eldiario.es

Menú

El PP defenderá la "libertad" del distrito escolar único en las Corts que deroga el Consell por "elitista"

Bonig señala que el 93% de los alumnos se matricularion en el centro de primera opción, mientras FAPA denunciaba la creación de guetos

- PUBLICIDAD -
Isabel Bonig en la sede del PP de Vila-real

Isabel Bonig en la sede del PP de Vila-real

El PP no se rendirá ante la  derogación del distrito escolar único anunciado por el conseller de Educación, Vicent Marzà, y anuncia que presentará en las Corts una proposición no de ley para que se mantenga. Según la presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, la derogación de la medida implantada en 2013 por el gobierno de Alberto Fabra "impide la libertad de los padres a decidir a qué centro educativo quieren llevar a sus hijos".

Para el PP el distrito escolar único "mejora la eficiencia del sistema educativo al aumentar la competitividad de los centros por tener más demanda del alumnado y además favorece la especialización curricular de los centros". Así Bonig llega a afirmar que el sistema ha permitido que el 93% de los alumnos hayan conseguido el centro que solicitaban como primera opción.

No obstante desde la Generalitat se defendía el fin de este sistema afirmando que se quiere evitar que haya "privilegios" porque con el distrito único "eran los centros los que acababan eligiendo el tipo de familia y de alumnado que querían". El conseller Marzà puntualizaba así, contra las acusaciones de recortes de libertades vertidas por el PP, que "no se obliga a nadie a ir a un centro", ya que la preinscripción se puede realizar "en cualquier centro", y que  será en caso de exceso de demanda cuando se recurra a la baremación.

Por lo que respecta a los colectivos escolares FAPA-Valencia (Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos) celebraba la derogación el distrito único que consideraban era "clasista" y "creaba guetos". Por su parte Escuelas Católicas calificaban esta medida "ideológica" y de "retroceso" asegurando que se basa en la "animadversión" de la izquierda hacia la enseñanza concertada.

Escolarización de 2-3 años

Bonig este miércoles también se reunió en Vila-real con las Escuelas Infantiles de la localidad (entidades privadas) afirmando que éstas "están en desacuerdo con el proyecto piloto de educación pública de niños de 2 a 3 años, porque en muchas casos las aulas que se quieren habilitar en los colegios públicos no cumplen con la normativa que exigen a las escuelas infantiles, ni tienen personal adecuado para atender. Se pone en peligro más de 632 escuelas infantiles y 4.000 puestos de trabajo”.

“PSPV y Compromís no hacen una educación de calidad al servicio de los ciudadanos para prepararlos para el futuro sino que hacen una educación para politizar” ha añadido Bonig.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha