eldiario.es

Menú

Un bombero de Cuenca en Lesbos: "Muchos venían con síntomas de congelación"

David Leiva, destinado en Motilla del Palancar, ha permanecido durante 20 días en la isla griega colaborando en la recepción de refugiados de Siria

Tras ver un documental que le removió la conciencia, envió su currículum a la ONG Proem-Aid, que lo aceptó y lo integró en un grupo de trabajo

- PUBLICIDAD -
David Rafael Leiva, bombero de Cuenca en Lesbos (Grecia)

David Rafael Leiva, bombero de Cuenca en Lesbos (Grecia)

El bombero David Rafael Leiva, destinado en Motilla del Palancar (Cuenca) y que ha permanecido durante 20 días en la isla de Lesbos (Grecia) colaborando en la recepción de refugiados de Siria, ha destacado que hizo labores de rescate acuático en las playas griegas y que muchos de los refugiados que aparecían en las costas llegaban "con síntomas de congelación". Leiva ha explicado que realizaba labores de rescate acuático. "Se trabajaba por la noche, había compañías haciendo guardia con hogueras para la recepción de las embarcaciones y otras estaban toda la noche patrullando en lanchas por el mar Egeo, pendientes de lo que pudiera ocurrir", ha relatado.

Además, ha comentado que en los veinte días que pasó colaborando en Lesbos "hubo algún desembarco", detallando que los barcos "llegaban con unas cuarenta o cuarenta y cinco personas" y que la asistencia se realizaba en la playa. "Había que lanzarse al agua para apagar el motor y que no siguiera en funcionamiento y después hacer que el desembarco fuera progresivo, supervisando que no bajaran al agua porque muchos venían con síntomas de congelación". "Además, es una playa llena de piedras y podía haber lesiones", ha continuado.

Una vez realizado el desembarco, David y sus compañeros debían colaborar con el resto de voluntarios para "dar ropa seca y cambiarles todo, porque muchas veces no pueden ni moverse". Además de estos trabajos, por las tardes se dedicaban a colaborar con otras ONG en actividades como la fabricación de muebles para los campos de refugiados, el reparto de comida o el entretenimiento de los refugiados a través del deporte.

Decidió irse al ver un documental

David Leiva ha relatado también que decidió ir a la isla a ayudar porque la situación de estas personas le tocó "la sensibilidad y el corazón". A este respecto, ha comentado que se decidió a marcharse a Lesbos "viendo un documental en televisión sobre lo que estaba sucediendo". "Me sentí mal y me pregunté qué podía hacer yo por esa situación", ha añadido. En ese momento, se le ocurrieron "varias opciones" y ha afirmado que, finalmente, envió su currículum a la ONG Proem-Aid, que lo aceptó y lo integró en un grupo de trabajo.

Ha apuntado además que, aunque esta era la primera vez que acudía como voluntario a la isla de Lesbos, también ha formado parte de otros proyectos en países como República Dominicana o Venezuela. Se plantea volver a Grecia, aunque ha considerado que "hay que ver cómo evoluciona la migración, porque la situación política condiciona mucho las vías que vayan a tomar". Opina que, a nivel político, "no se está haciendo lo suficiente" para ayudar a los refugiados del conflicto sirio, aunque sí considera que, a nivel personal, "la gente se está volcando".

"Hay mucha gente que quiere ayudar y colaborar, muchos querrían hacer algo pero no pueden o no tienen recursos", ha apostillado. Finalmente, David Rafael Leiva ha querido hacer un agradecimiento a la ONG Proem-Aid por la labor que lleva a cabo en la isla griega, así como al Servicio de Urgencias 112 de Cuenca por haberle facilitado el tiempo para poder viajar como voluntario a Lesbos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha