eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Quién se anima a fabricar un coche colaborativamente?

- PUBLICIDAD -
Modular manufacturing (por dgray_xplane en Flickr con licencia CC BY 2.0)

Modular manufacturing (por dgray_xplane en Flickr con licencia CC BY 2.0)

Ésa es la pregunta que en un momento dado lanzó, intrépidamente, el estadounidense Joe Justice, que no es mecánico sino un programador aficionado a tunear coches que empezó a trabajar en el garaje de su casa en un prototipo de vehículo que pudiera producirse a bajo coste, fuera seguro y eficiente y tuviera salida comercial. Su hipótesis de partida: aplicar a algo tan complejo como la fabricación de un vehículo varios principios de desarrollo ágil de software que permitieran un desarrollo abierto, modular y rápido. Y lo está logrando, gracias al apoyo de una comunidad de entusiastas que se han sumado a lo que actualmente es Wikispeed, todo un ejemplo de cómo el diseño y la fabricación abiertos podrían ser una alternativa o mejorar algunos modelos industriales que hasta ahora hemos conocido.

La semana pasada, gracias a la organización de un taller sobre Wikispeed y la fabricación ágil organizado en el FabLab de Barcelona por OuiShare (comunidad en torno a la economía colaborativa a quienes os recomendamos muy mucho seguir) pudimos conocer de primera mano los avances de esta experiencia pionera en el prototipado rápido y la fabricación en comunidad. Allí Joe nos explicó cómo el equipo organiza su trabajo en sesiones intensivas en las que se aprende directamente haciendo (“arremangándose” vamos), normalmente en diferentes mini-equipos de dos personas que montan y solucionan cosas sobre la marcha, compartiendo regularmente con el resto los avances de desarrollo de cualquier módulo del coche (chasis, motor, dirección, chapa, etc).

A medida que la gente se suma o cambia de módulo la transferencia de conocimiento es implícita, basada en un muro de postits y breves puestas en común al inicio de jornada, en que cada participante explica dónde está y hasta dónde se propone llegar. Mediante la fijación de retos regulares en forma de tests de velocidad, consumo, resistencia o seguridad, se coordinan las diferentes partes desarrolladas, en un prototipo que de ese modo va evolucionando en ciclos cortos. Y eso no sucede sólo en el espacio de trabajo en que se dan cita periódicamente los voluntarios del equipo (donde comparten procesos, materiales, herramientas e información), sino también en nuevos focos de desarrollo en otros lugares del mundo, donde más gente está trabajando en partes del coche paralelamente, incluso generando sus propias versiones. Porque uno de los fundamentos del proyecto  -a parte de sacar todo el provecho de las herramientas digitales gratuitas a su alcance-, es abrir tanto el proceso de trabajo (mediante streaming, un canal de vídeo y publicación de metodologías) como los resultados (cuyas licencias son abiertas o directamente bajo dominio público).

¿El resultado? Un desarrollo acelerado de producto basado en principios de orientación al usuario (donde prima el test constante, y por tanto el feedback a medida que se desarrollan módulos), que ha permitido construir ya varios prototipos operativos en pocos meses, en oposición a modelos de diseño y fabricación tradicionales que requieren normalmente de mucho más tiempo. Un proceso de trabajo distribuido que ha interesado a compañías como Boeing e incluso grandes marcas de automoción, quienes han invitado a sus equipos a conocer la experiencia. También un modelo de consumo eficiente que no rivaliza con la velocidad (una sorpresa para el equipo en las primeras pruebas, pues es muy rápido), y que ha permitido que el prototipo participe en competiciones de demostración y se exhiba en salones de automóvil junto a marcas reconocidas. O poder representar un producto de bajo coste cuya aspiración es pasar, de los 20.000 dólares actuales que requiere su fabricación, a una cifra que esté por debajo de los cinco dígitos. Además de ser un proyecto partner de la forja de maquinaria replicable y abierta Open Source Ecology. Pero sobre este último (y no menos fascinante) proyecto ya os hablamos con más detalle otro día :)

Aquí uno de los vídeos de Wikispeed, que prepararon para una campaña de crowdfunding en la plataforma IndieGoGo. A quien le interese unirse a ellos, en Barcelona se está gestando un primer grupo de entusiastas de la idea, se les puede contactar en la dirección de correo wikispeedbarcelona [arroba] gmail.com

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha