eldiario.es

Menú

El joven agredido en Valencia: "No hubo enfrentamientos, era la extrema derecha de cacería"

Vicente, el joven que paró una de las agresiones contra la manifestación del 9 d'Octubre en Valencia, señala que la Policía no estaba preparada para proteger a las personas de los grupos ultras

VÍDEOS | La extrema derecha revienta la manifestación del 9 d'Octubre en València

84 Comentarios

- PUBLICIDAD -

No eran enfrentamientos entre grupos. Era un grupo cargando contra otro. "Una cacería de la extrema derecha". Así lo describe Vicente D, el joven que paró una de las agresiones producidas el pasado lunes por los grupos ultras en Valencia.

Grupos ultraderechistas, entre los que destacaron los 'Yomus', protagonizaron la tarde del lunes 9 d'Octubre una contramanifestación para acosar a la izquierda valenciana que cada año convoca una marcha. El lema de la de este año era 'Sí al valencià' y coincidía con otra manifestación convocada por la CUP. La convocatoria de los ultras no estaba autorizada y se tenía constancia de ella por las redes sociales.

Antes de comenzar la protesta autorizada, los grupos extremistas acudieron a la plaza de San Agustín con ánimos violentos. Según cuenta Vicente, que no milita en ninguna de las asociaciones convocantes, al llegar a la plaza, los ultras ya se encontraban allí, insultando e increpando a quienes iban llegando. Ataviados con banderas rojigualdas, con algún toro pero sin simbología fascista evidente, les gritaban y escupían constantemente.

A los pocos minutos, narra a este diario, llegó la Policía para hacer un cordón e intentar protegerles. "No eran suficientes para pararlos a todos", lamenta. Y así se vio pocos minutos después, cuando algunos ultras sortearon el cordón policial y comenzaron las agresiones.

La estampida,  como se ha visto en centenares de vídeos que circulan por redes y medios de comunicación, fue aprovechada por los neofascistas para cargar contra los grupos de izquierda antes de que la Policía reaccionara. El joven, de apenas 18 años, intentó parar una paliza de cinco hombres a una pareja mientras todo el mundo corría. Segundos después, un grupo se lanzó contra él. "La Policía tardó poco en llegar", admite, "pero no tenían capacidad suficiente para reaccionar. Eran pocos efectivos y los nazis eran muchos más". 

Una vez controlada la estampida y comenzada la manifestación, el joven estudiante explica que fueron acosados durante todo el recorrido por los ultras, pese a la protección de la Policía, que fue escoltando la marcha. "Nos gritaban 'hijos de puta', 'catalanistas, esto es España', y a las chicas 'os vamos a follar", señala.

"Uno de los momentos más tensos fue cuando nos rodearon y se pusieron a cantar 'A por ellos". El joven cuenta que habría varios centenares de personas increpando, amenazando y escupiendo. Algunos de edad muy avanzada, que "sabes que no te van a pegar, pero violentan el ambiente". Al acabar la concentración, en la Puerta de la Mar, todavía persistían grupos extremistas y la Policía tuvo que escoltarles hasta el barrio de Benimaclet.

"Lo que más rabia me da es que digan que eran enfrentamientos. No hubo enfrentamientos, eran ataques. Era una cacería de la extrema derecha", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha