eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Puntos calientes de la reorganización hospitalaria de Granada

Charlamos con Fidel Fernández, de la 'Plataforma trabajadores', María José Vílchez, portavoz de 'Granada por su salud', Cristina López, gerente del complejo hospitalario de Granada y Jorge Cuenca, médico del mismo centro hospitalario sobre la situación sanitaria que ha provocado tres manifestaciones masivas en apenas 40 días

La principal reclamación de que haya dos hospitales completos en la capital divide a quienes opinan que el nuevo modelo de fusión no necesita dos y quienes se manifiestan porque su ausencia supone que el paciente no pueda tener acceso a una atención integral básica

Las listas de espera de consulta, el número de camas por hospital y el traslado del Hospital Materno Infantil de Caleta hacia el antiguo Traumatológico son otros de los puntos calientes que aborda todo el proceso

- PUBLICIDAD -
Hospital Virgen de las Nieves

Hospital Virgen de las Nieves

Tres movilizaciones masivas en poco más de un mes en Granada no son algo habitual. Las manifestaciones que se han llevado a cabo han reunido en la que menos a más de 50.000 personas en torno al mismo lema: que la Junta de Andalucía dé marcha atrás en su reordenación hospitalaria pública, que se ha bautizado con la palabra fusión. Quienes han salido a la calle lo han hecho sobre todo exigiendo que Granada tenga dos hospitales completos que puedan responder a la necesidad de la población que tenga que hacer uso de ellos. Toda una movilización ciudadana que ha tenido su punto de inflexión en la reunión mantenida por el consejero de Salud, Aquilino Alonso y alguno de los representantes que salieron a la calle liderados por el médico de urgencias, Jesús Candel ('Spiriman') el pasado 1 de diciembre. En ese encuentro se buscó sentar las bases para una negociación en la que solucionar los problemas que han llevado a las protestas contra la llamada fusión hospitalaria.

Tal fusión tiene su origen a principios de siglo cuando en el año 2002 el plan era diferente al que se ha llevado a cabo. En aquel año se puso la primera piedra de lo que ha terminado siendo el Hospital del Parque Tecnológico de la Salud (PTS) cuyo proyecto consistía en trasladar directamente el que ha sido hasta la fecha el Hospital Clínico de San Cecilio, que era completo y que se encuentra en el centro de la ciudad, hasta este hospital que está al sur. En 2012 se tomó la decisión de que no se haría tal traslado sino que se apostaría por la fusión hospitalaria objeto de las recientes manifestaciones. Lo que se hizo desde ese momento fue levantar el Hospital del PTS pero sin trasladar completamente el antiguo Clínico, dejando diferentes especialidades que deberían estar en un hospital completo en la atención básica para la mayoría de pacientes, esparcidas por los diferentes centros del Complejo Hospitalario de Granada que se encuentran en distintos puntos de la ciudad. Ahí es cuando surge el problema que desde aquel 2013 muchos profesionales han ido denunciando porque creen que la decisión tomada por parte de la Junta de Andalucía es mala para el enfermo que no puede recibir una atención que sí que recibía hasta antes de la apertura del Hospital del PTS que tuvo lugar el pasado julio.

Para tratar de comprender mejor en qué ha consistido dicha reordenación hospitalaria y hacia qué punto se camina ahora,  eldiario.es/andalucia se ha acercado a las distintas partes que forman el todo de esta polémica sanitaria. Por un lado, los portavoces y profesionales sanitarios de las plataformas que han salido a la calle a protestar por la decisión del Gobierno andaluz de cambiar la infraestructura sanitaria granadina, 'Granada por su salud' y 'Plataforma trabajadores', María José Vílchez y Fidel Fernández respectivamente (este último es vicepresidente a su vez del Colegio de Médicos de Granada). Por la otra, quienes sí están a favor del modelo que se ha instalado desde la administración andaluza, la nueva gerente del complejo hospitalario granadino, Cristina López y uno de los profesionales de angiología del centro, Jorge Cuenca.

El mantra de los "dos hospitales completos"

Esta ha sido sin duda la principal reivindicación de los manifestantes. Que Granada cuente que con dos centros hospitalarios "completos" tal y como ha tenido históricamente. Lo solicitan porque " reclamamos lo que había previamente antes del 1 de julio que eran dos hospitales con cartera de servicios donde lo más básico se establecía en los dos hospitales para darle una asistencia integral a los pacientes", señala María José Vílchez. Entienden que eso es necesario porque de otro modo no se está atendiendo como debería al enfermo.

En ese sentido, Fidel Fernández de 'Plataforma trabajadores' lo aclara con un ejemplo: "Un enfermo puede tener cáncer y tiene que operarse en el hospital del norte de Granada y de pronto tiene la complicación de una operación que produce una trombosis de una vena, y resulta que el especialista para atenderle estaría en el PTS a 8 kilómetros de distancia... y al mismo tiempo puede tener una complicación pulmonar cuyos especialistas están en el primer hospital ¿Qué hacemos? ¿Volvemos a trasladar al paciente? No tiene mucho sentido".

No quieren que se "desmembren" los hospitales que actualmente tiene la ciudad. Pues sostienen que no hay "enfermos puros" sino que pueden tener diferentes dolencias que requieran la atención desde diferentes especialidades básicas que ahora mismo no estarían cubiertas. Sobre esto, la gerente del complejo hospitalario, Cristina López, explica que " dos hospitales completos no han existido nunca en Granada, la cartera de servicios no estaba distribuida equitativamente de norte a sur", por lo que añade que no puede admitirlos "porque nunca lo han sido para determinadas superespecialidades o servicios". Es más, con esta reclamación parece que se están perdiendo otras cosas tal y como entiende Jorge Cuenca, angiólogo y cirujano vascular del PTS, que no ve claro "que la solución sean dos hospitales completos y por esa misma reclamación el paciente está sintiendo que no está siendo bien tratado".

De todos modos, Fidel Fernández puntualiza: " no estamos en contra de la fusión como concepto, el hecho de que haya direcciones comunes nos parece bien cuando hay dos hospitales públicos en la misma ciudad" y remarca que "es verdad, no hay ningún hospital completo en el mundo pues ningún hospital puede atender al 100% de las patologías que hay" pero "a veces un paciente ingresado necesita de un enfoque multidisciplinar porque necesita un cardiólogo, un neumólogo o un nefrólogo"..

Las listas de espera

La nueva distribución hospitalaria defiende que así se organiza mejor el trabajo hospitalario. Que busca favorecer al paciente de tal manera que puedan estar mejor atendidos, pero la experiencia hasta el momento no parece amparar ese argumento. "Desde el mes de enero las consultas están cerradas (…) al principio decían que hasta el 1 de julio no se podrían pedir consultas y ahora ya van por el 1 de enero", explica María José Vílchez, portavoz de 'Granada por su salud'. Una situación que se está tratando de sobrellevar haciendo que sea el administrativo que atiende las consultas el que debe explicar al paciente por qué no se le dan.

No obstante, no todas las especialidades estarían pasando por la misma penitencia. "En la mía no", relata el angiólogo del PTS, Jorge Cuenca. Al tiempo que la propia gerente, Cristina López, opina que la ausencia o no de listas es algo "relativo" y que lo que hay que hacer es "dar respuesta y soluciones" tanto a los profesionales como a la ciudadanía en ese aspecto. Paralelamente las camas de los diferentes hospitales han descendido en número haciendo que los médicos se enfrenten a situaciones que consideran "dantescas" al ver cómo los pacientes se llegan a acumular en los pasillos de diferentes servicios sanitarios y sobre todo de las urgencias. La clave para Vílchez está en el año 2012 cuando "de manera sigilosa nos fueron ampliando el número de consultas" dando como resultado que actualmente la situación de muchos de ellos esté "desbordada".

A Jorge Cuenca le "parece muy peligroso decir que las urgencias no están funcionando bien porque eso no es verdad" porque aunque "a todos nos gustaría tener un trabajo un poco más relajado y aquí tenemos lo que tenemos pero hay que transmitir que al paciente se le va a tratar bien, que si tenemos que apretar más, pues habrá que apretar hasta que esto se organice un poco mejor".

El traslado del Hospital Materno Infantil

Si bien de momento el traslado parece haber quedado suspendido después de la reunión mantenida entre las partes en los últimos días, este es otro de los caballos de batalla de los críticos con la reorganización. El traslado del actual Hospital Materno Infantil que se encuentra en el complejo hospitalario de Caleta hacia el centro que hasta ahora ha albergado Traumatología está en el punto de mira.  "Se trata de dar una atención integral completa y de calidad a quienes necesiten una atención materno infantil", explica Cristina López que considera que "la conjunción de recursos potencia la atención del paciente", una explicación que contrasta con el hecho de que se hayan dispersado, según los manifestantes, servicios hospitalarios básicos para cualquier paciente....

"No hay UCI de mujeres en el nuevo Hospital Materno Infantil que quieren colocar donde estaba Traumatología", según María José Vílchez. Un hecho que dejaría desasistidas a aquellas mujeres que pudiesen sufrir alguna complicación en el parto y que requiriesen atención médica inmediata. En teoría, dicho traslado de momento está detenido, como otros movimientos que deberían haberse dado desde que se plasmó la reordenación del pasado julio con la apertura del nuevo Hospital del PTS. Quizás eso explique el escenario que se presenta en el viejo Clínico sea aún más difícil que el del resto de hospitales granadinos. En dicho centro hospitalario, "hay ratas en el antiguo y sigue habiendo más de 200 camas abiertas por no haber sitio dónde meter a gente. No están registrados por nadie y son atendidos médicos residentes (MIR)",  explica María José Vílchez de 'Granada por su salud'.

Esos pacientes deben ser trasladados de hospital pero eso de momento no es posible hasta que no se llegue a un acuerdo porque, de acuerdo con la gerente del complejo hospitalario, Cristina López, "el movimiento de camas se tiene que hacer en el momento en que tomemos la decisión de dónde va a ir todo porque uno mueve a uno y el otro mueve al otro". 

Movimiento político, movimiento apolítico

Desde que el pasado 16 de octubre Granada se manifestó por primera vez, además del lema de que la ciudadanía y los profesionales pedían los dos hospitales completos, se quiso dejar claro que no había intención política alguna. Ni de quienes apoyan la movilización ni a quienes se apela para que las cosas se cambien. Tanto María José Vílchez como Fidel Fernández evitan buscar responsables políticos porque ellos se consideran profesionales médicos y no quieren entrar en valoraciones que entienden que no les corresponden. Pero sí piden que se depuren responsabilidades con quienes han formado parte de la gestión de la fusión.

"Yo solo sé de problemas médicos y lo que sí me planteo es que los que han causado una situación que creemos no es correcta no tiene sentido que sean las herramientas para arreglarlas", explica Fidel Fernández. Una línea que sigue su compañera Vílchez quien además apunta a que se pretenden politizar sus protestas: "En los últimos días trasladamos a la gerencia del Hospital del PTS un documento para iniciar un diálogo que se nos rechazó diciendo que lo que sucedía era un problema político promovido por Podemos y PP".

La aludida por ser gerente de dicho centro hospitalario, Cristina López, prefiere pensar en "problemas de profesionales y problemas de ciudadanos que yo en este momento quiero solucionar". Problemas que se han de arreglar pero con matices. Jorge Cuenca entiende "de corazón que la política no está en esto y que son profesionales que están defendiendo una posición que se les está yendo de las manos porque estamos creando alarma social".

Recortes o equidad

"Hay mucha gente a favor de la fusión pero cuesta más hablar con ellos que con los que manejan las redes sociales", defiende Cristina López. Lo hace en referencia a la movilización que ha protagonizado en la red el médico de urgencias, Jesús Candel ('Spiriman'). Él ha sido el que ha logrado mover a la ciudadanía hacia las tres manifestaciones del último mes y medio contra la fusión frente a los que defienden que tal reordenación se ha hecho siguiendo una hoja de ruta marcada con todos los profesionales.

La Administración, con la Consejería de Salud a la cabeza, aluden a que la fusión se ha hecho siguiendo criterios de equidad. Para que la zona norte y la zona sur de Granada cuenten con la misma cartera de servicios sanitarios. "El problema que ha habido en todo este tiempo es que se ha gestado todo sin la participación de los profesionales", según Vílchez. Una reordenación que para la gerente del complejo hospitalario de la capital es como un puzzle en el que hay que ver "cómo podemos hacer para que encaje otra vez y funcione de nuevo”.

En cualquier caso, la administración rechaza lo que sí dicen buena parte de los profesionales: que el cambio de organización en los hospitales de Granada se resume en recortes sanitarios y no en una cuestión de equidad. La portavoz de 'Granada por su salud' ilustra lo que entienden que hizo la Junta de Andalucía: "En 2014 hicieron lo que Esperanza Aguirre cuando designó que todo Madrid era un área de gestión pública viendo la impotencia que tenían a la hora de implementar la fusión hospitalaria sin el apoyo del resto de grupos parlamentarios mediante un decreto que dividía Granada en zona sur y zona norte”.

Jorge Cuenca opina que "recortes no ha podido haber" cuando se ha invertido tanto con "la reorganización que se ha llevado a cabo" pero "lamentablemente esto parece que no se está haciendo bien porque la percepción de la población no lo está entendiendo así a pesar de que el beneficio para Granada es enorme". En cuanto a cifras, solo en la puesta en marcha del nuevo Hospital del PTS, se han invertido más de 250 millones de euros, según la Junta de Andalucía.

Poco diálogo para alcanzar acuerdos

En lo que sí que están de acuerdo todas las partes es en que hay que sentarse a negociar un acuerdo que satisfaga a todos. Negociación que deberá llevarse a cabo tras el puente de diciembre si se tiene en cuenta lo acordado en la reunión entre el consejero de Salud, Aquilino Alonso y representantes de las manifestaciones. Un punto en el que también hay matices, porque mientras que para Cristina López, gerente del complejo hospitalario de la ciudad e interlocutora por parte de la Junta de Andalucía, "no hemos negociado porque son taxativos en algunas premisas", Fidel Fernández no entiende por qué no se negocia con todos los actores implicados a la vez: "Ha llegado un momento en que la plataforma ‘Granada por su salud’ que engloba a mucha gente, la de los trabajadores, la junta de centro y la gente que está en la calle pedimos lo mismo y sólo hay una posición enrocada en contra de eso que es la de la Administración ¿por qué la administración se reúne con cada uno por separado para luego decir que están separados porque piden cosas distintas? Citadnos a la vez para llegar a un acuerdo y luego ya nos sentamos a hablar sobre la letra pequeña".

En este escenario, el acuerdo parece aún distante. De ahí que los plazos a corto y medio plazo no sean optimistas por ninguna de las partes. En 'Granada por su salud' y la 'Plataforma profesionales' temen a la llegada del invierno porque es cuando se disparan las consultas médicas y ahora mismo la situación hospitalaria no parece la más propicia para atenderlas. Por eso invitan a que el diálogo se produzca cuando antes. A que todas las plataformas, profesionales y ciudadanos se sientan representados dentro de un acuerdo general al que quieren llegar antes de sentarse a pactar la letra pequeña de cada especialidad.

Pese a todo, la disposición es buena. Fidel Fernández sostiene que les "gustaría hacer cosas constructivas" y que " si se llega a un acuerdo, aunque serán unos meses duros, todos pondremos de nuestra parte porque de lo que estamos hablando es del diseño de la salud no de una ciudad sino de muchos lugares que marcará la vida de personas en los próximos 25 años". Toca esperar acontecimientos para ver en qué situación amanecerá Granada con su salud en los próximos meses. De momento, ni hay fusión como tal ni se ha dado marcha atrás a la misma a pesar de que la propia Cristina López se muestra tajante, "lo importante es que el modelo de fusión ha sido bastante cuestionado y que nos movemos hacia uno nuevo". La pelota sigue en el tejado de la Junta que tiene en su mano revertir o seguir con esta reordenación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha