eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Nace Hu Entiende, un colectivo que vela por la integración de los homosexuales en el mundo rural

Esta asociación trabaja en el Alto Aragón y lleva dos años apostando por la normalización del colectivo LGTB en zonas donde tradicionalmente ha sido más complicado dar un paso adelante

Realizan charlas y campañas de concienciación y luchan contra problemas graves como el acoso escolar o las enfermedades de transmisión sexual. El 24 de septiembre organizan el primer Encuentro LGTB del Mundo Rural en Castejón de Monegros

Su director, Sabi López, señala que en los pueblos es más difícil tratar con los mayores, pues“nos dicen que han vivido toda la vida escondidos y que morirán así

- PUBLICIDAD -
El 24 de septiembre organizan el primer Encuentro LGTB del Mundo Rural en Castejón de Monegros

El 24 de septiembre organizan el primer Encuentro LGTB del Mundo Rural en Castejón de Monegros

Sabi López dejó su pueblo natal, Binéfar, para marcharse a Madrid y descubrir otro mundo. Un mundo en el que podía desarrollar y mostrar su sexualidad sin miedo al que dirán, sin esconder su condición de gay al cruzarse por la calle con su vecino. De regreso a casa traía en la maleta un sinfín de experiencias que trasladar a un entorno rural. De ese choque casi cultural nació la idea de establecer una asociación que ayudase a naturalizar lo más normal del mundo. Se creó así el Colectivo LGTBI La Litera, que en dos años ya se ha extendido por todos los rincones de la provincia.

La asociación homosexual de referencia en el Alto Aragón se llama Hu Entiende LGTB y está dirigida por Sabi. Pero también por Pedro Roger, Óscar Villuendas, Óscar Gavín, Irune, Patricia Creus, Mariajo Jiménez… y más activistas de Fraga, Monzón, Binaced, Tamarite de Litera, Binéfar, Barbastro, Benasque o Los Monegros. Varios rostros para un único fin: respaldar a personas. Entre sus funciones figura la asesoría y campañas para prevenir enfermedades de trasmisión sexual, la lucha contra el bullying escolar y la homofobia, ayuda psicológica a personas que arrastran su naturaleza como una carga, la promoción de la cultura LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) y, en suma, el fomento del respeto.

Sabi comenzó a trabajar en 2015 “un poco desorientado”, pero con la premisa de trasladar la normalidad de la ciudad al pueblo. “En un Madrid hay más visibilidad y menos tabúes, ves a hombres y mujeres de la mano, y esto en el mundo rural ocurre muy poco”. Allí se empapó de un aprendizaje que quiso trasladar, primero, a Binéfar. Y la respuesta fue buena. “Organizamos una primera fiesta del Orgullo Gay y la gente se pensaba que íbamos a salir en carrozas como en Madrid y Barcelona. Entendieron que no es eso, que se trata de explicarse para que todo el mundo te entienda”.

“Cuando nos ven trabajar se lanzan a ayudarnos”

Con el paso de los meses, el efecto llamada fue inmediato y se fueron sumando socios y activistas hasta desbordar el ámbito de actuación en La Litera. El secreto, asistir a una jornada junto a Sabi y los suyos: “Al que quiere apuntarse le decimos que vea cómo trabajamos. No es como cualquier asociación y a mucha gente le cuesta. Nos dicen que no quieren tener visibilidad hasta que comprueban que no pasa nada y entonces se lanzan a ayudarnos”.

Hu Entiende LGTB ha ayudado a muchos jóvenes a comunicar su condición sexual a su familia y “es un orgullo que vengan a darte las gracias”. El trabajo en los pueblos muestra cambios sustanciales respecto a los grandes núcleos de población. “Cuesta más afrontar la condición de homosexual a los mayores que a los jóvenes. Nos dicen que llevan muchos años viviendo así, escondidos, y que morirán así. No se puede obligar a nadie a tener su sexualidad abierta, ver el momento y tomar la decisión”.

Se teme a la figura paterna

El estigma del qué dirán, cómo se lo tomarán, permanece vigente. Y para dar el paso no hay prisa. “Les decimos que cuando ellos decidan, tienen la oportunidad. Soy homosexual y ya está. Cada vez los jóvenes tienen menos prejuicios. Tenemos casos que tratan nuestras psicólogas de jóvenes que lo saben pero no lo aceptan y temen la reacción del entorno. Sobre todo del padre. Hacemos una valoración de cada caso y en ocasiones temen y respetan a la figura paterna, por ejemplo si está viendo la tele y hace un comentario del tipo “mira los maricones estos””.

La educación escolar es otro de los pilares que trabaja Hu Entiende LGTB, sobre todo para echar abajo tópicos del pasado. Sabi agradece la labor de profesores muy jóvenes “con un concepto abierto, que organizan charlas con los chavales, mientras que en otros centros nos hemos encontrado con las puertas cerradas”. El bullying en estos centros es uno de los grandes problemas con los que se han topado: “Hay un caso de un chico de 21 años que está muy afectado. Tiene miedo hasta de poner un pie en la calle”.

Las instituciones se han volcado con el colectivo

Este colectivo cuenta con un apoyo “total” de las instituciones. Tras algún disgusto inicial en La Litera, la Diputación Provincial de Huesca y el Ayuntamiento de la capital se han ido sumando a la cada vez más larga lista de respaldos y le solicitan reuniones para proyectar actividades en sus localidades. Así, se ha preparado el primer Encuentro LGTB del Mundo Rural en Huesca, que se celebrará el próximo 24 de septiembre en Castejón de Monegros. Sabi explica que “queríamos hacer una actividad de un día completo para que venga quien quiera. La mañana será lúdica y la tarde se dedicará a trabajar más a fondo el aspecto rural”.

Las charlas ocupan buena parte del tiempo de la asociación, que se centra en otro tema candente, la transexualidad, y va a lanzar una campaña contra el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), el causante directo del sida. “Hemos detectado un repunte de infecciones como la gonorrea y la sífilis y por VIH, incluso entre gente que lo desconoce. Uno de nuestros objetivos se encamina a que en Aragón se pueda hacer la prueba en las farmacias, como ya ocurre en Cataluña. Sigue existiendo el miedo de acudir al médico de cabecera. El proyecto está casi finalizado para que se apruebe en las Cortes de Aragón”. Con un equipo de educadores, psicólogas, dos abogadas, técnicos en enfermedades transmisión sexual y enfermeros. De otras comunidades autónomas nos felicitan por haber empezado desde cero”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha