eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Joaquín Lera propone un viaje al reencuentro de las cosas bellas de la vida

- PUBLICIDAD -
Joaquín Lera propone un viaje al reencuentro de las cosas bellas de la vida

Joaquín Lera propone un viaje al reencuentro de las cosas bellas de la vida

Amor, amistad, viajes y belleza "frente a los oscuros tiempos de desesperanza que vivimos". Ese es el mensaje que transmite el poeta y cantautor Joaquín Lera, de estreno por partida doble con su nuevo disco "La cuna del agua" y su nuevo poemario "Cartas a Maitena".

"Estamos tan asqueados de tantas malas noticias que lo que a mí me gusta es plasmar la cosas bellas de la vida, las realmente importantes para que el ser humano salga adelante", explica Joaquín Lera en una entrevista con Efe.

Tras más de 35 años uniendo poesía y música, Joaquín Lera (Madrid, 1959) es dueño de una sólida trayectoria en la que ha compartido escenario con artistas como Joaquín Sabina, Antonio Vega o Luis Eduardo Aute, quien precisamente prologa el disco autoproducido "La cuna del agua", el número 22 de su carrera y en el que Lera toca todos los instrumentos.

"Quería que todo el disco llevara un mensaje en el que el agua fuera el denominador común", dice Lera acerca de unas canciones (acompañadas por un DVD) en las que abundan las referencias evocadoras a playas, puertos, olas, náufragos e islas y donde se escuchan los ecos de ciudades como Lisboa, La Habana o Buenos Aires.

"Canto como si estuviera cantando a una persona, para que la gente lo escuche como si estuviera yo al lado", explica sobre temas de atmósfera íntima como "Armonía" o "My secret life", en el que se percibe la influencia de Leonard Cohen y a quien Lera describe como "un referente".

También hay lugar para canciones tiernas como "Mi viejita", que define "como un canto de amor" a su madre, la invitación romántica de "Te propongo bailar" y la rebeldía de "Destino Honolulú", socarrona y con un punto canalla que Lera escribió en los años 80 pero que dice que permanece "actual".

"Es una canción sobre tomar un barco y decir 'me tenéis harto'. Y con la crisis hay gente que también está muy harta", explica.

También subraya el poder curativo que tiene la música en estos tiempos: "Para mí, es como un bálsamo, una terapia. Yo sin música no podría vivir".

En cambio, en su poemario "Cartas a Maitena", prologado por el escritor Luis Alberto de Cuenca y que surgió tras un viaje a Buenos Aires. Lera enfrenta términos contrapuestos, como la soledad y la compañía, el viaje y la nostalgia, en textos donde el telón de fondo es el amor, la amistad y el elogio a la vida.

"Yo creo que soy bastante vitalista en general, que me gusta hablar siempre de las cosas positivas -explica-. En mi vida, el amor es muy importante, pero unido a la amistad es lo más grande que hay".

Poemas como "Cuídate mucho" o "Ayer dormí entre los árboles" exploran esa temática en un libro en el que su autor incluye frases cortas, semejantes a proverbios o aforismos, que estructuran los diferentes capítulos.

"Somos lo que damos, no lo que perdemos" o "Colecciona deseos y ganarás amigos" son, según el autor, "frases cortas que dicen más que un poema largo, frases que no necesitan más".

Tanto en sus poemas como en sus canciones, Lera afirma que su objetivo último es que puedan ayudar a alguien, un hecho que para su autor es suficiente como para pensar que ha merecido la pena.

"Me duele muchísimo ver sufrir a la gente y sentir la impotencia de no poder hacer nada", explica.

Desde finales de abril, Joaquín Lera estará de gira por Portugal, donde dará una serie de recitales junto a la cantante Ariane, aunque también habrá paradas esporádicas en nuestro país para un artista al que no le incomoda nada referirse a sí mismo como cantautor.

"No tengo problemas con la etiqueta -aclara-. Soy un tipo que hace canciones, un cantautor o un cantanoches. Todo, menos ser un cantamañanas", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha