eldiario.es

Menú

El tranvía por la Diagonal ahorrará media hora de trayecto entre Zona Universitària y Besòs

El Ayuntamiento de Barcelona presenta los estudios técnicos que avalan su proyecto de conexión de las redes de tranvía por la Diagonal

El recorrido permitiría reducir la circulación de 12.500 vehículos y captaría 15 mil nuevos usuarios del transporte privado

El informe ha estudiado otras opciones como la conexión en autobús, con un tranvía en las calles Provença y Urgell o con un túnel en la Diagonal

- PUBLICIDAD -
El TramBaix a l'avinguda Diagonal

El TramBaix en la avenida Diagonal CC-by Ricardo Ricote Rodríguez (Flickr)

El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado este miércoles los estudios para la conexión de las líneas de tranvía existentes en los dos extremos de la avenida Diagonal. La oposición se unió la semana pasada para reclamar que se tomara la decisión final en base a estos informes, que concluyen lo mismo que proponía el gobierno: que la mejor opción es unir los dos tranvías entre Francesc Macià y la plaza de las Glòries por la Diagonal. "Se nos abre la oportunidad de abrir esta gran red de transporte público que une todos los barrios y también el ámbito metropolitano", ha asegurado la teniente de alcaldía Janet Sanz en la presentación de los estudios. Sumado a la red ortogonal de autobuses a seguir desplegando y las líneas 9 y 10 del metro, el proyecto de unión del tranvía pretende generar un importante impacto en la movilidad en el Área Metropolitana.

Barcelona no dispone de ninguna línea que atraviese toda la Diagonal, una de las principales arterias de la ciudad. De la plaza Francesc Macià en el Paseo de Sant Joan hay un gran número de líneas de autobuses en el que los estudios consideran una red congestionada y entre este punto y las Glòries no hay conexión. El nuevo proyecto de tranvía permitiría ahorrar, según explican desde el Ayuntamiento, media hora de trayecto a quien haga el recorrido entre la Zona Universitària y el nuevo campus del Besòs de la UPC. En promedio, cada usuario que pasara a utilizar la nueva línea en sus trayectos ahorraría dos minutos y medio de trayecto.

La concejal de movilidad, Mercedes Vidal, aseguró que en la ciudad hay "una elevada dependencia del vehículo privado en los desplazamientos que tienen origen o destino fuera de Barcelona" y confía en que el tranvía permita romper esta dinámica. Las líneas actuales de tranvía conectan la plaza de las Glòries con Badalona y Sant Adrià y la plaza Francesc Macià con L'Hospitalet, Cornellà, Esplugues, Sant Feliu y Sant Joan Despí. La unión de las redes permitiría conectar estas poblaciones con todo el eje de la Diagonal y las líneas 1, 2, 3, 4 y 5 del metro. Según los cálculos del estudio presentado, este modelo de conexión permitiría captar 15 mil nuevos usuarios que abandonarían el vehículo privado.

Varias opciones

Las posibilidades estudiadas más a fondo han sido la unión por la Diagonal por superficie o bien con un túnel, la unión por las calles del Eixample Urgell y Provença o conectar las dos líneas de tranvía con un autobús en la Diagonal. El tranvía por la superficie es la opción, según el informe, con una mejor relación coste-beneficio. Si bien el impacto del tranvía subterráneo podría ser superior, con más velocidad y capacidad para atraer más pasajeros, su coste es notablemente superior. Mientras que se prevé un coste de 175 millones de euros en 30 años para el tranvía de superficie, hacerlo pasar por un túnel puede costar 475 millones.

Vidal ha explicado que con el tranvía por la Diagonal se podrían destinar autobuses que circulan actualmente al despliegue de la red ortogonal en otras zonas de la ciudad, lo que no sería posible con el trazado por las calles Urgell y Provença. La concejala asegura que el tranvía "es parte de la red ortogonal, pero se cubre esta línea con otro vehículo por una cuestión de demanda, con un autobús no podemos hacer frente a la enorme demanda que genera el corredor de la Diagonal". Según los cálculos del consistorio la línea contaría con 49 mil usuarios diarios en bus, ante 222 mil en tranvía superficial o 239 en tranvía soterrado.

La línea defendida por el Ayuntamiento permitiría reducir la circulación de 12.500 vehículos cada día, el equivalente a un carril. El nuevo trazado ocuparía dos carriles de la Diagonal, pero según los estudios conllevaría una pequeña reducción de la congestión. Bastante inferior al impacto en la congestión del tranvía soterrado, aunque los técnicos municipales han asegurado que una mayor fluidez fomenta el uso del coche, que no es el objetivo del gobierno. "Lo que queremos es devolver la calle a los peatones, a las bicicletas y a las formas de transporte no contaminante", asegura Mercedes Vidal. La reducción de las emisiones de CO2 provocadas por la nueva línea sería de un 0,3% en el conjunto de la ciudad y un 50% en la zona de la Diagonal.

Lo que no ha sabido explicar el Ayuntamiento es cómo se gestionará esta ampliación del tranvía. Actualmente la participación de TMB, la empresa municipal, en la gestión de las líneas existentes es del 2,5%. Ante preguntas de los periodistas sobre si pretenden rescatar esta concesión para la gestión pública, Sanz y Vidal han asegurado que es una decisión que no depende del consistorio sino de la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM). La teniente de alcaldía ha remarcado, sin embargo, que querrían "mayor participación pública en la gestión de esta red".

Convencer a la oposición

En el modelo de gestión han hecho incidencia tanto CiU como la CUP, con preocupaciones opuestas. El portavoz de CiU Joaquim Forn considera que el rescate de la concesión podría costar entre 300 y 400 millones de euros, al tiempo que ha manifestado su preocupación por las consecuencias para TMB del desplazamiento de pasajeros de metro y autobús al Tram. Desde la CUP, en cambio, María José Lecha asegura que no podrán decidir sobre el proyecto hasta que no sepan si será de gestión pública.

El gobierno de Barcelona en Comú necesitará el apoyo del plenario municipal para sacar adelante el proyecto. Janet Sanz ha insistido en que "es la opción más buena delante del resto y confiamos en estos estudios y creemos que hay que hacer caso". No obstante, la oposición todavía no tiene un veredicto.

Desde el PSC, Daniel Mòdol, ha insistido en que hay que buscar consensos amplios y que actualmente el consenso está en la llegada de la L10 en la Zona Franca. El líder de ERC, Alfred Bosch, se ha mostrado favorable al tranvía por la Diagonal aunque ha insistido en que hay que encontrar la mejor manera, mientras que Alberto Fernández Díaz ha reiterado el rechazo del PP a la propuesta. Santiago Alonso, de Ciutadans, ha remarcado que los presupuestos son finitos y hay que priorizar. La teniente de alcaldía considera que las dos inversiones son compatibles y ha recordado que tienen un acuerdo con la Generalitat para llevarlas a cabo.

Fe de erratas: Una primera versión de esta noticia asignaba el ahorro de media hora de trayecto al recorrido entre Francesc Macià y Glòries, que será el que cubrirá el nuevo tranvía, pero este ahorro de tiempo corresponde al recorrido completo de la Diagonal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha