eldiario.es

Menú

Tambores contra la gentrificación: un pasacalle protesta en el Paral·lel por la presión turística

300 personas se manifiestan sin incidentes y en un ambiente festivo por diferentes espacios en lucha de los barrios del Raval, Poble Sec y Sant Antoni

Una decena de colectivos se unen bajo el lema 'Vecinos contra la especulación' y claman contra la expulsión de los vecinos del barrio

- PUBLICIDAD -
Cercavila Entitats.Hotel a Drassanes.

Pancarta con el nombre de una de las plataformas participantes, Salvem les Drassanes ©SANDRA LÁZARO

Tambores de guerra este sábado por la mañana en el Paral·lel; una guerra que, a pesar de hacer años que dura y traducirse en la expulsión por goteo de los vecinos –107 al mes en el Raval, según la plataforma Salvem les Drassanes– debido a la presión turística y la especulación inmobiliaria, no parece tener fin.

Para hacer frente al fenómeno de gentrificación que viven de lleno barrios céntricos como el Raval, y de rebote otros limítrofes con estos (el caso del Poble Sec o Sant Antoni), unos 300 vecinos, según la organización (200 según la Guardia Urbana), se han manifestado acompañados de la batucada de la Banda Mandanga y de un sol impropio de estas fechas; el pasacalle ha transcurrido entre cánticos, miles de octavillas –en catalán, castellano y árabe– y una pegada de carteles.

Los vecinos, además, no han estado solos: una decena de colectivos, todos en lucha por el barrio, se han unido a ellos bajo el lema Vecinos contra la especulación.

Fem Sant Antoni, el Ateneu cooperatiu La Base, la Plataforma Salvem Can 60 o el Gimnàs Social Sant Pau han sido algunos de los colectivos (11 en total) que se han agrupado por un objetivo común: devolver los barrios a los vecinos, según ha destacado la organización en un comunicado. A pesar de las diferentes exigencias de cada plataforma, todas han coincidido en la necesidad de poner fin a la especulación y el turismo masivo, así como revisar la ley de arrendamientos urbanos (LAU).

Cercavila Entitats.Hotel a Drassanes.

La avenida Paral·lel cortada por el pasacalles contra el turismo masivo ©SANDRA LÁZARO

La marcha de este sábado, sin incidentes, les ha servido para sumar esfuerzos y tejer lazos de cara a futuras movilizaciones. "La gentrificación y la especulación urbanística son los temas que afectan de forma transversal a todos los colectivos", ha explicado Silvia, miembro de la comunal la Nueva Rimaia, espacio que hace unos días veía como el Ayuntamiento multaba a su propietario por el desuso del edificio.

Según ha explicado la integrante del edificio ocupado a este medio, las diferentes plataformas que han inaugurado este Vecinos contra la especulación se reunirán próximamente para valorar más acciones conjuntas.

El recorrido de la marcha, que se ha iniciado en el solar donde está prevista la construcción – recurrida por el Ayuntamiento de Barcelona– de un hotel Praktik, ha servido para visibilizar también diferentes luchas (Can 60 o Teatro Talia) latentes en los distritos de Ciutat Vella y Sants Montjuïc. Diferentes concejales de la CUP se han acercado a la protesta, además de la concejala de Ciutat Vella en el Ayuntamiento, Gala Pin.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha