eldiario.es

Menú

A oscuras

Las energéticas que cortan la luz a los pobres han disparado sus ganancias en la crisis gracias a una subida estratosférica de la energía. Gracias a nuestros amados líderes que después cruzan las puertas giratorias a los consejos de esas empresas. 

- PUBLICIDAD -

Para que hablemos de la gente que pasa frío y vive a oscuras en España porque no puede pagar la luz, ha tenido que morir una anciana de 81 años en Reus a causa del fuego que provocó la vela con la que se alumbraba. Tiene que haber un incendio para que veamos cómo se siguen consumiendo en la oscuridad miles de víctimas de esta crisis.

Es penoso que tenga que morir alguien para que veamos su sufrimiento en vida, cuando ya es demasiado tarde. Pasa con la violencia de género, con las muertes de enfermos en listas de espera o con los desahuciados que se suicidan. Cuando mueren o se matan han sufrido un tiempo interminable de humillación, soledad, angustia y miedo. Cosas del periodismo, que habla mucho de la tragedia pero muy poco del drama que la precede. Damos cuenta del siniestro pero casi nunca del largo y doloroso camino que conduce al precipicio.

La anciana asfixiada por el humo llevaba dos meses viviendo con su nieta en la penumbra de las velas y manteniendo el agua sólo gracias a una ayuda de la empresa municipal de suministro. Su muerte, como el cadáver a un forense, nos habla de personas que no pueden encender la nevera o la cocina, que enferman por el frío y la miseria y que incluso hacen fuego en casa para calentarse, provocando incendios, como llevan años denunciando los bomberos. Nos cuenta que en la España del siglo XXI hay gente viviendo como los pobres del XIX.  

No es sólo pobreza energética, un concepto, por cierto, demasiado técnico, administrativo: es pobreza. A secas. Quien no se puede pagar la luz, a duras penas puede pagar el resto de necesidades básicas. Según cifras de la Asociación de Ciencias Ambientales, en nuestro país más de 5 millones de personas no pueden calentarse en invierno. Ésa es la realidad que el gobierno oculta en la sombra, que no aparece en las cifras que orgullosamente muestra cuando agita la bandera de la recuperación.

Ese mismo Gobierno que ahora vuelve a gobernar, recurrió este mismo año en el Constitucional la ley de emergencia del Gobierno catalán. No los puntos sobre pobreza energética, pero sí la segunda oportunidad a los hogares endeudados que son los que sufren todo tipo de pobreza y la cesión obligatoria de pisos de los grandes tenedores de vivienda. El PP siempre del lado de los más necesitados. 

Esas mismas empresas energéticas que cortan la luz a los que no pueden pagarla,  doblan en ganancias a sus homólogas europeas y han disparado sus beneficios en la crisis gracias a una subida del 67% de la factura del gas y del 73% de la luz desde 2008. Gracias a nuestros amados líderes. Gracias a los Felipe y Aznar que privatizaron la energía para después colocarse como consejeros millonarios en las eléctricas, gracias a sus sucesores y sus ministros que cobran sus favores a estas compañías cruzando las mismas puertas giratorias.

Mientras los desahuciados, dependientes, enfermos y parados sufren o mueren a oscuras, los vampiros chupan la sangre con todas las luces encendidas.

JUEVES, 10H, EN WWW.CARNECRUDA.ES, EDUARDO MADINA (PSOE)

Recuerda que este programa es solo posible gracias a ti.
Difúndelo y, si puedes, hazte Productor o Productora de #CarneCruda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha