eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Termina la huelga de hambre por la renta básica ante el compromiso de una reunión con la consejera

Francisco Vega, el activista malagueño que llevaba un mes de protesta, consigue finalmente cerrar un encuentro con la titular de Igualdad y Políticas Sociales

- PUBLICIDAD -
Vega, este miércoles, frente a la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga | N.C.

Vega, frente a la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga | N.C.

Francisco Vega, que llevaba 29 días en huelga de hambre para reivindicar la implantación de una renta básica en Andalucía, ha conseguido finalmente la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, para el próximo martes en Málaga. El activista había sido trasladado al Hospital Civil de Málaga este miércoles por la mañana después de sentirse indispuesto.

"Desde la Consejería me han pedido que deje la huelga de hambre. Aunque no se lo merecen, les daré un voto de confianza e iniciaré progresivamente la realimentación. No obstante, les he dejado muy claro, que si se trata de una triquiñuela, retomaré la huelga de hambre, con todas las consecuencias", explica Vega. La reunión es la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, a las 1345 horas.

"Hoy me encuentro mejor tras el episodio de ayer. Estoy muy cansado, lógicamente, tras 29 días en huelga de hambre, pero con la misma moral que el primer día. Hemos conseguido el primer objetivo", dice Vega, quien considera en todo caso que "es lamentable haber tenido que estar 29 días en huelga de hambre y haber terminado en urgencias para que la consejera atienda mi reiterada petición de reunirnos". "Creo que es un paso importante en el camino hacia lograr que el derecho a la renta básica recogido en el Estatuto de Autonomía, hace ya diez años, sea una realidad".

Vega, que tiene 64 años, se reunió el pasado jueves con el viceconsejero de Igualdad y Políticas Sociales, Manuel Martínez Domene, a quien informó de su intención de continuar la huelga de hambre hasta obtener el compromiso público por parte de la consejera de que implantaría la renta básica para mujeres víctimas de violencia de género y hogares sin ingresos y estudiaría su desarrollo posterior. El martes, finalmente, tendrán ocasión de hablar de todas estas cuestiones.

A las 10 de la mañana de este pasado miércoles, Vega se mareó en su lugar habitual de protesta, frente a la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía. El parte médico habla de "mareo sugestivo de presíncope" y luego diagnostica "síncope en paciente en huelga de hambre". Los policías de la Delegación llamaron a los servicios sanitarios, que lo trasladaron al hospital para someterlo a varios análisis. "Me he llevado un buen susto y se lo he dado a mi hermana, que estaba conmigo", dice ya recuperado. El hombre recuerda que estaba abriendo su mochila cuando se le nubló la vista y perdió las fuerzas hasta caer al suelo, aunque no sabe si ha llegado a perder el conocimiento.

Esta es la segunda huelga de hambre que el activista realiza para reclamar que se cumpla lo establecido en el artículo 23.2 del Estatuto de Autonomía. La anterior la abandonó cuando sufrió un desvanecimiento el pasado 23 de noviembre, después de 21 días ingiriendo sólo líquidos. El pasado viernes, cuando se cumplían 24 días de la que inició el 8 de marzo, Vega explicó a  eldiario.es/Andalucía que esta vez prolongaría su protesta hasta obtener un compromiso público de la consejera, María José Sánchez Rubio. Había perdido nueve de los casi 92 kilos que pesaba al comenzar. "Me encuentro bien. Lógicamente cansado, pero bien. Y ahora el tiempo acompaña. No he empezado esto para pararlo por lo que me digan en una reunión. Ya ha habido muchas promesas incumplidas", comentó aquel día.

La promesa a la que se refiere la habría formulado el viceconsejero, Martínez Domene. Vega le trasladó la petición de que se implantara una renta básica que cubra al menos a las víctimas de violencia de género y los hogares sin ingresos en los que viven niños. Según Vega, el viceconsejero compartió su preocupación por estos grupos y le prometió trasladar la petición de un compromiso a la consejera. También le habría prometido que se crearía una comisión parlamentaria para estudiar el desarrollo de la renta básica, de la que Vega formaría parte. Este medio está a la espera de que la consejería de Igualdad y Políticas Sociales confirme si se formuló ese compromiso por parte del viceconsejero y, si fuera así, de que la administración explique los pasos que se han dado desde entonces.

Vega insiste en que continuará la protesta hasta obtener una declaración pública de la consejera. "Ahora estoy como ayer: cansado y lo noto. Cuando me levanto me cuesta la vida. Pero tengo que seguir y voy a seguir, porque siento que lo tocamos con la punta de los dedos y si no, todo este sacrificio no va a servir de nada".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha