de personas para fiscalizaran a los cursos de formación. Es que es gravísimo. Está mal y creo que debería dimitir. Creo que Ciudadanos debería de dejar de jugar a lo que está jugando y ser responsable y pedir la dimisión.

Mande un mensaje para convencer al votante que ya no cree en los políticos ni en la honradez de la política

Decepcionados especialmente con el Partido Popular hay muchos. Creo que en política las cosas hay que decirlas con honestidad y sencillez, como ha sido esta entrevista. Lo políticamente correcto debe quedar a un margen porque ante problemas tan graves como el caso Bárcenas, la Gürtel, Bankia, los ERE.. Aquí no se trata de ser de izquierdas o de derechas sino de ser honrado. Por eso les pido a mis compañeros del PP que trabajen para hacer un partido interesante y una garantía de trabajo y futuro para el país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha