eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El administrador de la carbonería niega que el incendio forestal de Doñana comenzase en la empresa

Ha declarado durante más de tres horas y media en el Juzgado de Moguer, dentro del proceso de instrucción de este caso

Contradice al informe de la BRICA que acusa a la empresa de ocultar pruebas, y dice que los movimientos de tierra que se les imputan fueron hechos para intentar apagar un foco del incendio

Los afectados mantienen su tesis de dirigir sus miras hacia la empresa, y señalan que en caso de exculpación iniciarán un proceso por la vía civil

- PUBLICIDAD -
Imagen de las llamas poco después de iniciarse el fuego.

Imagen de las llamas poco después de iniciarse el fuego. David Arjona/EFE TV

El administrador único de la carbonería donde presuntamente se originó el incendio forestal en el paraje de La Peñuela (Moguer), el pasado 24 de junio, que afectó a 8.486 hectáreas en el entorno de Doñana, ha negado hoy que la empresa sea la responsable del fuego, y ha asegurado que poseen informes internos que desmienten esa acusación.

Una declaración en la que se ha puesto de manifiesto que la empresa quiere defender que no tiene responsabilidad en el mayor incendio que ha afectado a Andalucía hasta ahora en este verano, incluso en relación a la presunta ocultación de pruebas del mismo, ya que ha sostenido que los movimientos de tierra detectados en las instalaciones y que se asocian a una posible ocultación de pruebas, fueron en realidad, ha dicho, acciones destinadas a intentar sofocar las llamas una vez que se detectaron por parte de los operarios de la empresa. Así este administrador llegado desde Madrid para llevar a cabo esta declaración, ha sostenido que fueron movimientos de tierra fue para apagar un foco, no para ocultar pruebas.

Sin embargo, el informe de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIFF), --dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía--, señala como origen del fuego por una "negligencia por descuido", así como indica que desde esta empresa intentaron con "maquinaria pesada ocultar evidencias" que pudieran inculpar a la carbonería.

El administrador lo ha negado durante su declaración ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Moguer, donde ha hablado por espacio de tres horas y media, negando en todo momento la responsabilidad de la empresa, a preguntas de La jueza que entiende el caso, el Fiscal, el letrado de la Junta, el de parte de los afectados Pablo Gastalver, de la empresa del cámping Doñana, de una aseguradora y un abogado de los afectados.

Tanto él como los dos trabajadores no han estimado acogerse a su derecho a no declarar, y han contestado a todas las preguntas que se les han hecho, a pesar de lo extensa que, en caso del primero, ha sido la declaración, en la que ha asegurado contar con "pruebas documentales" que certificarían la tesis de la empresa, aunque la magistrada no ha querido que se desarrollen argumentos en torno a esas presuntas pruebas, al recordar que la de hoy era sólo una jornada de declaraciones en fase de instrucción.

"Tenemos un informe propio"

El administrador ha respondido a una pregunta sobre el informe que tendría la administración señalándoles como punto de inicio del incendio, volviendo a incidir en que ellos tienen un informe propio que dice lo contrario, que se verá, en todo caso, si el proceso sigue adelante con la carbonería como imputada.

En ese sentido se ha mantenido la declaración durante prácticamente todo su turno, y a su término, una portavoz del Bufete Osuna, que defiende a una treintena de afectados, ha asegurado que se mantiene su tesis en el sentido de la presunta responsabilidad de la empresa, aunque con el matiz de que, de momento, esta parte sólo está personada en la causa. Por ello, no descartan ampliar las presuntas responsabilidades al Ayuntamiento de Moguer y la Junta de Andalucía, según vaya avanzando el proceso.

Ha señalado además que algunos de los afectados han cobrado ya indemnizaciones por parte de aseguradoras privadas, pero mantienen la petición de que los presuntos autores del fuego que determine la Justicia les paguen una parte más en concepto de daños y perjuicios.

Si finalmente se absolviese a la carbonería o el caso quedara sobreseído, no descartan acciones por la vía civil, aunque esto es solo un planteamiento, sujeto a las resultas del caso, mientras que el bufete ha pedido a estas personas que recaben todas las facturas o justificantes posibles para acreditar el valor de lo material que han perdido como caravanas, motos, tiendas, u otros objetos.

Del mismo modo, a aquellos que sufren daños psicológicos, como alteraciones del sueño tras el incendio, se les ha instado a adjuntar partes o informes médicos o psicológicos que acrediten que lo sucedido.

El proceso todavía tiene por delante bastante tiempo hasta que se depuren las responsabilidades.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha